En dos meses se labraron decenas de actas por incumplimientos de diversa gravedad. La preocupación principal son aquellos colectivos que no pasan por la Terminal de Ómnibus, evadiendo controles

Entre el 20 de diciembre de 2017 al 20 de febrero de 2018 en Mendoza se suspendieron 85 viajes de empresas de transportes de pasajeros y trafics por alguna irregularidad en el transporte, según fuentes oficiales. Las infracciones más comunes son cinturones de seguridad defectuosos, fallas en el martillo de emergencia, luces que no funcionan y hasta neumáticos en mal estado.

La empresa con más sanciones a cuestas es Andesmar, con  más de 30  multas recibidas en dos meses. En ese sentido también esa es la empresa más expuesta porque es la que más servicios tiene. Ese mismo grupo incluye los servicios de El Rápido y Tramat. En segundo lugar está la firma San Juan- Mar del Plata. Entre las empresas que se destacan por su buen desempeño se encuentra Sendas y Del Sur y Media Agua. Por su parte, se destaca Cata que realiza una gran cantidad de viajes pero solo recibió 9 actas durante la temporada de verano.

Sin embargo el riesgo mayor está en los servicios que evaden los controles y no salen desde la Terminal. El delegado de la  la Comisión de Regulación Nacional de Transporte (CRNT) a nivel local, Rubén Corvalán, explicó que su mayor preocupación son aquellos colectivos que no pasan por la Terminal de Ómnibus, evadiendo controles, que suelen trasladar personas de manera irregular sin cumplir con las reglamentaciones técnicas.

La CRNT realizó en Mendoza cerca de 2500 controles; en 85 oportunidades durante dos meses, se produjo la paralización de la unidad hasta tanto regularizaran la falla.

En esta temporada se detectó también una unidad de transportes no autorizadas cuya multa ascendió a $400.000. Fue el caso de un colectivo contratado por una empresa del Valle de Uco que trasladaba pasajeros desde Mendoza y fue detenido en la Provincia de Río Negro.

Corbalán advirtió sobre  “el riesgo que implica este tipo de situaciones ya que a veces superan el número de pasajeros permitidos, o niños van sentados con sus padres sin cinturón de seguridad o personas van paradas porque no tienen asientos; todos esos pasajeros corren un gran peligro”.

La CNRT recordó que, para poder conducir, los choferes necesitan la licencia de la Comisión de Transporte, los cursos obligatorios psicofísicos y la libreta de con sus 12 horas correspondiente de descanso. Es común en temporada alta que las compañías no respeten esas horas de descanso de los conductores y los “obliguen” a manejar. Cuando el ente controlador detecta este tipo de irregularidad, detiene el colectivo hasta que llegue otro chofer con las correspondiente horas de descanso.

En la Terminal de Ómnibus está instalada la unidad de psicofísico que realiza aleatoriamente controles a los choferes. Se les práctica un chqueo médico y psicológico, con control de alcoholemia y de otras sustancias cuando el médico lo indica. Decenas de choferes han quedado desafectados ante la advertencia de fatigo de la sicóloga que los evalúa, otros por consumo de sustancias a quienes se les ha retenido la licencia de conducir.

Las fechas más críticas

Los días cercanos a Navidad y Año Nuevo fueron los más críticos. En esa fecha se registraron muchos servicios con incumplimiento de horarios atrasando el servicio hasta tres horas, lo que irrita y preocupa al pasajero especialmente en esa época del año.

Las fallas más considerables se detectan en los neumáticos, que presentan defectos a simple vista y que al detectarse deben ser cambiados o buscar otra unidad de transporte, también es frecuente que se registren fallas en el tacógrafo- que es el instrumento que mide la velocidad durante el viaje.

Montos de las multas más comunes

Las multas más elevadas están vinculadas a los servicios que se prestan sin habilitación cuya cifra puede alcanzar los $ 400.000.

Mientras que se destacan las siguientes infracciones con sus respectivas multas:

– Incumplir normas de higiene de los vehículos: $6.000

– Estacionar en lugares no autorizados: $6.000

– Violación de servicios: $ 10.000

– Omisión de documentación del conductor- libreta de descanso: $ 18.000

– Falla del tacógrafo para la medición de velocidad $ 12.000

Fuente: Mdz Online
07/03/2018

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.