La línea Sol moderniza su flota, replantea su imagen y reorganiza la operación, sumando rutas y servicios, trazando su futuro como empresa feeder de Aerolíneas Argentinas y con socio internacional nuevo.

Sin duda alguna, la renovación de Sol Líneas Aéreas ya se ha posicionado como una de las grandes noticias del año. No solo por lo que significa la renovación de flota (pasar de turbohélices a jet, incrementar la oferta de asientos más de un 60% y renovar el parque aéreo en un año calendario), sino porque también implica un cambio de imagen y el replanteo de la operación con la incorporación de rutas.

Para obtener más precisiones del cambio, dialogamos con Juan Nyffenegger, vicepresidente de Sol.

–¿Ya arribó el primer Bom- bardier CRJ200?

–Llegó el primer CRJ y el lunes 19 pasado hizo su primer vuelo comercial regular, uniendo Aeroparque/Rosario/ Córdoba/Neuquén/Comodoro, el cual hará diariamente, ida y vuelta.

–¿Cómo continúa el plan de incorporación de flota?

–El próximo CRJ llega el domingo 25, para empezar a volar la primera semana de noviembre. Y el siguiente, el tercero, arribaría a fines de noviembre para comenzar a volar entre el 10 y el 15 de diciembre, aproximadamente.

–¿Por qué la elección del esquema de pintura?

–Estamos embarcados en un cambio de imagen y tenemos un acuerdo importan- te con Aerolíneas Argentinas para desarrollar conjuntamente escalas, entonces buscamos una similitud. Mantenemos, de todos modos, nuestra identidad porque no es exactamente igual, tiene variantes.

–¿El cambio de imagen alcanza a uniformes y oficinas?

–Los uniformes de las azafatas ya cambiaron, los del personal de tierra están en proceso. También cambiaremos la imagen en los aeropuertos y en los locales.

–¿Se reorganizará el es- quema de rutas que opera la compañía?

–Hasta agosto del año pasado operamos esta misma ruta que ya vuela el CRJ (y que mencioné antes); que habíamos dejado de cubrir y ahora retomamos, cambiándola sutilmente porque ya no la hacemos vía Mendoza, sino directamente Córdoba/Neuquén. Basándonos en el acuerdo con AR, explotaremos destinos de verano como Punta del Este/Rosario y Punta del Este/Córdoba. Mantendremos además el Corredor del Atlántico: Buenos Aires/Mar del Plata/Bahía Blanca/Trelew/Comodoro Rivadavia. Y con todo eso tenemos para entretenernos hasta 2016. A medida que se incorporen los CRJ y vayan reemplazando a los Saab, iremos viendo qué destinos volaríamos en complementación con AR. En esa etapa comenzaríamos a buscar y explorar destinos nuevos.

–Más flota significa más asientos y más oferta, ¿es necesario también más personal?

–Incrementamos personal en el rubro de tripulantes de cabina porque el CRJ demanda dos auxiliares mientras que el Saab pedía solamente uno. Los pilotos irán entrenándose y capacitándose para pasar de flota. Y lo mismo con mantenimiento. Quizás incorporemos, también, más personal en los aeropuertos, sobre todo en Córdoba y Neuquén, donde no estábamos operando y reforzaremos Aeroparque.

–¿Air Nostrum se convirtió en socio de Sol?

–Sí, en un porcentaje no mayoritario, pero importante. No es la intención de los socios actuales ceder la mayoría. Esto es de una importancia mayúscula, haber llegado a un acuerdo de estas características con un operador importante en la actividad aerocomercial de Europa, es central. Ellos aportarán una gran experiencia en la operación de los CRJ.

–Es también un gesto de confianza, ¿no?

–Sí, hacia nosotros, hacia el país y hacia el acuerdo que tenemos firmado con Aerolíneas. Es una suma de factores que hacen que esto sea importante para nosotros y para la actividad aerocomercial de Argentina.

–¿En una segunda etapa, cómo imagina el crecimiento de Sol?

–En esta actividad uno siempre tiene que aspirar a crecer, en la medida que uno alcance los resultados adecuados y los equilibrios económicos y financieros. Dentro de este concepto, y quiero resaltar esto: es ser un feeder y operar rutas y destinos adecuados a nuestro equipo de 50 plazas, y seguir desarrollándonos. No tenemos aspiraciones de entrar en los grandes corredores, ni en las rutas troncales.

–Es decir, evitar la tentación del 737…

–Evitando toda tentación que nos desvíe de nuestro objetivo de ser una línea aérea regional, explotando mercados que hoy no tienen vuelos o tienen pocos.

Fuente: Ladevi
29/10/2015

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.