Extensos valles de altura, interrumpidos por algún solitario refugio de montaña. Las imponentes paredes de roca. Los irregulares picos entrecortados por los mantos blancos de los glaciares.

 

Cuando ya parecía que la temporada de verano 2019-20 estaba perdida, una resolución del gobierno de la Provincia de Cordillera, de la Región Metropolitana de Chile, levantó la prohibición de usar el Paso del Portillo de Piuquenes, permitiendo así que se pueda usar este paso internacional, transitado especialmente por turistas, que hacen el trekking que une Tunuyán, en Mendoza, con el Cajón del Maipo, en el vecino país, luego de seis días de travesía por una de las seis rutas sanmartinianas, usadas por el Ejército Libertador.

El paso se encontraba cerrado desde junio del año pasado, cuando hubo un accidente del lado chileno debido al desprendimiento de rocas en la zona del embalse del Yeso, a pocos kilómetros de la ciudad de Santiago. La gobernadora de la provincia trasandina cerró el paso peatonal y vehicular del camino (ruta G455) que llega hasta el Paso del Portillo de Piuquenes, en el límite con nuestro país, hasta que no se hiciera un profundo estudio sobre la seguridad del camino.

 

Ruta histórica

Cuando el general San Martín ya se aprestaba a realizar el cruce de la cordillera desde Mendoza para liberar Chile, ideó varias maniobras de distracción con la idea de dispersar al ejército realista del vecino país, y ocultar por donde pasaría el grueso de sus tropas. Para ello, le pidió al capitán de caballería José León Lemos, comandante del Fuerte San Carlos, que le diera el nombre al actual departamento del Valle de Uco, y que fuera la frontera con el indio.

En septiembre de 1816 Lemos recibió la orden de San Martín para marchar con el efectivo que constituía la guarnición del mismo (25 blandengues) y se estableciera en el valle de Los Chacayes, camino al paso del Portillo. Aprovechando que en noviembre, con el deshielo, se iniciaba el tráfico entre Mendoza y Santiago. El destacamento fronterizo fue reforzado con 30 milicianos del regimiento de milicias de San Carlos, con dos oficiales.

La primera comunicación recibida por San Martín estaba fechada el día 7 de febrero en Peñón Rajado, en las proximidades de la Laguna Negra sobre el Cajón del Río Yeso. Allí se comunicaba que ese mismo día, se había tratado de sorprender a la Guardia de San Gabriel (realistas) y que fracasó en el intento a causa de un temporal. La guardia realista había abandonado el puesto dándose a la fuga.

Habiendo cumplido la misión principal: Hacer creer al enemigo que se trataba de la verdadera invasión, Lemos se retiró. Luego acampó en Los Piuquenes (territorio chileno) y posteriormente se unió a San Martín, entre el 8 y el 11 de febrero, para participar de la batalla de Chacabuco, el 12 de ese mes.

 

Una excursión tradicional

Varias empresas mendocinas ofrecen la travesía a caballo o caminando desde el Manzano Histórico, en Tunuyán (ruta provincial 94), hasta San Gabriel, en Chile, la que se realiza en seis días, superando una altura máxima de 4.300 metros, en el llamado Portillo Argentino, sobre el Cordón del Portillo, para luego descender al valle del río Tunuyán, y volver a trepar la Cordillera Principal, donde está el mencionado paso fronterizo de Piuquenes. Ya en territorio chileno, se desciende hasta el Parque del Yeso, donde está el embalse y existen unas afamadas fuentes termales.

Los viajeros se ponen en total contacto con una naturaleza virgen e impactante, como es la de la cordillera de Los Andes. Todo está quieto, como en un cuadro, siendo nosotros los principales protagonistas de esa pintura.

La idea es adentrarnos en plena cordillera ascendiendo por un valle y cruzando la mismísima Cordillera de los Andes por el mismo lugar por el que lo haya realizado uno de los ejércitos del Gral San Martin hace ya mas de 200 años…Una experiencia que no se olvida tan fácilmente.

 

Esta ruta es un sendero patrimonial: fue camino de los arrieros que vendían ganado en Chile en la época colonial. Los indígenas también lo usaban para negociar con los araucanos chilenos. San Martín echó mano de él para despistar a sus adversarios en la Gesta Libertadora y volvió por sus senderos con la independencia ya en sus manos. Darwin habló maravillas de la travesía que realizó por estas montañas en 1835. Y hasta hoy, no hay quién lo visite y no quede extasiado con sus paisajes de quebradas, valles, vertientes, humedales, glaciares y picos. 

 

Entrenamiento

Para concretar el Cruce debimos cumplir un programa de entrenamiento en montaña con el propósito de lograr una adecuada aclimatación. Además de un buen estado físico que nos permita disfrutar plenamente de la inolvidable travesía.

 

Datos sobre el Cruce de los Andes

  • Transcurre dentro de las 314.600 hectáreas del Área Natural Protegida Manzano Histórico – Portillo de Piuquenes ubicada en el departamento de Tunuyán, provincia de Mendoza.
  • Caminaremos por las mismas sendas que recorrieran Huarpes, Jesuítas, Baqueanos, la columna del Ejército Libertador al mando del Capitán Lemos en 1817, José de San Martín a su regreso a la patria en 1823 y Charles Darwin en 1835.
  • Atravesaremos la Cordillera de los Andes CENTRALES, a través de la cordillera FRONTAL (Portillo Argentino 4.380 m.s.n.m.) y de la cordillera PRINCIPAL (Portillo de Piuquenes 4.043 msnm).
  • Observaremos los cerros y glaciares del Mesón San Juan o Nevado de Piuquenes de 6.012 m.s.n.m. y Marmolejo 6.100 m.s.n.m. (el 6.000 más austral de la cordillera de los Andes).
  • Cruzaremos el generoso Río Tunuyán que es el encargado de regar los viñedos y chacras de gran parte del Oasis Valle de Uco y del este mendocino.

 

Fuente: UNO por Raúl Adriazola y Cruceandescaminando

 

Artículos Relacionados