El proyecto del diputado Closs recibió media sanción casi por unanimidad, incluyendo el voto de Cambiemos y el Frente para la Victoria. Además, según el legislador de Misiones, tiene el guiño del Ministerio de Turismo. La norma le permitiría al Poder Ejecutivo establecer hasta tres feriados o días no laborables por año. O sea, sería el Gobierno el que definiría si serán tres, dos, uno o ninguno, si serán de cumplimiento obligatorio o a voluntad del empleador (con lo que implica en el encuadre remunerativo).

Por abrumadora mayoría (152 votos positivos contra uno sólo negativo), la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto del misionero Maurice Closs de reordenamiento del régimen de feriados y fines de semana largos.

Si bien la iniciativa no modifica la cantidad, aspira a ordenar en forma clara el criterio de movilidad: los trasladables que coincidan con los martes y miércoles se moverán al lunes anterior y los que caigan los jueves y viernes serán trasladados al lunes siguiente. Hasta ahí no hay cambios.

La auténtica novedad (en realidad retoma parcialmente el criterio vigente hasta este año) es que faculta al Poder Ejecutivo a establecer hasta tres días feriados o no laborables por año (ver recuadro), que deberán aplicarse los lunes o viernes.

De aprobarse la iniciativa, el Gobierno tendría que definirlos 50 días antes de la finalización del año calendario.

Por ejemplo, como explicó el propio autor de la medida, en 2018 el 1° de mayo será martes, de manera que el Ejecutivo podría fijar como feriado turístico el 30 de abril y así obtener un finde XL de cuatro días. «Este año, al ser inamovibles, el 25 de mayo (fue jueves) y el 20 de junio (martes) no hubo fines de semana largos. Consecuentemente, se despidió mucha gente y disminuyeron los puestos de trabajo», argumentó el diputado Closs.

CONSENSO AQUÍ Y ALLÁ.

Antes de proseguir con los detalles de la propuesta y el intenso debate al que dio pie (la grieta se coló también en la discusión), es necesario describir la red de consensos tejida en torno al proyecto, para así entrever las chances o no de su efectivización. Por el lado del empresariado turístico es obvio el apoyo, y así lo expresaron la CAT y la Faevyt en sendos comunicados.

A nivel legislativo no pareciera haber dudas de que la iniciativa obtendrá sanción por parte del Senado. Por varias razones.

En primer lugar porque vale recordar que en marzo la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo rechazó el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) por el cual el Gobierno Nacional eliminó los recesos de cuatro días pensados para el turismo. Con lo cual, ante el limbo legislativo de los feriados, en el recinto hay dos opciones: ratificar ese dictamen (un trámite larguísimo, equiparable a la aprobación de cualquier ley) o que la Cámara baja confirme la media sanción de Diputados. Media sanción que además viene con el respaldo todos los bloques, desde el kirchnerismo, pasando por el massismo y hasta el oficialismo. Un apoyo tal que hizo que la propuesta de Closs lograra no sólo la aprobación, sino que ese mismo día -un rato antes- hubiera recibido los dos tercios necesarios para saltarse el reglamento y ser tratada sin haber pasado por las comisiones.

Pero no sólo se trata del recorrido, sino de que en el Senado se siente más la presión de muchas provincias para que vuelvan los feriados.

En realidad la verdadera inquietud pasa por saber qué hará el Ejecutivo. Desde antes de asumir, el actual Gobierno ya tenía entre ceja y ceja los feriados turísticos. Sin ir más lejos, en el proyecto que había enviado a fines de 2016 al Congreso (antes de que decidiera salteárselo y avanzar por Decreto) manifestaba su inflexibilidad: «Los resultados no han sido los esperados», apuntaba el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en el mensaje que acompañaba al proyecto, que se contradecía con las posturas previas de las carteras de Turismo nacional y provinciales: «Los viajes por turismo en el país no se han visto incrementados desde su dictado (del decreto 1.584 de 2010) y, además, los feriados con fines turísticos han afectado a gran cantidad de pequeños y medianos comerciantes que sufrieron pérdidas económicas y competitivas de significativa importancia, viéndose impedidos de cubrir sus costos».

¿Puede el Gobierno dar marcha atrás luego de haber cruzado el Rubicón sectorial? Aparentemente sí. Al menos así lo manifestó el propio Closs para convencer a sus colegas de no hacerle modificaciones al proyecto: «Esto es algo que también lo trabajamos con las autoridades del Ministerio de Turismo y con el Consejo Federal. Nos parece que tal cual está redactado tiene la posibilidad de obtener sanción en el Senado y la promulgación por parte del Ejecutivo».

En realidad tampoco sorprende demasiado. Era sabido que el ministro de Turismo, Gustavo Santos, venía hablando el tema con legisladores. Sin ir más lejos, hace menos de dos meses, durante una visita a Mar del Plata, anticipó que el Gobierno impulsaría algunas modificaciones en el régimen de feriados con la intención de favorecer a la actividad turística: «Lo hemos conversado y he dicho que este es un tema que vamos a trabajar en diálogo con el Poder Legislativo».

Sin ir más lejos, el diputado del bloque Cambiemos, Sergio Sánchez, le dio vuelo al proyecto: «Cambiemos no es un grupo político mezquino. Hemos reconocido que la iniciativa del diputado Closs podía sintetizar lo que nosotros necesitábamos como política de Estado en materia de feriados».

Resumiendo, el Senado y el Ministerio estarían en el bolsillo de la ley de Closs. ¿Lo estará el presidente Macri? Hoy es imposible anticipar si vetará o promulgará la ley, aunque por lo expuesto el pronóstico parece favorable. Pero lo cierto es que no sería la primera vez que el sector sufre una derrota política en estas arenas. Justamente cuando el Gobierno decidió avanzar unilateralmente con la eliminación de los feriados turísticos lo hizo sin escuchar el pedido de las provincias, que a fines de octubre (junto con la Cámara Argentina de Turismo y el propio coordinador del CFT por el MinTur) firmaron una Declaración donde ratificaron la importancia de los denominados fines de semana largos.

Fuente: Ladevi
18/09/2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.