En moneda argentina serían al menos unos $365 millones durante todo el 2017.

Es la cifra que quedará en las arcas del Estado nacional, si la Aduana argentina continúa recaudando $1.000.000 diarios en concepto de aranceles.
La oleada de viajeros argentinos que van a Chile de tours de compras gracias a los precios muchísimo más ventajosos en el país vecino, no solo dejó de ser un fenómeno, es ya un hecho permanente que empezó a dejar mucho dinero a las arcas de la Aduana y la AFIP.

Calculan que si la tendencia se mantiene, la Aduana, solo en Mendoza, recaudará este año unos U$S22,6 millones, en concepto de aranceles por haber excedido el límite de importación por persona (adulta).

En moneda argentina serían al menos unos $365 millones durante todo el 2017.

Semejante cifra igualmente no alcanzaría, ni siquiera puesta en la mano de los comerciantes, para compensar el golpe de nocaut que está sufriendo la economía mendocina y también la nacional, en otras provincias limítrofes, por el desplome de las ventas a raíz del «efecto Chile».

La impactante cifra es la proyección anual de una caja que ya se hizo costumbre durante el año: la Aduana del puesto mendocino de Horcones, ubicada en alta montaña, está recaudando $1.000.000 por día.

Así lo confirmaron desde la propia Dirección Nacional de Aduanas, repartición que depende de la Administración Federal de Impuestos (AFIP).

La recaudación es por el arancel que se debe pagar sobre el valor excedente importado.

La ley dice que todo turista puede ingresar hasta U$S150 por adulto y U$S75 por cada menor.
Un matrimonio con dos hijos, por ejemplo, puede pasar productos comprados en Chile por hasta U$S450, es decir, unos $7.300 de nuestra moneda y no paga ningún recargo en la Aduana.

Cuando los objetos adquiridos superan el techo estipulado, el viajero debe pagar un arancel del 35%.
Sin embargo, esa carga porcentual no es sobre el valor total del producto, sino sobre la diferencia.

Para entenderlo de modo sencillo, si un turista llega con un producto adquirido en Chile que le costó U$S200, como el tope de importación es U$S150, deberá pagar un arancel del 35%, pero no sobre el total del valor del producto, sino sobre los U$S50 que superan el techo para llegar a los U$S200.

La novedad es un fiel reflejo del furibundo impacto que está teniendo la masiva concurrencia de mendocinos y viajeros de otras provincias que van a Chile por el día o por el fin de semana largo, simplemente de compras.

La temporada de verano ya dejó un impresionante promedio de vehículos diarios que cruzaba a Chile, dato confirmado por Gendarmería Nacional y por las autoridades viales chilenas.

«En la temporada alta que pasó tuvimos un flujo de egreso a Chile de 2.500 vehículos por día, entre autos, colectivos y camiones. El 70% son rodados particulares», confirmaron ayer desde Gendarmería Nacional a Diario UNO.

Aunque no se contabilizan personas sino vehículos, como mínimo cruzaron por día en el primer trimestre del año entre 5.000 y 10.000 personas a Chile haciendo un cálculo especulativo de 2 a 4 pasajeros por rodado.

Ya en marzo, el flujo bajó a 1.300 vehículos por día este fin de semana largo. Sin embargo, Semana Santa promete retomar el ritmo veraniego ya que esperan 2.500 por día.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.