La Fehgra insistió en que la viabilidad de muchos establecimientos está en juego por los aumentos de las tarifas de los servicios públicos en un contexto de falta de rentabilidad y competitividad. Le pidieron al Gobierno que, si piensa al turismo como uno de los motores en la generación de empleo, “planiique la adecuación a los nuevos escenarios sin poner en riesgo la actividad económica”.

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (Fehgra) participó como uno de los 373 “exponentes” –al cierre de esta edición esperaban su turnoen la Audiencia Pública convocada para analizar los incrementos provisorios en las tarifas de gas, que estarán vigentes hasta la aprobación definitiva de los cuadros resultantes de la Revisión Tarifaria Integral.

La entidad designó como representante al especialista Guillermo Federico Franke, quien elaboró a pedido de la Fehgra un estudio de impacto en los costos del gas natural. El informe compara región por región los incrementos respecto a la resolución de abril de este año y a la que limitaba a un 500% el aumento. En la Patagonia es donde el tope genera una diferencia considerable en las facturas. En la CABA, Córdoba y el Norte, por caso, la diferencia entre los costos es mínima.

Pero también evalúa la composición de las facturas, discriminando los incrementos propios del consumo y los derivados de la carga impositiva en cada región. Sobre esto último el análisis llama reiteradamente la atención, ya que –al margen de los incrementos de más del 300% en la tarifaen muchos casos la incidencia de los tributos sobre el total de lo facturado se duplica entre 2015 y 2016.

De todos modos, la Fehgra, como el resto de las cámaras, dispuso de 10 minutos para su “alegato”. Y el argumento es claro y conciso: “La viabilidad de muchos establecimientos está en juego, por eso, el Consejo Directivo integrado por 140 dirigentes empresarios de todo el país decidió darle seguimiento al tema y participar de la Audiencia Pública”, explicó su titular, Roberto Brunello, quien recordó que la situación se ve agravada por el hecho de que “el sector está atravesando una momento preocupante debido a la falta de rentabilidad y competitividad del sector“.

En este sentido, la entidad expuso que el turismo “presentado por el mismo Gobierno como uno de los motores en la generación de empleo” necesita que se planifique la adecuación a los nuevos escenarios, sin poner en riesgo la actividad económica.

Los establecimientos hoteleros hacen un uso intensivo del gas natural, ya sea para calefaccionar sus instalaciones, generar agua caliente sanitaria, cocinar los alimentos y producir vapor para uso en lavandería y lavavajillas industriales.

Según relevamientos del sector, en los primeros meses del año los proveedores aumentaron sus precios en un 30%. “El reciente incremento tarifario en los servicios de luz y gas ha obligado a los empresarios a absorber esas subas, ya que de trasladarlas a los precios perderían una gran afluencia de clientes”, analizó el titular de la Fehgra.

Fuente: Ladevi
24/09/2016

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.