Area Natural Protegida en Uspallata y Polvaredas

Uspallata - Mendoza

Representantes de los pobladores ofrecerán detalles de la propuesta a los legisladores de la Comisión de Medio Ambiente. En 2009, los habitantes de Uspallata lograron que el proyecto que habían formulado para crear un área natural protegida que incluya esta localidad y la de Polvaredas llegara a Legislatura, pero nunca fue tratado.

A principios de este año fue presentado nuevamente, con el aval de dos legisladores, y pasó a la Comisión de Ambiente, Urbanismo y Vivienda, en la que será analizado. El autor original de la propuesta y algunos pobladores de Uspallata detallarán la importancia de que se preserve la zona

Federico Soria, quien defiende esta idea desde hace más de 20 años, resume el motivo principal para que se apruebe el proyecto: quedaría protegido el único tramo de la cuenca del río Mendoza que no ha sido preservado hasta ahora. Es que los parques provinciales Aconcagua, Tupungato y Cordón del Plata amparan el resto de la principal fuente de agua no sólo de los pobladores de la montaña, sino del Gran Mendoza. Eugenia Segura, quien vive en Uspallata, agrega que gracias a esto los productores del lugar y de aguas abajo podrían certificar sus productos -frutas, verduras, carnes, vinos- como de origen protegido, lo que les permitiría llegar a mercados internacionales que lo demandan. Asimismo, señaló que el proyecto no sólo apunta a la preservación ambiental, sino también al cuidado de la riqueza paisajística, arqueológica, histórica y cultural de la zona, por lo que se podrían potenciar los servicios turísticos y ofrecer fuentes de trabajo a los lugareños. Este último planteo pretende refutar uno de los motivos por los que algunos defendían el proyecto minero San Jorge. Esto es, la creación de empleos para la población de Uspallata. Y particularmente ahora, en el contexto del reciente viaje de funcionarios y legisladores a Macedonia, donde los capitales rusos que adquirieron hace poco el emprendimiento desarrollan explotaciones mineras. En 2009, cuando la audiencia pública mostró la oposición social y el gobierno decidió no otorgar la Declaración de Impacto Ambiental, estaba en manos de la canadiense Coro Mining. El proyecto de creación del Área Natural Protegida Uspallata – Polvaredas contempla la conservación de unas 400 mil hectáreas. En 100 mil de ellas, que corresponden a tierras fiscales, se plantea que se cree un parque provincial. Y en las otras 300 mil, que están en manos de privados, se propone la figura de reserva de paisaje protegido, con lo que los propietarios podrían seguir desarrollando sus actividades tradicionales, mientras no impacten en el entorno. Federico Soria, quien es guardaparques en Bariloche pero llegó a ocupar el cargo de Coordinador de Áreas Protegidas de la provincia, ideó la propuesta en 2005 para su tesis en la Licenciatura en Turismo. –

FUENTE: Los Andes

18/09/14