El enoturismo  vuelve a posicionarse como una atractiva alternativa para aprovechar alguna escapada de finde largo.

Bodegas emplazadas en diferentes regiones de Mendoza conforman un amplio menú de opciones de variadas propuestas, que incluyen degustaciones, visitas, almuerzos o hasta tapeos para disfrutar de la tarde frente a los viñedos.

Hemos seleccionado doce alternativas para todos los gustos pero en los que hay un factor en común: el vino es el gran protagonista.

  1. Bodega Kaiken – Vistalba, Luján de Cuyo, Mendoza 

La bodega de Luján de Cuyo tiene varias propuestas para Semana Santa:

  • Blending Gamea través de este juego de mezcla de vinos, el visitante podrá crear su propio vino descubriendo aromas, texturas y sabores. La idea es que los visitantes “hagan su propio Malbec”,  de diferente terroirs: Vistalba, Agrelo y Vista Flores. Tiene un costo de $300 por persona.
  • Picnic en el viñedo: almuerzo estilo finger food. Según detallan, se trata de un “almuerzo en un formato desestructurado para disfrutar de los jardines y una maravillosa vista de los viñedos y a al Cordón del Plata”. Esta opción gastronómica consta de: una variedad de empanadas, broche de carnes y vegetales, sándwich de panes de campo, olivas y jamón crudo; brusquetas, variedades de tartines y vegetales y postre.
  • Visita a la bodega: Visita guiada por las instalaciones de la bodega.
  • Degustación One of each: degustación sorpresa en la cual todos los días se incluyen  nuevos vinos de las líneas Reserva Terroir Series y Ultra recomendados por el enólogo.  Incluye: degustación de 3 vinos y recorrido por sus viñedos y bodega.
  • Degustación Kaiken Best: en cada paso de la degustación se puede descubrir, aromas y sabores de Terroir Series, Reserva, Ultra, Mai. Incluye: degustación de cuatro vinos incluyendo el ícono Mai y recorrido por viñedos y bodega.
  • Degustación Aventura Malbec: se recorren diferentes vinos Malbec, incluyendo el ícono Mai.  Incluye: degustación de cuatro diferentes Malbec y recorrido por viñedos y bodega.

La bodega está abierta todos los días, incluso fines de semana y feriados, con flexibilidad horaria.

  1. Bodega Norton – Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza 

El reconocido restaurante de la bodega, La Vid, está ofreciendo almuerzos  con un menú especial de cuatro pasos que incluye:

  • Recepción: espumante Brut Rosé.
  • Entrada: Barrel Select Sauvignon Blanc, con empanada de marisco con criolla de cilantro y membrillos de Perdriel.
  • Principal: Reserva Malbec con rotolo de espinacas y ricota artesanal de Godoy Cruz y crema de tomillo.
  • Postre: cosecha tardía con panacota de yogur, manzanas, peras y membrillos asados.

  1. Bodega Chandon – Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza 

El centro de visitas de Chandon abre sus puertas con visitas al sector de viñedos y de bodega incluyendo la degustación de tres espumantes. También ofrece una propuesta de degustación premium en la que se degustan cuatro etiquetas de Chandon y Baron B.

A su vez, el Bistró Chandon ideó un menú especial  que cuenta con cuatro pasos maridado con distintos espumantes e ideado por el chef Matías Gil.

Entre las propuestas del menú figuran un risotto negro de sepia, con mejillones y langostinos al perejil; salmón a la manteca negra puré ratte con aromas a jengibre y hongos, vegetales ácidos y chimi de jarilla y crema de chocolate blanco perfumada con romero, pera pochada y panal de miel con aromas a chañar y algarroba. Estos pasos estarán acompañados con Chandon Extra Brut, Baron B Brut Rosé y Chandon Délice.

  1. Terrazas de los Andes – Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza

Terrazas de los Andes, integrante del grupo Moët Hennessy–Louis Vuitton, es una bodega centenaria. Fue inaugurada en 1999 tras la restauración de una antigua bodega de estilo español ubicada desde 1898 frente al Cordón de Plata, en Perdriel.

