La primera reunión formal del Consejo Administrativo de Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA), En la asamblea del CFT en Paraná, fue la primera reunión formal del Consejo Administrativo de Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA), que hace poco recibió el guiño de la IGJ. Está conformado por tres representantes del MinTur, tres del CFT y seis de la Cámara Argentina de Turismo (CAT).

La idea del ICTA es tan vieja como la propia creación del sistema de calidad. Sin embargo, nunca pudo salir del pantano del debate sobre cuál sería su formato jurídico y su conductor. Durante mucho tiempo se analizó si no tendría que asumir la forma de un organismo autárquico (algo como el Inprotur) bajo el ala del MinTur. Pero la idea de embarrarse con un proyecto de ley en los vericuetos del Congreso era resistida por los funcionarios del área.

Así fue como en 2013 en un par de reuniones los abogados de ambas partes (MinTur y CAT) presentaron una terna de propuestas de formatos jurídicos y se terminó acordando que el ICTA sería una fundación y se definieron sus estatutos como una entidad civil de constitución mixta. En la práctica implicará una suerte de cogestión de las herramientas de calidad, donde el Estado aportará recursos, al menos hasta que la fundación se asegure su propia sustentabilidad. “Como en otros institutos similares al principio es el Estado quien pone los fondos. Pero la idea es generar un nuevo sello, fuerte. Y a medida que crezca la marca van a haber ingresos. El I Instituto de Calidad Turística español empezó así y hoy la mitad de los fondos son autogenerados”, explicó Alejandro Sans, vicepresidente 2° de la CAT y directivo del ICTA. Según el dirigente, ahora viene el trabajo fino de definir las reglas y el funcionamiento. O sea, si se desarrollan o importan normas, el sello, y si actuará como organismo certificador (en principio no sería así).

Fuente: Ladevi
17/03/2015

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.