El Senado aprobó por unanimidad el proyecto que reduce a 1,5% las comisiones que pagan los comercios por operar con tarjetas de crédito y que establece la gratuidad de las ventas con débito.

Una semana después de que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia hiciera público un informe advirtiendo conductas anticompetitivas en el mercado de pagos electrónicos, el Senado le dio media sanción y por unanimidad al proyecto de ley impulsado por la CAME que reduce a la mitad las comisiones pagadas por los comercios a las tarjetas de crédito y establece la gratuidad en el caso de las de débito.

EL DEBATE

El resultado de la votación (58 a 0) no debe ocultar el intenso debate que generó el tema en el recinto. Los senadores de Cambiemos quisieron incorporar modificaciones al proyecto original, dejando en 0,3 la comisión para las tarjetas de débito y ampliando las facultades del Banco Central para regular la tasa de intercambio que cobran los bancos emisores.

La propuesta se chocó de frente con la posición de los legisladores del FPV: “Me parece que el Gobierno tiene que unificar una postura. Porque jugar al policía bueno por un lado con Greco (titular de la CNDC), que les mete una multa, y jugar con los muchachos del Banco Central, con toda la rigidez, al policía malo, no. Y en el medio estamos nosotros. El Senado sacó un dictamen. Vamos a votarlo. ¿Qué quieren que les diga? Si no, parecemos totalmente incoherentes”, disparó Miguel Ángel Pichetto.

Desde Cambiemos acusaron a la oposición de querer romper la unanimidad y dejar en evidencia al oficialismo por no acompañar la sanción: “No estamos ocultando nada ni hay ninguna contradicción. La acción nuestra, la del Banco Central y la de Defensa de la Competencia están en una línea, que es atacar el monopolio”, respondió Federico Pinedo.

Finalmente, después de muchas idas y vueltas, se respetó el espíritu del dictamen original y Cambiemos archivó los cambios.

El senador Alfredo Luenzo, quien presentó el proyecto de la CAME para modificar el artículo 15 de la ley 25.065, señaló: “Lo que pretendemos con esto es darle un cierto respiro al menos a un sector castigado por la situación macroeconómica que viene sucediéndose a partir de hechos como la devaluación, la inflación, la recesión, y podríamos seguir sumando elementos (…) Miles de los que pretendemos beneficiar con esto han visto cerrar sus puertas. Nos parecía justo, entonces, intervenir en esta cuestión”.

LO QUE VIENE

La norma, con media sanción, ya fue girada a la Cámara de Diputados.

Recordemos que propone reducir del 3% al 1,5% las comisiones por compras con tarjetas de crédito y eliminar totalmente las correspondientes a las tarjetas de débito, que actualmente están fijadas en el 1,5%. El problema es que la falta de competencia en medios de pago electrónicos hace que lo que para la ley es el techo en la práctica sea el piso, y no haya chances de negociar condiciones.

Según estimaciones de la CAME, en 2015 los comercios le trasfirieron a los bancos, en carácter de comisiones $ 13.246 millones. De ese monto, $ 2.408 millones fueron por las comisiones del 1,5% que se cobran por cada venta con tarjeta de débito, y $ 10.838 millones por cada venta con tarjetas de crédito.

Fuente: Ladevi
15/09/2016