En el departamento mendocino de Lavalle se localiza el complejo conocido como Lagunas de Guanacache, cuyos encantos históricos prometen cautivarte y hacerte vivir una experiencia emocionante.

 Estas Lagunas de unas 570.000 hectáreas aproximadamente comparten territorio con las provincias de San Juan, San Luis y Mendoza. Históricamente es una de las regiones húmedas más grandes de la Región de Cuyo. Hace miles de años, las Lagunas de Guanacache permitían y dotaban de alimento a las comunidades Huarpes que habitaron la zona desde 300 d.C. hasta 1550 aproximadamente. Gracias a las lagunas, ellos practicaban la agricultura y la pesca.

El área está conformada por lagunas y bañados que son alimentados por el río San Juan y el río Mendoza. Aquí viven unos 2000 habitantes de raza hispano aborigen llamados comunmente los laguneros (Huarpes).

La fauna del lugar posee una gran diversidad de animales silvestres como los peludos, matacos, gato montés, guanacos, ñandúes, yaguarundí o pumas.

Guanacache no ofrece lujos a los visitantes porque sus habitantes estables, gran parte de los cuales descienden de huarpes y se distribuyen en poco más de cuarenta viviendas, apenas subsisten compartiendo entre todos una cisterna de agua potable, prácticamente no tienen acceso a una señal firme de telefonía celular y deben hacer malabares para que la luz eléctrica les alcance en la vida cotidiana. En esta comunidad, sin embargo, reina la tranquilidad y se respira cultura, dos condiciones que sirven como un gran imán turístico.

Valoración histórica-cultural

Guanacache hoy es un pueblo que cuenta con 44 viviendas y la mayoría de sus habitantes son descendientes de huarpes. Este sitio donde las artesanías y la cría de chivos son los principales medios de subsistencia deja un recuerdo imborrable en quien elige recorrerlo.

Nuestra Señora del Rosario, una antigua capilla de adobe, es el lugar más visitado de Guanacache. Se trata de una iglesia edificada en 1601 que tuvo que ser reconstruida tras el terremoto de 1861 y que, en 1975, fue declarada Monumento Histórico Nacional.

Recientemente, con el objetivo de ayudar a conservar el patrimonio de la región y de fortalecer el turismo, desde la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos determinaron que Guanacache es un Pueblo Histórico Nacional. ¿Cómo no recorrerlo, entonces, si es una tierra ideal para descubrir el pasado, conocer tradiciones y empaparse de cultura?

Si bien todavía no se conocen plazos ni precisiones al respecto, sí se informó que esta comunidad, al igual que otros trece sitios seleccionados en múltiples puntos del país, recibirá un respaldo económico. El monto destinado a todas las puestas en valor, de acuerdo a los datos dados a conocer, es de treinta millones de pesos y saldrá del Ministerio de Cultura de la Nación.

Recuperación de las Lagunas de Guanacache

Desde mediados del siglo XX, las Lagunas de Guanacache sufrieron un proceso de degradación debido a múltiples factores, entre los cuales se destaca la erosión de los suelos lacunares por el manejo inadecuado del agua que llega al sitio desde los ríos tributarios de los oasis aguas arriba.

La deforestación, la pérdida de cobertura vegetal por sobrepastoreo del ganado y la invasión de especies exóticas son otros factores que aceleraron dicho proceso.

La preocupación por esta situación llevó a la creación del Sitio Ramsar Lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero -compartido por las provincias de San Juan, San Luis, Mendoza y la Administración de Parque Nacionales-, con el objetivo de comenzar la restauración de los principales humedales que conforman el complejo, aprovechando el agua residual que llega desde los oasis.

La aparición de largos y verdes juncos, pequeñas plantas acuáticas que pierden su estructura cuando se las extrae del agua, y patos que en bandadas se divisan a lo lejos, son sólo algunos signos de recuperación de una pequeña parte de las Lagunas de Guanacache.

Allí, más precisamente en la laguna Los Chanchos -cercana a los parajes lavallinos El Retamo y El Forzudo-, se lleva adelante desde 2011 el proyecto de conservación y restauración de las lagunas que comparten Mendoza, San Juan y San Luis, declaradas como sitio Ramsar en 1999.

Lo que se buscó fue intervenir en el proceso de degradación de este importante humedal mediante el armado de terraplenes revestidos (vulgarmente conocido como tapones) en las cárcavas, grietas formadas por la erosión retrocedente, que impedían la acumulación de agua.

La acumulación de agua en esa zona del monte de Lavalle está permitiendo, por un lado, recuperar la biodiversidad perdida y, por el otro, mejorar la calidad de vida de los habitantes del lugar, dedicados principalmente a la cría de chivos.

Si te atrae el turismo cultural y tenés ganas de relajarte unos días en un entorno pacífico y en contacto con la naturaleza, andá organizando un viaje a Mendoza, donde Lagunas de Guanacache se está preparando para que, cuando finalmente llegues a este pueblo, puedas descubrir su mejor cara y, pese a las limitaciones, sientas comodidad.

Fuente: Los Andes y Foster viajes
09/12/2017

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.