El Cordón del Plata, en los Andes mendocinos, es desde siempre escuela de andinistas, y otrora de esquiadores.

El Cordón del Plata es una cadena montañosa de la Cordillera de los Andes, en su totalidad ubicado en Mendoza, en los departamentos de Tupungato y Luján de Cuyo, que se levanta a pocos kilómetros de la ciudad de Mendoza y su majestuosidad se divisa desde todo el centro-norte de la provincia.

Forma parte de la Cordillera Frontal, y su disposición es aproximadamente paralela a la Cordillera Principal o del límite, situada bastante hacia el Oeste.

Sus cumbres de gran altura se divisan desde todo el centro-norte de la provincia. Geológicamente es “nueva”, y por eso sus montañas son las más esbeltas de los Andes Centrales.

El monte más elevado de la cadena es el propio Plata, con 5.956 metros. Aunque durante décadas se lo consideró de 6.050 metros, mediciones tecnológicamente más avanzadas lo “bajaron” algunas decenas de metros.

Las más importantes montañas que lo conforman son Vallecitos (5.469 m), Stepanek (4.189 m), Cáucaso, San Bernardo (4.156 m), Pico Parra, Mausy, Franke (4.829 m), Santa Elena, Morro Chato, Pico Benay, Salto, Junción, Lomas Amarillas (5.159 m), Blanco, Agustín Álvarez, Rincón (5.364 m), Negro (5.367 m), Iluso, Adolfo Calle (4.296 m), Mensajero de la Paz, Platita, Nieveros (5.450 m) y muchos otros.

Nace al Sur en la zona del portezuelo de Santa Clara y se extiende por más de 60 kilómetros hasta la cuenca del río Mendoza, al Norte.

Desde el Cordón del Plata nacen importantes cursos de agua como los arroyos de las Mulas, El Salto, Vallecitos y el río Blanco.

Sobre sus laderas, a 3.000 msnm, se encuentra el centro de esquí Vallecitos, el más cercano a Mendoza distante a unos 80 km.

 

Montañismo en todos los niveles

El Cordón del Plata es escuela de alta montaña para mendocinos y visitantes. Es que a tan escasa distancia de la ciudad (70 km) las montañas constituyen un paisaje especial para los amantes del andinismo, en armoniosa combinación de altitud, enormes montañas, paredes de hielo y verticalidad.

Esos impresionantes cerros cobijan sueños, recuerdos y aventuras de montañeses de varias generaciones y exóticas procedencias.

“Para los montañistas es un gigantesco parque de diversiones, que ofrece desde cerros de fácil acceso y realizables en una caminata de pocas horas, hasta grandes desafíos técnicos o ascensos aislados y comprometidos. Por décadas ha sido la escuela de montaña de escaladores, guías y esquiadores mendocinos”, comentó Nicolás García, periodista y andinista experimentado, uno de los mejores conocedores de la zona. Varias de sus cumbres se pueden ascender en el día o en dos jornadas, aquellas cercanas a los 4.000 metros. Algunos cincomiles pueden demandar el doble de tiempo.

Los tres gigantes, Plata, Vallecitos y Rincón, exigen mayor logística y preparación. El Plata, el más codiciado, requiere entre 3 a 5 días.

 

La previa de Aconcagua

El Cordón del Plata es ideal para trekking de altura y montañismo en todos sus niveles. En los últimos años, el sector es frecuentado por expedicionarios de los más diversos países que van rumbo a Aconcagua. En esta zona, con refugios y logística disponible, completan su proceso de aclimatación para el ascenso de la Seven Summit.

Un festival de escalada en hielo cada invierno en inmediaciones del centro de ski constituye otra actividad de montaña de interés.

Y otras laterales como cabalgatas, desafíos en mountain bike y pesca con mosca en arroyos y dique Potrerillos, completan la variedad que ofrece el Cordón del Plata.

En cualquier caso, el ambiente de alta montaña exige requerimientos especiales de equipamiento y preparación.

Con las precauciones y preparativos recomendados por los especialistas, el Cordón del Plata se ofrece cercano y hermoso para adentrarse en los misterios y emociones del montañismo.

 

Área Natural Protegida

La Provincia de Mendoza declaró oportunamente “área natural protegida” al Cordón del Plata, la región montañosa de los departamentos Luján y Tupungato.

Su superficie aproximada es de 175.500 hectáreas, y fue categorizada como Parque Provincial.

De esta manera, se adoptaron parámetros internacionales para la conservación, que establecen al menos un 10% de la superficie de cada eco-región bajo protección legal.

Los objetivos del Parque Provincial son los de preservar de contaminación antrópica los recursos hídricos, proteger los ecosistemas naturales y las especies de flora y fauna y conservar el patrimonio arqueológico y paleontológico

Además, conservar el carácter natural de los paisajes de alto valor escénico e importancia ecológica como cascadas, vegas, valles y glaciares. Y proteger el valor natural, ecológico y paisajístico de las distintas quebradas en sus cotas por encima de los 2000 metros.

 

Fuente: Cumbres

Artículos Relacionados