Amantes del ferrocarril crearon un circuito de bicitren.

Las pasiones no tienen demasiada explicación, pero generalmente sí algo de lógica.

Una historia que remonta al pasado, a la época en la que las vías del tren funcionaban en Mendoza. El tiempo, entre otros factores, hizo que el ferrocarril desapareciera, sin embargo, sus trabajadores permanecen y siguen con el anhelo de que algún día esas vías recobren vida. Eso es lo que sueñan los integrantes de Ferrotur Trasandino, una asociación civil de bien público que se dedica a la actividad turística, ferroviaria, patrimonial y educativa del departamento de Maipú.

 

Es el caso de Rodrigo Del Monte (22) y del resto de los integrantes de la Asociación Ferrotur Trasandino, que creó un novedoso circuito turístico sobre las vías abandonadas de un ramal que une Maipú con Luján de Cuyo y que se recorre con otro invento propio, los bicitrenes. 

 

Rodrigo es profesor de Historia y su relación con el ferrocarril es familiar, ya que su padre, su tío y su abuelo fueron ferroviarios. Ellos, junto con el presidente de la asociación, Marcelo Spinello, y el resto de los integrantes, encararon el proyecto que apunta a la revalorización y refuncionalización de los ramales abandonados.

Una parte del proyecto se concretó, que es la revalorización, con la conexión de las partes incompletas del ramal. La otra, que tiene que ver con la refuncionalización, está empezando a conseguirse, a partir de la puesta en marcha de los bicitrenes.

 

“Se trata de 5 kilómetros de recorrido en dos bicicletas adaptadas a las vías del tren por un chasis, que va casi al ras de los rieles con unas rueditas. Es andar en una bicicleta común, pero sobre la vía del tren. Es una experiencia muy diferente, además de disfrutar las bondades del paisaje, se realiza turismo saludable, sustentable y ecológico “, explicó Rodrigo.

 

El recorrido actual del bicitren es de Gutiérrez hasta Russell, pero en breve se estarán habilitando nuevos tramos, ya que el recorrido del ramal que tiene la asociación va desde Canota, en Maipú, hasta la estación Paso de Los Andes, en Chacras de Coria.

“Lo que tiene de bondadoso el ramal es que es fácil de seguir.

 

El recorrido transcurre por patios de varias bodegas y fincas que se encuentran en Maipú, como Antigal, Tapiz, Ceschín y los viñedos de Chandón, lo que permite, incluso, realizar turismo cultural e histórico. Vamos por los viñedos de la ruta 60, luego por debajo del Acceso Sur, por arriba de la calle San Martín/Cervantes, ingresamos a Chacras de Coria y terminamos en la estación Paso de Los Andes”, informó el joven profesor.

 

Los paseos lógicamente son pagos, ya que es la manera en la que la asociación se autosustenta. El precio por el recorrido en bicitren es de $ 250, que incluye una guía histórica y una degustación de vinos al final del recorrido. Todo el programa dura alrededor de una hora y media.

Por el momento y hasta que consigan mayor flujo de turistas o mendocinos que conozcan la propuesta, la actividad funciona los sábados.

 

Nuevos proyectos: Si bien los bicitrenes son la actividad que mejor resultado le está dando a la asociación, no es la única que tienen en cuanto al turismo. También se destaca un ferrobús, que tiene capacidad para 22 pasajeros, que funciona de la misma manera que el bicitren.

“El ferrobús está en fase de reparación porque se nos fundió el motor y tuvimos que recalibrar toda la mecánica del vehículo. Calculamos que el año que viene podrá estar funcionando sobre las vías y haciendo el recorrido completo de Chacras a Maipú”, aseguró Rodrigo.

 

Otra idea que tiene la Asociación Ferrotur Trasandino es refuncionalizar el ramal de alta montaña, cerrado en 1993. Según los miembros del grupo, tiene muchas posibilidades de concretarse porque la estructura está, ya que un relevamiento propio arrojó que desde Potrerillos hasta Las Cuevas está el ramal en el 70%.

 

“Se puede reparar, obviamente, y a bajo costo, pero nosotros no tenemos el financiamiento. A nosotros nos guía la pasión ferroviaria. Si tuviéramos que medir las horas de inversión en el ramal, no las podemos contabilizar. Lanzamos un desafío a las autoridades municipales y provinciales para participar y apoyarnos, porque nos hace falta su mano para poder cumplir estas metas”, señaló Del Monte.

 

La propuesta es la única en el país, incluso, en América latina. “Sí existe en Europa, y los resultados alcanzados han sido muy buenos. Surgió porque, en un principio, queríamos refuncionalizar las vías del tren y, por otro lado, nos pareció una idea diferente de las existentes. La falta de ofertas y diversidad hace que Mendoza no sea disfrutada como merece”, sentenció.

 

Fuentes: UNO y El Sol

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.