Atamisque y Entreandes, dos estancias al pié del Cordón del Plata.

El Circuito de La Carrera es un paseo de 210 km en total, que se adentra en los paisajes del Valle de Uco, de los cuales sólo 40 son de ripio en muy buen estado, es el camino que une San José con Las Vegas, localidad en la zona de Potrerillos.

Salimos de la ciudad de Mendoza por la ruta 40 hacia el sur y nos adentramos en el Camino de los Cerrillos hacia el oeste. Siete kilómetros antes de llegar a San José, podemos visitar el Cristo Rey (cartel y entrada a la izquierda). Desde donde está emplazada esta estatua de 25 metros de alto podemos apreciar una panorámica espectacular del valle. (se sube por un camino de ripio en buen estado y se baja por otro camino). Luego llegamos a Tupungato, donde tenemos todos los servicios y también tenemos la posibilidad de visitar alguna de sus afamadas bodegas.

Retornamos hacia San José y comenzamos el llamado camino de Las Carreras (ruta 89). Paseo de una gran belleza paisajística única bordeando el Cordón del Plata y sus nevados. Recomendamos realizar una pequeña caminata que nos dará una espectacular vista de las villas cordilleranas y la precordillera. Podemos agregar a este circuito las villas cordilleranas de Las Vegas, El Salto, aquí hay posibilidades de almorzar, tomar algo o comprar provisiones. Terminando nuestro recorrido pasaremos por el dique Potrerillos, con lugares para estacionar y observar su belleza única.

En el camino llegamos a los 2300 metros de altura, llevar abrigo.

En época invernal consultar si la ruta 89 esta transitable

Duración aproximada de todo el circuito entre 5 y 8 horas.

 

Estancia Entreandes

Es una empresa familiar dedicada al turismo, vitivinicultura, agricultura, crianza y entrenamiento de caballos criollos de alto rendimiento.

Una maravillosa estancia con atención personalizada de sus huéspedes, mostrando la vida cotidiana de una Estancia al Pie de La Cordillera de los Andes, en un lugar escénico por excelencia al Pie del Volcán que lleva su nombre.

En esta estancia se dedican a la crianza de Caballos Criollos desde la década del 80. De hecho la Estancia Entreandes es sede de Competencias Nacionales del Corral de Aparte.

Aquí también se realizan programas de Integration Empresarial Outdoor que tienen como objetivo aumentar el óptimo desempeño en cada uno de los puestos de trabajo en las Empresas. Son programas que se realizan en plena naturaleza, aprovechando al máximo la infraestructura y los escenarios paisajísiticos de la Estancia, fuera del contexto de la cotidianidad del trabajo.

La Casona de la estancia posee una vista privilegiada: sus ventanales panorámicos son cuadros magníficos y cercanos de la Cordillera de los Andes. La casona, enteramente decorada con un estilo campestre, está provista de todas las comodidades para la estadía de sus huéspedes en forma placentera y cómoda durante todo el año. 

 

Estancia Atamisque, revelación mendocina

Atamisque, es conocida por su bodega, su restaurante de truchas y sus Lodges, y por sus ambiciosos proyectos inmobiliarios en esta zona exclusiva de Tupungato, al pie de los cerros El Plata y Tupungato. Estancia Atamisque es la primera iniciativa de Country Club de montaña en la cordillera de Mendoza. Su oferta combina la posibilidad de tener una casa en los Andes mendocinos, a la vez que disponer de servicios e infraestructura de primer nivel. A su vez, dispone de un concepto muy particular, vinculado a los orígenes de la zona. Se basa en la posibilidad de disponer extensas propiedades rurales para poder trabajar la tierra.

Toda la zona del Valle de Uco donde se emplaza Estancia Atamisque se destaca por su actividad turística, por sus paisajes, y una infinidad de posibilidades gastronómicas, sociales y de esparcimiento. La estancia, a su vez, se ubica a 20 km de San José y a una hora y media de la ciudad de Mendoza. 

La propiedad tiene mil hectáreas de terreno. Por tal inmensidad, se puede decir que la geografía es variada. Posee valles atravesados por ríos secos, otras partes más planas en el sector de acceso y luego una pendiente hacia el oeste, para llegar hasta las cimas de los Cerros. Todo el predio forma un balcón que mira hacia el valle de La Carrera y la Cordillera de los Andes. Posee árboles y acequias que circulan por sus calles y el agua es provista por una vertiente, ubicada en la parte alta de la propiedad.

La estancia se compone de unos 105 lotes que van desde los 5.000 m2 de superficie promedio. Por su parte, el predio ofrecerá diversos espacios y servicios como lo son el restaurant abierto a todo público; una zona ecuestre con caballerizas, corrales, pista de vareo y cancha de taqueo; cancha de golf de 18 hoyos; una reserva de tierra de aproximadamente 400 hectáreas, representadas en su mayoría por cerros y cañadones.

El portal de ingreso ubicado sobre Ruta Provincial 89, rescata el tradicional sistema de pircas con piedras del lugar con las tradicionales tranqueras de la zona. El mismo dispone de un espacio para la guardia de seguridad y prevé un acceso secundario con un camino de servicio.

 

El emprendimiento comprende:

Club de Vinos. En una importante infraestructura comprende una pequeña bodega para la elaboración de vinos de altura que brindará un servicio de vinificación a los propietarios, un sector de guarda de vinos, y se completa con una sala de degustación y restaurant.

Casas de Campo. Comprende un desarrollo de casas para uso turístico con vistas privilegiadas a la Cordillera de Los Andes, que ofrecerán alojamiento para visitantes en diferentes configuraciones (2 a 8 plazas), con completas comodidades y servicios.

Club Ecuestre. Bajo la propuesta del “caballo en libertad”, ofrece praderas de pasturas  que configuran junto al corral y picadero la denominada “Area Ecuestre”. Se complementa con una importante infraestructura cubierta que alberga: una recepción con baños para visitantes, “La Matera” de uso exclusivo de los socios, caballerizas cubiertas, un original espacio para diversas expresiones de arte y la “Pulpería” ubicada en la planta alta y que configura el espacio social del club.

Granja y huerta. Concebida junto a una “aguada” de la que bebían los vacunos de la vieja estancia, dispondrá de espacio para que propietarios puedan tener sus propias vacas, cerdos, gallinas, ovejas y patos. Una huerta orgánica completará el círculo hacia una producción biodinámica.

Represa y  mirador. Es una inmensa olla natural con vista infinita por sobre el agua a la cordillera de Los Andes. Con un importante volumen de agua, se alimenta del deshielo que proviene de la cordillera y es el punto de inicio de los senderos que recorren la estancia.

Viñedos de altura. A partir de la experiencia de agrónomos y enólogos de Bodega Atamisque, se desarrollarán parcelas de viñedos de cepas especialmente seleccionadas para las condiciones del lugar, destinadas a la elaboración de vinos íconos en la bodega de altura de la estancia.

Senderos naturales. Congruentes con la identidad del emprendimiento, se han priorizado espacios y circuitos con la menor intervención posible. De esta forma se han previsto: bosques, lagunas, miradores y diversos lugares para la contemplación del paisaje y el disfrute de la naturaleza.

 

Fuente: estanciaatamisque.com, vamos mendoza y entreandes.com

Artículos Relacionados