El centenar de CEOs reunidos en Buenos Aires elogió la transformación encarada por el Gobierno argentino y a ese compromiso le sumó la promesa de acompañar el esfuerzo con cerca de US$ 2.000 mil millones en inversiones.

Frases como “Macri es un verdadero líder para nuestra industria”, pronunciada por el CEO de Hilton, Christopher Nassetta; o “Hace tres o cuatro años nadie asociaba a Argentina con Turismo y hoy todo el mundo está en Buenos Aires”, dicha por el propio secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili; hasta “En los últimos 12 años Argentina estaba cerrada y los inversionistas preocupados. Hoy el país está de moda y los empresarios entusiasmados con la transformación”, dicha por la CEO del WTTC, Gloria Guevara; revelan sin dobleces el respaldo político que el mundo de los negocios le ofrece al actual gobierno nacional.

Como dijo el exprimer ministro español, José María Aznar, la comunidad internacional sigue con expectativa la “labor histórica” de Macri y “deseamos verlo triunfando y con una Argentina exitosa”.

 

LA BILLETERA

 

A ese clima particular, palpable en la 18ª Cumbre Mundial del Consejo Mundial de Viajes (WTTC) en Buenos Aires, se sumó la promesa de acompañar el compromiso político con la billetera. Fue el propio CEO de Hilton, uno de los 103 capitanes de la industria que se dieron cita en Puerto Madero, quien anunció a Mauricio Macri (presente en la apertura) que en el plazo de 1 a 5 años 15 empresas líderes invertirán un total de US$ 1,9 mil millones en el sector y crearán un estimado de 300 mil puestos de trabajo.

Consultado por este medio, Guevara dijo que se trata de inversiones confirmadas en hoteles, tecnología, cruceros y aerolíneas. De hecho, amplió que hay otras 30 compañías que también expresaron interés en desembarcar o ampliar sus inversiones en el país (ver recuadro).

Pero los anuncios de inversiones de la semana pasada no se limitaron al listado del WTTC.  También hubo reuniones mano a mano de empresarios con Macri y su gabinete exteriorizando planes bastante más concretos para el corto plazo. Globalia y American Airlines son algunos de ellos (ver recuadros).

 

LA PALMADA POLÍTICA

 

La condición de huéspedes amables para con su anfitrión o la millonaria cifra desembolsada por el Gobierno argentino para ser sede y organizar la 18° Cumbre de el WTTC no terminan de explicar el “fanatismo” de los capitanes de la industria para con Macri y su histriónico ministro de Turismo, Gustavo Santos.

A lo largo de la Cumbre quedó en claro que la respuesta a la incógnita es más geopolítica. Hay un fundado y creciente temor a que frente a las consecuencias de la actual transformación económica global (desempleo, aumento de la desigualdad y pauperización de las condiciones de vida de las poblaciones) los países profundicen salidas “populistas” de corte nacionalista y proteccionista. Los emergentes de esto son Donald Trump, el Brexit y también Vladimir Putin. Y el temor es que se empiece a coartar la libertad de comercio y luego de movimiento, con el impacto que esto significaría para el turismo.  El profesor de Transformación Global de la Escuela de Relaciones Internacionales de Madrid, Manuel Muñiz, explicó que el estancamiento económico, seguido del pesimismo de la población ha llevado “a los bárbaros a la puerta del sistema”. El académico advirtió que esto revela no sólo la debilidad del régimen liberal, sino también del comercio internacional y una creciente pérdida de confianza en la democracia.

¿Qué tiene que ver la figura del presidente argentino con ese panorama? “El hecho de tener a líderes como Emmanuel Macron (Francia) o Macri es una oportunidad para generar riqueza con un orden liberal”, explicó Muñiz (la próxima edición ampliará su mirada en un reportaje exclusivo).

De hecho, cuando el WTTC reconoció el miércoles pasado a Macri como el primer líder mundial de viajes y turismo lo hizo “por su claro mensaje de que, después de muchos años de políticas proteccionistas, Argentina está más abierta que nunca a las oportunidades de negocios, un paso positivo para el turismo”.

En ese sentido, tanto Santos como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, entendieron que con mensajes aperturistas se pondrían a los empresarios en el bolsillo. “Todavía estamos en proceso de apertura, que creemos que es clave tanto como la cooperación. Porque, en definitiva, estamos convencidos de que el discurso del miedo tiene más que ver con una crisis de transformación política que económica”, señaló Peña. La jornada anterior Dietrich había ofrecido otra alocución similar: “El mundo se ha convertido en un lugar impredecible. Argentina trabaja para que siendo uno de los más impredecibles eso empiece a cambiar”.

 

Los nombres de los inversores

 

A pedido de este medio, el WTTC hizo llegar una copia de las 15 compañías miembros de la entidad que tendrían proyectos de inversión confirmados en el país de aquí a cinco años. Hay compañías directamente identificables como turísticas y otras -como Coca-Cola o IBM- que habrá que esperar más detalles para comprender en qué sector desembarcarán con su capital. Del listado lo primero que llama la atención es la diversidad: hay solo dos cadenas de hoteles (Accor y Hilton), dos empresas de servicios financieros (Global Exchange y Global Leisure), una compañía de buses turísticos (City Sightseeing), un proveedor de tecnología (Amadeus), una rentadora (Hertz), dos agencias (una corporativa como Carlson Wagonlite y otra de alta gama como Journey México), una consultora (Deloitte), un proveedor de servicios de pago (Visa) y un operador y transportista (Grupo Juliá).

Además, según el WTTC, otras 30 compañías expresaron en los últimos días intenciones de analizar inversiones en el país. Ahí sí aparecen más apellidos directamente identificables con la industria, como la naviera Silversea, distribuidores de alojamiento como Hotelbeds y Airbnb, aerolíneas (Emirates y United), dos cadenas de hoteles (Meliá y Marriott), entre otros proveedores.

 

Globalia le oficializó a Macri inversiones por US$ 80 millones en Iguazú

 

Directivos de Globalia se reunieron en Olivos con el presidente Mauricio Macri y los ministros Guillermo Dietrich y Gustavo Santos para oficializar  un plan de desarrollo del hólding español en Iguazú, Misiones.

Por un lado, el director ejecutivo del grupo, Javier Hidalgo, le informó al mandatario argentino que la compañía aérea de Globalia, Air Europa, iniciará -se espera que antes de fin de año- vuelos directos entre las ciudades de Iguazú y Madrid. La idea es operar el destino con dos frecuencias semanales y conectar tendrán conexión con otros 52 destinos europeos a partir de la alianza que tienen con Ryanair.

Por otra parte y para apoyar esa operación, Globalia anticipó que invertirá US$ 80 millones en los próximos 12 meses para gestionar dos cinco estrellas en Iguazú (uno a construirse y el otro recientemente inaugurado). Ambos establecimientos, que suman 300 habitaciones, serán operados bajo la marca Be Live Hotels y en la modalidad all inclusive.

La estrategia contempla, además, que Halcón Viajes y Viajes Ecuador, la red de agencias de viajes con más de mil puntos de venta en España, ponga en la vidriera a Iguazú como destino estrella a lo largo de todo el año.

De la reunión también tomaron parte el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, y el senador nacional por esa provincia, Humberto Schiavoni.

Fuente: Ladevi
23/04/2018

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.