Al momento de ser leída, el resultado de las elecciones puede darle vigencia o desestimar la relevancia de este artículo. Si ganó Daniel Scioli, la revisión de los feriados turísticos anticipada por el candidato de Cambiemos es apenas una nota de color. Si triunfó Macri puede ser un tema de agenda próximo y una de las primeras cuestiones que involucran a la actividad turística en la agenda política general.

No se puede negar que la campaña política por las presidenciales fue intensa. Sobre todo, el último tramo relacionado con el balotaje. Sin embargo, un elemento común, primero a los seis candidatos de la primera vuelta y luego a los dos de la segunda, es que el turismo fue el gran ignorado. No se escucharon ni propuestas ni proyectos concretos sobre nuestra actividad. Curiosa- mente, esto cambió abrupta- mente a pocos días del balo- taje, cuando el candidato de la alianza Cambiemos fue invitado al noticiero Telenoche, de Canal 13. En ese contexto, la propuesta era escuchar preguntas de la gente (formuladas a través de móviles de TV y vía Twitter). “¿Qué piensa de tantos feriados?, ¿los va a dejar en función de la rentabilidad turística”, se planteó desde la red social del pajarito celeste. Y ante la requisitoria, Mauricio Macri, respondió: “Eso no fue bueno para el país porque hay menos trabajo con tanto feriado. Y tampoco fueron buenos para el turismo. Así que iremos viendo qué hacer”. Y la ola de respuestas no se hizo esperar.

En un parco comunicado, la CAT afirmó que “la previsibilidad y el ordenamiento de los feriados constituyen una contribución estratégica para el desarrollo del turismo interno”. “La entidad reafirma su compromiso de trabajo conjunto con las distintas autoridades municipales, provinciales y nacionales, para seguir mostrando la importancia de lograr cortar la estacionalidad de los destinos, como aporte a sus economías regionales”, concluye el texto. Justamente, uno de los vicepresidentes de la Cámara, Willie Paats, aseguró que a Macri “quizás lo han asesorado mal”. “Un sector de la Capital Federal no comprende la importancia de los feriados para las economías regionales”, concluyó el empresario patagónico.

“Dentro de nuestra Federación hay mucha preocupación, estuvimos hablando con la gente de la Costa Atlántica, del sur argentino, y están combatiendo esta propuesta”, dijo Carlos Meliano, vicepresidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica y afines de Rosario (Aehgar), a Radio Universidad. “Rosario es un lugar muy importante de destino en los fines de semana largos, muchas veces con números cercanos al 100% de las plazas ocupadas. Todos sabemos que es una ciudad en la que durante tres o cuatro días se pueden recorrer muchos lugares, más cuando se habla de una época otoñal, invierno o primavera, y el calendario que fue modificado con la inclusión de nuevos feriados y puentes tuvo un gran impacto”, agregó Meliano.

En el mismo sentido, Aldo Elías, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), comentó: “Entendemos que estamos a pocas horas de la selecciones y no somos partidarios de tomar al pie de la letra cada una de las frases que los candidatos van diciendo, producto del momento y de la exposición constante. Preferimos esperar”, comenzó diciendo. ”El tema de los fines de semana largos, que fue impulsado por el actual Ministerio de Turismo, fue muy bueno, sobre todo para el interior del país. Para las economías regionales fue espectacular”, agregó.

La intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini, comentó que la eliminación de feriados representaría un retroceso para la ciudad: “Esto denota un gran desconocimiento de lo que es la actividad turística como motor económico, fundamentalmente, para los destinos como nuestra ciudad”.

DESDE EL OFICIALISMO.

Obviamente, algunas de las voces más críticas al comentario de Macri surgieron desde el oficialismo. Una de ellas, quizás la más dura, provino del ya anticipado ministro de Turismo y Deportes de la posible gestión del candidato Daniel Scioli, del Frente para la Victoria, el hoy gobernador de Misiones, Maurice Closs. Según él los comentarios reflejan “una falta de consideración sobre el impacto social y económico de los feriados”. “Lo que sucede es que el sector turismo está lejos de ser la prioridad de Macri”, dijo Closs. “Eliminar los feriados afectará a las fuentes de trabajo de muchos lugares del país que han encontrado en los fines de semana largos una forma inteligente de distribuir el turismo a lo largo del año y planificar inversiones, infraestructura y costos fijos”, concluyó Closs.

Por su parte, el mismo titular del MinTur, Enrique Meyer, se sumó a la polémica al afirmar que las aseveraciones de Macri se basan “en comentarios que le habrán hecho en algún café de Buenos Aires, o en algún hotel de la ciudad, pero nosotros estamos hablando de una decisión que llega a todo el país y esto es lo importante”. Y recordó que la ley de ordenamiento de feriados “se logró previo debate, y análisis de todos los números económicos que nos brindó la AFIP antes de tomar la decisión”.

PAÑOS FRÍOS.

No hubo ningún empresario que respaldara la posición de Macri públicamente, ni siquiera de otros sectores presuntamente perjudicados por los fines de semana largos (los industriales, por ejemplo). Sí, en cambio, el ministro de Cultura porteño y ex titular del Ente Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, Hernán Lombardi, salió a ponerle paños fríos a la situación y a contextualizar las declaraciones de Macri. “Mauricio fue claro: con absoluta seguridad el régimen de corrimiento de feriados es muy importante para Argentina y se va a mantener ya que el turismo es uno de los cinco ejes centrales del desarrollo económico”, explicó Lombardi. Sus afirmaciones, sin embargo, contradijeron al candidato que había afirmado, directamente, que los fines de semana largos “no fueron buenos ni para el turismo ni para el país”.

ALGUNOS NÚMEROS.

La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se metió en la discusión, recordando algunas cifras. Por ejemplo, en los 9 fines de semana largos que tuvo 2014, se movilizaron 9,6 millones de turistas que dejaron $ 10.883 millones. En este año y hasta mayo, los findes largos generaron $ 11 mil millones, aunque se estima concluir 2015 con $ 18 mil millones generados. El trabajo de la Cámara releva lo que sucede en 40 ciudades de todo el país y aporta otros datos colaterales, como un nivel de gasto promedio de $ 490 por turista, una estadía promedio de 3 días y que 7 de cada 10 viajeros se movilizaron específicamente por motivos de turismo (el resto lo hizo para visitar a parientes o amigos u otros motivos).

Fuente: Ladevi
26/11/2015

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.