Bento Gonçalves, es un paraíso turístico, donde sus habitantes cultivan desde las primeras migraciones europeas de los mejores viñedos. Un clima privilegiado, protege celosamente los viñedos de la Capital Brasileña del Vino, como se cataloga Bento Gonçalves, municipio perteneciente al estado de Río Grande del Sur, que produce la cuarta parte de todo el vino que consume Brasil y lo exporta a varios países de América y Europa.

25 familias de migrantes italianos, se asentaron en el área de Cruzinha, que después fue nombrada Bento Gonçalves, en honor a un jefe militar de la Guerra de los Farrapos, en 1890. La propuesta turística de Bento, es una de las más completas e importantes del sur de Brasil y su economía está entre las 10 primeras de la región.

La Capital Brasilera del Vino

El primer festival vinícola de Brasil se realizó en 1950 en Bento Gonçalves, hoy es uno de los eventos más importantes de Brasil y convoca turistas que disfrutan de los vinos, espumantes (champañas), la alta gastronomía con fuerte esencia italiana, los paisajes, la seguridad y la amabilidad de su gente. Desde hace 64 años la industria vinicola ha crecido a tal punto que es un referente para América Latina, pero el alto consumo de vino por parte de los brasileros, no permite que sus vinos sean muy conocidos en el resto del continente. La fuerza industrial de la región también radica en la producción de muebles, cueros y el sector mecánico.

Las viviendas, las costumbres y en algunos casos hasta la vestimenta de las personas, reflejan una influencia italiana muy importante. Su población que en 1950 era de 22.600 personas y actualmente es de 112.000 personas han mantenido sus costumbres por generaciones, en especial las gastronómicas. La presencia de casonas antiguas muy bien conservadas, hacen que sea un destino turístico infaltable en la lista de los amantes del vino y la aventura.

Destino de aventura

La zona geográfica de Bento Gonçalves es ideal para deportes de aventura. El clima, las condiciones geológicas y geográficas, son propicias para la práctica de cayoning, rappel, escalada y rafting. Las Operadoras turísticas ofrecen excursiones por valles, cañones, ríos, cascadas, cuevas, túneles y un bosque exuberante cubierto por enredaderas. Su alta especialidad en la producción vinícola, hizo en el año 2002, se lo reconozca nacionalmente como ciudad Origen del Valle de los Viñedos (IPVV) por sus sigas en portugués. Esta denominación hace que anualmente más 200.000 personas de todo el mundo recorran sus caminos, visiten sus fábricas y compren sus productos. Los habitantes del sector en su mayoría tienen actividades directa o indirectamente relacionadas con el turismo, done el vino y toda la cultura que lo rodea, es la principal propuesta.

Una de las características más reconocidas de Bento es el juego de colores que se puede ver en los valles, según las estaciones del año. Las hojas de los árboles cambian de manera constante y reverdecen los campos, después se pintan de amarillo y rojo hasta que caen la suelo en el periodo de hibernación. Estos cambio de estaciones son vitales para que viñedos alcancen la calidad de sus con las cuales se producen vinos y espumantes de renombre mundial.

Otro de los atractivos que tiene la región son las rutas vecinales que se las pueden recorrer en bicicleta e incluso en tren. Gracias al trabajo de la alcaldía de William Rech Pasin, que labora en coordinación con sectores turísticos se tiene planificado incrementar su presencia turística no solo en Brasil, sino a nivel internacional.

La región tiene una variada gastronomía italiana, existen más de 20 empresas dedicadas al placer del paladar. Las especialidades van desde los bistros gourmet, pasando por torrejas, mermeladas, tortas, quesos, jaleas embutidos, biscochos, dulces y más delicias. En cuanto a sitios de hospedaje, el Valle de los Viñedos, ofrece todas las comodidades posibles y el encanto de estar en una zona rural, como el SPA do Vino, uno de los más lujosos y hermosos de la región. Siempre podrá deleitarse de los mejores vinos pero dependiendo las fechas del año que visite esta bella región, es posible que pueda participar en la cosecha de la uva y el Festiva de Vendimia, que atrae a miles de turistas y fanáticos de los buenos vinos.

En Bento Gonçalves siempre se puede disfrutar de cenas maravillosas, competencias de vinos, eventos culturales, presentaciones artísticas y de los grandes atractivos turísticos del Valle de los Viñedos; recorridos en el famoso tren María Fumaca donde en cada estación degustará todo el vino que pueda beber; la Casa de la Oveja donde podrá alimentar a una oveja bebe y desgustar quesos o yogures,; el famoso Molino de Mate una obra de ingeniería de hace 100 años que aun funciona y que es de visita obligada; y por su puesto, fábricas de vinos emblemáticas como Vinos Aurora, la Vinícola Boutique Lidio Carraro: Vinos, la lujosa Miolo Vinos y más fábricas, todas con un alto componente turístico, pues permiten visitar sus instalaciones, degustar sus vinos e incluso realizar importantes eventos sociales en sus grandes y lujosas bodegas.

Nadie abandona Bento Gonçalves sin varias botellas de vinos que son atesorados no solo por su sabor sino por la historia y tradición que encierra cada botella y que en cada fábrica, se encargan de explicar en un portuñol muy entendible.

Fuente: Bento Gonçalves Trafic
12/01/2015

 

 

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.