Con actividades limitadas arrancan con pocas opciones las vacaciones de invierno en Mendoza