Empresarios turísticos de todo el país hablan acerca de la actual situación del turismo receptivo en la Argentina. ¿Quiénes son los que más nos visitan y quienes frenaron su llegada? Repercusiones al respecto.

El sector habla

Sosteniendo que el segmento internacional de Europa u otras latitudes más lejanas están teniendo problemas para exportar visitantes, Mario Zirolli, titular de Furlong Incoming, remarcó que “está incrementando el mercado regional”. En este contexto, destacó que “este grupo aprovecha el tipo de cambio favorable” y enfatizó que “el tráfico de pasajeros de Alta Gama sigue viniendo, y en eso nos está yendo bien”.

Consultado sobre los mercados más seducidos en cuanto a turismo receptivo, comentó que tanto Canadá como Estados Unidos y Australia mantienen buena afluencia. “Hoy en día la diferencia cambiaria nos favorece para los americanos, pero no así con los europeos, igual es una ventana de corto plazo”, explicó Zirolli.

En tanto, admitió que el mercado brasileño es el más importante y se está recuperando. “La Copa del Mundo afectó mucho a una de las temporadas altas de turismo receptivo y quedó una mala sensación por el Mundial, pero el resto estuvo bien y el mercado europeo está en recuperación también”. Al respecto, y haciendo un poco de previsión a futuro el empresario vaticinó “que el año que viene será mejor porque el cambio no oficial debería ir acercándose cada vez más al oficial”.

A su turno, Andrea Novelli, Directora de Scenery Travel, señaló que “si bien se nota una leve merma en el turismo receptivo en relación al año anterior el interés en el destino Argentina permanece y eso es lo que más debemos cuidar”. A su vez, indicó que “nuestros problemas domésticos intentamos que queden puertas adentro porque nuestra filosofía es no modificar los precios a fin de generar confiabilidad en el destino, al menos a corto plazo”.

En vistas a la próxima temporada alta de turismo receptivo, declaró que las expectativas son buenas, aunque tibias. “Nos preocupan más los siguientes seis meses de temporada baja (abril a septiembre 2015) para lo cual estamos redoblando esfuerzos en conseguir o generar nuevos potenciales negocios para compensar la merma natural de la estacionalidad, sumado a la atmósfera de un año con elecciones generales, que históricamente han sido bastante turbulentos”, subrayó la empresaria.

Con el turismo receptivo funcionando, no al ritmo de años anteriores, desde All Patagonia la Socia Gerente, María Angélica Mesas, admitió que “está bajando la cantidad de pasajeros extranjeros y eso tiene que ver con el aumento de los precios”; y siguió: “la Patagonia está promocionada como destino remoto, y terminamos compitiendo con China y la India, que les están resultando opciones bastante más económicas. Nosotros, particularmente, apuntamos a dar cada vez mejor servicio, esa es nuestra estrategia en el mercado e igualmente mal no nos va”.

Perjudicada por el Mundial que significó un caudal importante de turistas que evitaron la Patagonia para ser parte de la fiesta, sostuvo que también el mercado europeo bajó un 30% pero ahora empezó a repuntar y para lo que viene seguirá en alza.

Fernando Gorbarán, presidente de Indexport Messe Frankfurt, y Secretario de la CAT, explicó que Argentina mejoró mucho en cuestiones de planificación, lo cual tiende a favorecer nuestro país como destino. “Tenemos un calendario establecido y se va cumpliendo, lo cual contribuye al arribo de extranjeros porque denota una seguridad en cuestiones estructurales de los destinos, como es el tema de la logística, la infraestructura, aeropuertos y servicios”.

También, alegó que la consolidación en la presencia de Argentina en los mercados internacionales fue fundamental para esta realidad, y ahondó para que las mismas no cesen. Respecto a las dificultades que presenta Argentina, Gorbarán dijo: “Tienen más que ver con la competencia en otros mercados que por impericias nuestras. Argentina picó en punta y logró posicionarse mucho mejor en el Turismo de Reuniones, pero ahora tenés en el barrio jugadores fuertes que antes no estaban”.

Desde Norte Trekking, su titular Federico Norte indicó que las ventas en cuanto a turismo receptivo cayeron aunque el dólar blue los favorece. “El turista extranjero no entiende nada y siente injusto pagar un dólar a $8,50 cuando en la calle se lo toman a 16, es por eso que nos está pidiendo que coticemos en pesos”.

Fuente: El Mensajero
10/10/2014

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.