Gustavo Santos aseguró que pronto se reglamentará esta iniciativa que data de 2001. Se seguirá facturando el 21% de IVA y luego será reintegrado al consumidor vía su tarjeta de crédito. Aunque el ministro garantizó que las agencias formarán parte de esta operación, aún no encontraron el rol que jugarán.

Hace unos meses en Brasil, el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, anunció la pronta “exclusión del IVA al extranjero en los hoteles” y advirtió que con esta medida los establecimientos argentinos tendrían una reducción del 21% en el precio que se puede cobrar.

La dulce espera, que data de hace mucho años, terminó y fue el máximo referente de la cartera turística nacional quien le confió a este medio que “lo antes posible se aplicará la devolución del impuesto al valor agregado en los hoteles para los turistas extranjeros”.

Bajo el formato de devolución del IVA, el 21% se sigue facturando pero luego es reintegrado al consumidor vía su tarjeta de crédito. En este orden, del anuncio se desprende que el real impacto del procedimiento dependerá de la comunicación y la promoción de la verdadera tarifa final del viaje.

MODUS OPERANDI

Pese a que el hermetismo es casi insoslayable y los detalles de la implementación brillan por su confirmación, Santos enfatizó que “ya existe el antecedente de una ley de cuando Hernán Lombardi era secretario de Turismo en Argentina que posibilitaría avanzar más rápido en la devolución del IVA. Si no habría que pensar en una nueva normativa, con todo lo que significa el proceso legislativo y sus tiempos”

Respecto a que las agencias de viajes a través de la Faevyt se oponen al criterio de devolución del IVA, porque sostienen que margina a la cadena de comercialización y licua el impacto del beneficio a la hora de salir a vender el destino, el ministro de Turismo remarcó que “haremos que esta ley sea una verdadera ventaja comparativa para toda la cadena de comercialización y no simplemente un beneficio extra a un sector determinado. La idea es que todos participen del beneficio, el sector del alojamiento y los agentes de viajes también, por supuesto”.

En cuanto al costo fiscal, Santos explicó que debe estar en el orden de los $ 600 millones, porque se compensará con los ingresos extras. “El objetivo de la implementación es ganar en competitividad y generar un impacto inmediato en el flujo de turistas de países limítrofes”, vaticinó.

Para terminar y tras confirmar que los tiempos de instrumentación son relativos porque el equipo técnico del MinTur se encuentra analizando y ultimando los detalles de la iniciativa, el ministro manifestó: “Estamos trabajando para sacar la ley lo antes posible y seguramente haremos un anuncio pronto cuando el presidente Mauricio Macri firme el decreto que lo reglamente”.

También le puede interesar: Es obligatorio exhibir el código QR “Agencias Habilitadas”

EN EL LIMBO

Aunque a las palabras se las lleva el viento, desde la Faevyt se aferran a los dichos del ministro de Turismo, quien garantizó que las agencias también formarán parte de esta operación. Sin embargo, al cierre de esta edición no habían congeniado el modo o rol que jugarán las agencias de viajes.

“Confiamos y apostamos al compromiso del ministro Santos de que participaremos de esta iniciativa”, sostuvo Di Giambattista, y reconoció que los equipos técnicos de la Faevyt y el MinTur están trabajando intensamente.

No obstante recordó que este beneficio existe en gran parte del mundo, inclusive en Sudamérica, en el orden de la exención. “Así lo propiciamos pero no hubo contemplación”, dijo.

Consultado sobre el procedimiento que están consensuando para que la acción tenga efecto real y significativo, el dirigente explicó: “Estamos buscando una implementación para que podamos promocionar el valor final que pagará el pasajero luego de su viaje, una vez que la tarjeta de crédito le haya hecho la devolución correspondiente”.

En este orden alegó que es fundamental que trascienda claramente el valor real del viaje al pasajero final porque si no la iniciativa se diluye.

Por último, Di Giambattista remarcó que es vital trabajar en la comunicación y la promoción de la competitiva tarifa. “Seguiremos trabajando para que las agencias puedan advertirle al cliente el precio final que pagará, aunque sin generar una significativa carga administrativa para cada empresa”, enfatizó.

FIN DE LA ESPERA

Destacando la madurez política, económica y social de la actividad, el titular de la CAT, Oscar Ghezzi, subrayó: “Nos encontramos en una época de impuestos inteligentes. Por un lado tenemos los gravámenes referidos a la tributación y aquellos aportes correspondientes al personal; pero por otro cada vez contamos con mayores beneficios impositivos por cumplir con estas alícuotas”.

A su turno, Roberto Brunello, presidente de la Fehgra, expresó: “De concretarse esta medida será un gran cartel luminoso para Argentina y los visitantes extranjeros estarán más seducidos por la oferta nacional. La devolución al producirse sólo para las compras con tarjetas internacionales permite un mayor control, es más tangible e incentiva la formalidad”.

Asimismo opinó que es acertada la decisión de tomar la ley de Lombardi para ser más rápidos y prácticos. “Se va a hacer una reglamentación aggiornada, y nos parece justo porque si se quiere una nueva tiene que ir al Congreso y todos sabemos lo que eso significa”, expresó.

Cauto pero satisfecho por la noticia, Aldo Elías, titular de la AHT, dijo: “Si se pretende que lleguen más pasajeros tiene que estar incluida toda la actividad, aun cuando factura una agencia o un operador. La idea es beneficiar al sector y no a solo uno de los segmentos. Y las agencias son las que traen pasajeros al país”.

Fuente: Ladevi
06/07/2016

 

Artículos Relacionados