“Su centro de visitas permite recorrer la bodega, realizar degustaciones, disfrutar un almuerzo y conocer mucho más sobre el mundo del vino y sobre esta bodega pionera en la elaboración de vinos en altura. Al comienzo de cada hora se iniciará un nuevo recorrido por el lugar. Además, el visitante que lo de desee puede alojarse en Casa Terrazas, la Casa de Húespedes de Terrazas de los Andes, que cuenta con seis habitaciones temáticas que combinan confort y tranquilidad”, detallan desde la bodega.

También tiene una propuesta de degustación Premium, en la que se catan cuatro etiquetas.

A su vez, Noelia Squizziatto, chef a cargo del restaurante de la bodega ideó un menú especial que incluye ensalada de quinoa con frutos de mar, confitura de alcaparras y mousse de queso de cabra; salmón a la plancha sobre crema de berenjena ahumada acompañado de domo de papa, choclo y castañas; semifredo de maracuyá sobre masa brissé, tuile de naranja, ganache de coco y crema helada tropical.

El menú estará acompañado por los vinos Terrazas Reserva Chardonnay 2015, Terrazas Reserva Chardonnay 2015, Terrazas Single Vineyard Malbec 2012 y Baron B Brut Nature.

 

  1. Domaine Bousquet – Gualtallary, Valle de Uco, Mendoza

“Los cultivos orgánicos se desarrollan en armonía con la naturaleza sin uso de ningún producto químico como pesticidas, herbicidas ni fertilizantes. Todas las verduras y frutas son frescas y provienen de la propia huerta orgánica”, destacaron desde la bodega.

De la mano del chef Adrián Baggio, en el restaurant Gaia, se podrá disfrutar de un menú de cinco pasos. Incluye recepción con una copa de espumante, vinos (uno diferente en cada paso), servicio de aguas, café y tour por la bodega.

Los cinco pasos del menú están conformados por: humita ahumada en frasco, ensalada Gaia, ñoquis salteados con frutos de mar (opcional: filet mignon con ñoquis y vegetales salteados), selección de dulces y quesos y, para cerrar, crumble de peras y jengibre con helado de mousse de naranjas con Pinot Gris.

  1. Bodega Andeluna – Gualtallary, Valle de Uco, Mendoza 

Bodega Andeluna acerca un programa pensado para disfrutar en familia, durante algunas fechas especiales, llamado “La Experiencia Andeluna”.

El programa consiste en clases de Cocina para chicos y grandes, degustaciones y diferentes menúes: uno de seis pasos de estación, un menú criollo de tres pasos y un “menú desestructurado” para dos.

  • Clases de cocina: los chicos selaborarán panes, muffins, cupcakes, entre otros. Mientras que los padres realizarán diversas preparaciones en los fuegos o al disco, de la mano del Chef Santiago Orozco Russo. (incluye clase de cocina + almuerzo, degustación de vinos de las líneas Andeluna 1300 y Andeluna Altitud y bebidas sin alcohol).
  • Menú de seis pasos de estación: según detallan desde la bodega, “está pensado para disfrutar de una experiencia que hace honor al concepto de degustar el verdadero acuerdo de platos y vinos. Todo el equipo de Andeluna participa en la concepción de cada propuesta que marcha desde la cocina, desde el chef al enólogo, para ofrecer la mejor combinación a partir de cada paso y cada vino”.

El menú está a cargo del chef Santiago Orozco Russo y es armonizado con seis vinos de la bodega.

  1. Bodega Séptima – Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza

Habrá visitas guiadas, los visitantes podrán disfrutar del programa Atardeceres o disfrutar de un almuerzo en María Restaurant.

Respecto de Atardeceres, destacaron que “es una experiencia que se vive a través de los sentidos. Allí se disfruta de un tapeo elaborado con productos regionales, los vinos y espumosos de la bodega y una vista soñada a los viñedos y la Cordillera de los Andes”.

Para quienes disfrutan del turismo gastronómico, la bodega ofrece un menú de cuatro pasos especialmente diseñado para sus mejores vinos en María Restaurant, lugar premiado en el 2016 como el mejor restaurant de bodegas en el país.

  1. Casarena Bodega y Viñedos – Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza

La bodega propone arrancar la visita con una copa de bienvenida frente a la fachada original del edificio centenario.

Luego, ofrece una recorrida por el viñedo con el objetivo de aprender sobre los diferentes varietales, el sistema de riego original, las características del suelo (calicata) y las particularidades del terroir de Luján de Cuyo.

