Este miércoles quedó habilitado el puente Bailey en la ruta 7 y se espera que el tránsito en la zona se agilice. La estructura portátil logró ser posicionada sobre el kilómetro 1126. El puente provisorio aguanta camiones de gran porte.

Luego de la destrucción del puente sobre la ruta 7 a causa de aludes en alta montaña, que dejó intransitable gran parte del camino hacia el paso Los Libertadores para el cruce a Chile; Vialidad Nacional instaló el puente Bailey -una estructura prefabricada y portátil-.

El lunes 1 de febrero un alud en alta montaña dejó a cientos de autos varados y a Uspallata prácticamente aislada. El operativo de emergencia montado por el Gobierno provincial logró instalar un by pass, un desvío y se colocó uno provisorio sobre el arroyo El Tigre – por el cual pudieron circular solo vehículos livianos- hasta tanto se instalara el puente Bailey. La colocación de este puente de campaña servirá de complemento del provisorio para permitir tránsito fluido en ambas manos.

El puente portátil fue instalado por Vialidad Nacional y tiene una longitud de 30 metros, 4,20 de ancho, y pesa 45 toneladas. Esta estructura posibilita la doble vía sobre el kilómetro 1126 y, además, soporta vehículos de caraga pesada.

Desde el sábado que llegó el puente, personal de la Dirección de Vialidad Nacional, trabajó 3 días para brindar la solución necesaria para el cruce a Chile; previamente se había realizado una rampa y la base para montar el puente. El mismo, tiene una de longitud . Esta doble vía, agilizará el ir y venir de los rodados.

La medida provisoria permitirá agilizar el tránsito para el cruce a Chile. Resiste tránsito liviano y pesado hasta 45 toneladas.

Debido a la gran cantidad de turistas y mendocinos que transitan a diario la ruta por las vacaciones y feriados de carnaval, se tenía un gran interés en apresurar las obras. Además de los inconvenientes comerciales que provocaron los retrasos de los camiones.

La Dirección de Vialidad Nacional fue la encargada de llevar adelante los trabajos a partir del sábado, durante tres días para brindar la solución necesaria; previamente se había realizado una rampa y la base para montar el puente.

Mientras tanto personal de Gendarmería controlará el correcto uso del Bailey y garantizará la seguridad de los viajantes. Además, la variante queda fuera de uso.

Miles de personas

Incesante fue el movimiento de vehículos que circularon durante este fin de semana largo en el paso fronterizo Cristo Redentor. Más de 80.000 pasajeros fueron y vinieron por la ruta. En Horcones se contabilizó el ingreso a la Argentina de 43.283 personas, que se transportaron en 9.397 vehículos y 268 micros; mientras que en Libertadores fueron 39.945 personas las que salieron del país y que se trasladaron en 8.648 autos y/o 286 ómnibus.

Fuentes: El Sol y UNOsanrafael

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.