En tiempos donde muchos hoteles han cerrado sus puertas como consecuencia de la pandemia y otros aún no se pueden recuperar, surgen algunos emprendimientos que desafían el contexto y apuestan al turismo extranjero o al menos a que la situación se va a revertir pronto. Y este es al atípico caso de un lujoso lodge que abrirá sus puertas en una bodega de Tupungato antes que termine julio.

Es que los alojamientos de calidad en medio de viñedos y del paisaje cordillerano, proliferan en Mendoza. Siguiendo con esta tendencia, Domaine Bousquet, la bodega orgánica de Gualtallary, Tupungato, inaugura su lodge boutique con siete lujosas habitaciones, el 31 de julio, sumando así una nueva opción de hospedaje para los que gustan de la naturaleza y el enoturismo.

Este nuevo emprendimiento se suma al bistró que tiene la bodega, y comparte el mismo nombre: GAIA (Diosa griega que personifica a la Tierra).

El lodge -de diseño arquitectónico en el que predominan las líneas rectas, construido con materiales simples como ladrillo visto y hormigón- está integrado por tres plantas: la recepción y dos departamentos ideales para familias, en la planta baja; los espacios donde se realizan las actividades sociales como el restaurante, livings y zona de lectura en el primer piso; y en el segundo piso consta de cinco suites con vista a la montaña, con balcones orientados hacia el oeste y todas con baño privado.

Con sello propio

El estilo de los espacios comunes es kitsch, alegre y colorido. Se combinan texturas, estampados y objetos llamativos, antiguos y modernos. “La decoración se trabajó con un papel hecho exclusivamente para el lugar, con los motivos de las etiquetas de los vinos de la bodega, especialmente de la línea GAIA: flores y mariposas en una escala importante. Estos espacios son el restaurante – donde la cocina está integrada al espacio, pero separada virtualmente por una barra de bar con banquetas, que permite una situación más informal y relacionada con el personal-, dos livings para relajarse y una zona tranquila para lectura”, describieron fuentes de Domaine Bousquet.

Como parte del proyecto, se diseñó una estructura metálica, externa al edificio, para alojar un ascensor panorámico desde el cual se disfruta de las vistas del paisaje, durante el recorrido. A esto se agrega una escalera que permite llegar a los viñedos directamente desde las habitaciones.

Gastronomía y Turismo

El flamante restaurante del GAIA Lodge ofrece desayunar, almorzar o merendar, y cuenta con un menú a la carta con opciones ligeras y sencillas. El horario de la cena está disponible únicamente para que los huéspedes puedan relajarse en un entorno rodeado de naturaleza. Cuenta con un sector interior y otro al aire libre.

La bodega cuenta además con degustaciones, visitas guiadas y actividades al aire libre. Instagram: @domainebousquetarg

Fuente: Mendoza Post – por Patricia Losada
30/07/2021