A continuación, se realiza una visita por el interior de la bodega, donde se pueden ver los diferentes procesos de elaboración y hasta degustar vinos directamente desde los tanques. Ya en la sala de barricas, se podrán catar los vinos de alta gama y aprender sobre la crianza. Durante la visita se degustan cuatro vinos.

La experiencia puede finalizar con un almuerzo de menú fijo de seis pasos maridado con distintos vinos de la bodega que no se degustan durante el recorrido. (requiere reserva previa).

El restaurante de la bodega atiende de lunes a sábado, de 12.30 a 15.00 horas.

La bodega se encuentre abierta para visitas y degustaciones de lunes a sábado, de 10:00 a 17:00 hs.

  1. Familia Durigutti – Las Compuertas, Luján de Cuyo, Mendoza

La bodega, comandada por los hermanos Héctor y Pablo Durigutti, ofrece degustaciones en la antigua bodega que data de 1959, construcción original de 1887. Se trata de un edificio que respeta los cánones arquitectónicos tradicionales y que está rodeada de viñedos.

Se ofrece un tour guiado sin costo en español e inglés. Y para quienes deseen probar los vinos, hay diferentes tipos de degustación en una cava especialmente pensada para disfrutar de los vinos en sus mejores condiciones:

  • Clásicos: visita + degustación de tres vinos varietales clásicos Durigutti-Lamadrid.
  • Reserva: visita + degustación de dos vinos varietales clásicos + un varietal reserva Durigutti / Lamadrid.
  • Alta gama: visita + degustación de un varietal clásico+ un varietal reserva + un línea especial de Durigutti / Lamadrid.

La bodega está abierta los días de la semana, de lunes a viernes en el horario de 9.30 a 17 y los fines de semana de 9.30 a 15 horas.

  1. Susana Balbo Wines – Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza

Susana Balbo Wines ofrece una amplia gama de actividades donde la degustación de vinos y los sabores de la gastronomía confluyen en propuestas interesantes. Todas las experiencias turísticas de la bodega son atendidas por guías en idioma inglés, portugués y español.

  • Visita a la bodega: durante la visita a la bodega, cava y finalmente en la degustación, se enfatizan las diferencias de elaboración de las distintas gamas en cuanto a estilo, criterios utilizados en el tratamiento del viñedo (capacidades por hectárea, momentos de cosecha, etc.), distintos procesos de elaboración y finalmente el uso del roble para entender sus diferencias de estilo y precio.

“La visita en Susana Balbo Wines es una experiencia didáctica, entretenida y con contenidos especialmente seleccionados para comunicar la filosofía de la bodega respecto a la elaboración de sus vinos y sus marcas. El objetivo es que el visitante finalice su experiencia habiendo adquirido conocimientos que pueda aplicar posteriormente como consumidor”, detallan.

En paralelo, Susana Balbo Wines ofrece cinco degustaciones a elección de cada visitante:

  • Experiencia “descubriendo el maridaje”: los visitantes tendrán la oportunidad de degustar cuatro vinos de todas las líneas con cuatro sabores diferentes, para descubrir si la unión de cada vino con cada sabor es armónica o un maridaje por contraste.
  • Experiencia “blend art”: se basa en la interacción y el entretenimiento. El desafío de un enólogo, la creación mediante la combinación de distintos varietales resultando en una obra de arte, un vino de corte. Se da la bienvenida con una copa de vino para luego realizar la visita a la bodega finalizando con la creación de un blend. Se les entrega a los visitantes tres botellas de distintos varietales junto con un descriptivo de sus características y lo que aportarían para definir un estilo. A su término, deberán idear un nombre para el vino creado con su concepto de marca, mientras que se degusta una copa de BenMarco Expresivo o Brioso.

Además, la bodega ofrece picnics en el Espacio Críos. Para los que buscan una opción más relajada, se ofrecen mantas y almohadones para disfrutar del jardín y la gastronomía en formato picnic, junto al paisaje de viñedos y el imponente Cordón del Plata.

  • Tragos con vino: la bodega creó una experiencia en la cual se degustan tres vinos y tres tragos que se realizan a base de estos varietales. La secuencia es degustar el vino y después el trago que se servirá para encontrar las características del varietal en el trago.
  • Degustación Susana Balbo Wines: se degustan tres vinos, de la línea Críos, Benmarco y Susana Balbo.
  • Degustación Susana Balbo Wines alta gama: se catan cuatro etiquetas (Benmarco, Susana Balbo, Expresivo y Brioso).

