Nos acercamos a marzo, mes de Vendimia, y “365 Tentaciones”, propone las mejores combinaciones para la bebida provincial por excelencia.

Maridar armoniosamente vinos y comidas invita al disfrute pleno que brinda la buena mesa. Nos acercamos a marzo, mes de Vendimia, y “365 Tentaciones”, programa de promoción del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, propone las mejores combinaciones, con el asesoramiento del chef y sommelier Leandro Carranza, para que el vino y el plato, conservando y exaltando sus propias cualidades, se destaquen y complementen.

 

Malbec: Varietal emblemático de Mendoza. Sin dudarlo, se puede afirmar que el maridaje perfecto con Malbec es el asado argentino. Este vino se presenta muy frutado cuando es joven y muy complejo en su composición cuando ha envejecido en roble nuevo.

 

Malbec Joven, con notas florales típicas, vivaces en boca, y sin paso por roble. Puede maridarse con embutidos y quesos semiduros, carnes a la plancha o grilladas, pastas con ragú o salsas con carne. También con pescados de río.

 

Malbec con maduración discreta en madera (tres o cuatro meses), que da un vino con un cuerpo pleno, aunque sin las complejidades de aquellos que descansaron largamente en barrica. Los risottos con hongos, cordero y las carnes salseadas son una buena opción.

 

Grandes Malbec, con un tiempo en barrica no inferior a 10 meses. Las comidas que incluyan piezas de caza y criadero (ciervo, jabalí, liebre, faisán, codorniz) y las carnes silvestres nativas (ñandú, guanaco, llama) se realzan con estos tintos maduros, complejos y estructurados. También para los guisos con legumbres es un acompañante muy adecuado.

 

Blancos jóvenes: Torrontés; Sauvignon Blanc; Chenin con pescados; carnes blancas; ensaladas. Un Viognier por ejemplo, con trucha o salmón ahumado, ideal.

 

Blancos con crianza: Chardonnay; Semillón; Sauvignon Blanc; Pinot Gris, van muy bien con pollo a la parrilla; mariscos y conejo.

 

Vinos rosados: Syrah; Cabernet sauvignon; salmón a la plancha; pasta con salsa blanca o crema de leche, solomillo de cerdo.

 

Tintos jóvenes: Malbec; Merlot; Tempranillo; Pinot noir; Bonarda con asado; rissotto con hongos; paella; bondiola de cerdo; ojo de bife.

 

Tintos con crianza en roble: Malbec; Cabernet franc; Syrah; Cabernet sauvignon maridan con carne a la olla o carne a la masa; pastas con salsas que contengan carne.

Animales de caza; pastel de chivo; cordero a las llamas

 

Espumantes, demisec: Postres con base de masa. Helado. Manzanas asadas.

 

Fuente: Guarda 14

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.