La idea es que haya movimiento turístico entre las provincias que estén en iguales condiciones sanitarias. De esta manera, se buscará lograr una burbuja entre provincias.

Según información del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WWTC), el 10,4% de los fondos que se movilizan a nivel global pertenecen al mundo de los viajes, y 319 millones de personas dependen laboralmente de él. En la Argentina, según datos del Ministerio de Turismo, implica 5400 millones de dólares anuales de exportaciones, conlleva 165.000 millones de pesos en el mercado interno y emplea a 1,1 millones de personas. O por lo menos antes de la pandemia.

Todos están de acuerdo con que las predicciones a largo plazo son muy difíciles en este momento, en casi cualquier sector, pero principalmente en el del turismo. Lo que sí está claro es que cuando los viajeros vuelvan a los cielos, al mar y a las rutas, ya nada será igual. Distanciamiento social obligatorio, contacto personal reducido, mayor higiene y sanitización y chequeos de temperatura serán tan sólo algunas de las medidas de las nueva normalidad del viajero.

Viajar post pandemia requerirá ser inteligente, detallista y meticuloso. Para seleccionar un destino ahora se deberán tener en cuenta el sistema de salud local y los protocolos que maneja cada operador turístico contratado.

“La sociedad toda tiene que ser más meticulosa a la hora de vivir, y no solo de viajar”, apuntó a Infobae Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT). “Creo que estas normativas que nos está dando el Ministerio de Salud, que tienen que ver con la distancia social, nos llevará a ser más prolijos y no entrar tanto en contacto. El turismo es un servicio personalizado y yo creo que va a haber menos posibilidades de contacto entre personal y huéspedes, y a partir de ahí veremos hasta dónde se puede llegar con la digitalización de los servicios. En los viajes efectivamente habrá una nueva normalidad, y probablemente a la hora de elegir un destino uno va a elegir uno que no esté saturado de turistas. No se nos ocurrirá ir a un lugar que esté lleno en una época determinada del año”.

En ese sentido, la CAT junto al Consejo Federal de Turismo y el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación están preparando -guiados por el Ministerio de Salud- protocolos para la actividad turística, que tiene tantos capítulos como rubros. “Ya están listos los de hotelería, gastronomía y para prestadores de servicios turísticos. Seguiremos con los de transporte, y en la medida que vayamos conformándolos, los turistas van a tener la garantía o la tranquilidad de saber que estos destinos aplican esos protocolos y son los que van a permitir por lo menos un ordenamiento respecto de pautas que se vayan cumpliendo y que colaboren en un todo con la necesidad de sentir seguridad para volver a viajar”, afirmó Elías.

El presidente de la CAT contó que están haciendo todo lo posible para que no se pierdan las vacaciones de invierno, “sobre todo en los destinos que están vinculados a la nieve, porque estos lugares alimentan no solamente al turismo local sino a la economía regional entera. Entonces sería importantísimo poder aprovechar aún en porcentajes chicos de ocupación cualquier escenario posible alrededor de estas fechas”.

¿Cómo lo harán? Con “burbujas” o corredores turísticos interprovinciales. “Básicamente la idea es que haya movimiento turístico entre las provincias que estén en iguales condiciones sanitarias, respetando protocolos definidos por los ministerios de salud y cada provincia, con un porcentaje determinado para asegurar el distanciamiento. De esta manera, se buscará lograr una burbuja entre provincias. Hay muchas en buenas condiciones, como Mendoza, San Juan, San Luis, La Pampa, Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy -a pesar de un pequeño retroceso ahora-, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro -con algún problema en Cipolletti pero en líneas generales, manejable-”

“Yo creo que se puede llegar a trabajar fuertemente y muy bien, y no dejaría afuera a un país como Uruguay que pueda llegar a tener algún vuelo entre Montevideo y Bariloche, porque creo que de esa forma se podría trabajar el desarrollo de corredores turísticos regionales”, agregó.

Elías piensa que es posible que ocurra un boom del turismo doméstico. “Sin dudas es el primero que recuperaremos, después el regional y por último el internacional. Puede llegar a haber un boom siempre en tanto desde el Gobierno se impulse alguna medida para favorecerlo”.

En cuanto a los precios, imagina “un escenario de baja, pero, lo que pasa es que en un país como éste, donde tenías un 60% de inflación hasta que llegó la pandemia, es muy difícil definir el valor del dinero, entonces no va a quedar muy claro en qué circunstancias volveremos. Pero así como los pasajes aéreos están ofreciendo precios muy baratos, seguramente ocurrirá algo similar en el resto de las contrataciones turísticas”.

Fuente: Ecocuyo
30/06/2020

Artículos Relacionados