A dos meses de estrenar la campaña invernal aún hay mucha incertidumbre. Sin embargo, ya se planean túneles sanitarios, distanciamiento social de 2 metros y ventas online.

A pesar de que sólo faltan dos meses para que se inaugure, como todos los años, la temporada de esquí en Sudamérica. Hoy en día no hay ninguna certeza de que los centros invernales de Argentina y Chile vayan a abrir.

Desde la Cámara Argentina de Esquí y Montaña aseguraron que pese a no saber si realmente se concretarán las aperturas, se están preparando protocolos sanitarios para el invierno. Lo mismo en Chile, donde los centros de esquí a nivel nacional ya trabajan para lo que podría ser una apertura de sus andariveles.

Argentina tiene un muy alto volumen de esquiadores extranjeros, principalmente brasileños, a los que seguramente no se los espera este invierno. Pero también selecciones nacionales y clubes europeos y norteamericanos, que tampoco consideran que puedan arribar a las montañas del país. Así que desde la Cámara Argentina de Esquí y Montaña se alienta a trabajar para captar a un mayor número de visitantes nacionales, ya sea esquiadores como turistas que quieran disfrutar de la nieve sin subirse a las tablas.

“La idea de abrir está. De hecho, se está armando un protocolo de funcionamiento que tendrá que estar homologado por el municipio, la provincia y la Nación”, aseguró Pablo Torres García, presidente de la cámara que reúne a los principales centros de esquí como La Hoya, Catedral, Chapelco, Castor, Las Leñas, Cerro Bayo y Caviahue.

Dicho protocolo, que está en plena fase de elaboración, incluirá cómo deberán trabajar los comercios, la toma de temperatura a los turistas, como reaccionar en caso de fiebre, cómo se organizarán las filas en los remontes mecánicos y o como deberá subirse a ellos, entre otras cuestiones.

De todas maneras, tal como rige en cada actividad del país, la decisión será gubernamental y sanitaria.

Fuente: Mdz Online
30/04/2020