También se ofrecen diversas propuestas gastronómicas:

  • Menú maridaje de tres o cinco pasos en el restaurante Osadía de Crear: para crear el menú y determinar los maridajes es muy importante la participación de Susana Balbo, del gerente general de la bodega, Edgardo del Pópolo y del equipo enológico conformado por José Lovaglio y Gustavo Bertagna.
  • Clases de cocina: dentro de la propuesta turística y gastronómica de Osadía existen dos temáticas para clases de cocina.
  • Manos a la Masa: clase de cocina fusión ítalo-argentina donde se explica la influencia de la cultura italiana no sólo en la vitivinicultura sino también en la gastronomía. Las recetas a elaborar son: panes de campo, pizzas caseras al grill, pasta con dos tipos de salsas a elección. Los vinos que acompañan la clase son a elección del visitante.
  • Argentina Sin Secretos: el objetivo es enseñar distintas técnicas de fuego: brasas, horno a leña, discos, tupiña, llamas, hilo y caja de hierro. Incluye la simbólica experiencia del mate con su respectivo lenguaje y tradición. La clase se realiza en Osadía Grill. Los vinos que acompañan la clase son a elección del visitante.

  1. Bodegas Bianchi – San Rafael, Mendoza

Para esta temporada 2017, Bianchi ha diseñado las siguientes propuestas:

  • Degustaciones en “La Cúpula”: esta actividad propone la experiencia de disfrutar de un exclusivo paseo por las instalaciones de la champañera y conocer el proceso de elaboración de los vinos, a cargo de un sommelier de la bodega.

El paseo finaliza en el espacio más íntimo del corazón de la gran bodega, “donde conducen los pasajes subterráneos, la energía fluye desde el vitraux del techo en la bóveda circular y el silencio aporta el carácter místico del lugar”, detallan. Allí se realiza una degustación especial junto a los mejoresexponentes de la bodega y acompañar el cierre de esta propuesta con una copa de espumante, método champenoise. Esta actividad incluye un beneficio adicional de 15% de descuento para compra de vinos en el showroom.

  • Visitas guiadas: sin reserva previa, cada media hora y bajo la orientación de guías especialmente entrenados en el proceso de elaboración del vino, los visitantes comienzan el recorrido de la uva desde su ingreso hasta su guarda en las cavas de la bodega. Molienda, técnicas y procesos. Incluye visita a la sala de tanques de acero inoxidable, pasillos subterráneos con botellas en reposo donde “crece el vino” forman parte del recorrido.
  • Picada Bodegas Bianchi: los visitantes pueden solicitar una tabla compuesta por carnes exóticas ahumadas, elaboradas con recetas exclusivas: salmón, ciervo, jabalí, ñandú y quesos ahumados en frío. Incluye 2 copas de Famiglia Bianchi.

Otras opciones con reserva previa:

  • “I vigneti in bicicletta”: consiste en un recorrido en bicicleta. Con un cupo máximo de 6 personas, todos los días se lleva adelante una entretenida visita que comienza en la bodega, luego se visitan los viñedos, terminando con una degustación de la línea Famiglia.

Atención al público: lunes a sábados de 9.30 a 17:30hs, cada media hora. Domingos (Fin de semana largo y/o Temporada alta) de 10.30 a 17:30hs, cada media hora. Visitas guiadas: lunes a sábados de 9.30 a 16:45hs, cada media hora. Domingos (Fin de semana largo y/o Temporada alta) de 10.30 a 16:45hs, cada media hora. La bodega está ubicada en Ruta 143 y calle Valentín Bianchi, San Rafael.

  1. Bodega Goyenechea – Villa Atuel, San Rafael, Mendoza

En esta Semana Santa, “Finca La Vasconia los recibirá para conocer un centenario establecimiento, su antigua capilla, los árboles majestuosos y diferentes recorridos para interiorizarse en su rica historia, los procesos de vinificación y guarda, para luego disfrutar de una copa de sus vinos en la cálida sala de degustación, un lugar especialmente preparado para recibir visitas”, explican desde la bodega.

Allí también se ofrecen picadas regionales, meriendas, degustaciones con delicatessens o simples refrescos, para un momento más que agradable, paseando entre viñedos.

Fuente: Vinos & Bodegas iProfesional

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.