Una región que comprende hermosos complejos termales, paisajes de inigualable belleza, petroglifos, bosques únicos, refinada gastronomía y buenos vinos.

Reconocida mundialmente por la excelencia de su producción vitivinícola, la provincia argentina de Mendoza invita a disfrutar de una travesía alternativa que concentra complejos termales, paisajes de inigualable belleza, petroglifos y bosques únicos.

Se trata del Circuito Norte del territorio provincial, concentrado entre los departamentos de Las Heras, Lavalle y Luján de Cuyo. Un destino donde además de un paseo por las tradicionales bodegas y viñedos mendocinos, el viajero descubrirá hechos históricos que marcaron la historia del país, huellas aborígenes con miles de años y excursiones de aventura que se adentran en los picos eternamente nevados.

Hogar de las comunidades Huarpes

El inicio del circuito por el Norte de Mendoza se posiciona sobre el extremo este de la provincia, a 36 kilómetros de la ciudad Capital, donde se encuentra el departamento de Lavalle, el más antiguo de todo el territorio. Actualmente, uno de los pocos sitios en el que habitan y mantienen sus tradicionales costumbres los integrantes de las comunidades Huarpes.

Caracterizado por la actividad ganadera y apícola, así como por sus cultivos de melones y sandías, Lavalle sorprende por sus contrastes geográficos, secaderos de fruta, fábricas de conservas e infinitos atractivos históricos, ecoturísticos y de aventura.

Para los que gustan de estar en contacto con la naturaleza está la Reserva Natural Bosque Telteca, de unas 20 mil hectáreas entre arenales, algarrobos, chañares y una amplia diversidad de fauna. En el sitio se comercializan artesanías elaboradas en cuero de cabra y tejidos autóctonos.

En cercanías del área protegida se destacan los Altos Limpios de Lavalle, donde se realizan diversas excursiones de trecking. Allí, los médanos cambian de forma a diario por la erosión del viento. Los paseos culturales recomendados son la Capilla del Rosario, declarada Monumento Histórico Nacional, construida totalmente en adobe; y el Museo Histórico y Natural, con exhibiciones de flora, fauna, minerales, paleontología, artesanías y fotografías.

Camino a la Cordillera

La siguiente parada del Circuito Norte de Mendoza se concentra en el departamento de Las Heras, situado al oeste del territorio, sobre la Precordillera. Un destino con numerosos atractivos naturales, monumentos históricos y el famoso Parque Provincial Aconcagua, desde donde se accede al “techo de América”.

Una de las primeras excursiones conduce hasta Villavicencio, una de las áreas naturales protegidas de Mendoza que alcanza unas 70 mil hectáreas de gran importancia histórica, cultural, arqueológica y de biodiversidad. Además, existe un complejo termal que emerge en forma de manantial a casi 2.000 metros de altura.

En Campo Plumerillo, el visitante descubrirá el sitio exacto en el que San Martín instruyó a todos los integrantes del Ejército de los Andes para la Campaña Libertadora. Para esta misma temática, también se recomienda visitar Canota, que fue el lugar donde las columnas se separaron. En Paramillos, se encuentran las ruinas de un antiguo pueblo minero que fue desarrollado por los jesuitas hace siglos. Allí, se comercializan excursiones guiadas de trecking y rappel.

Cerca de la Capital, desde el Parque General San Martín hasta el Cordón Las Lajas, uno de los sitios más atractivos lo constituye El Challao, con áreas de acampe, un complejo termal, cabalgatas y circuitos de bicicross y motocross. La localidad de Uspallata es la meca de las excursiones de alta montaña, un amplio valle recorrido por ríos y arroyos.

A escasos siete kilómetros, está el acceso al cerro Tunduqueral, ideal para el avistaje de pinturas rupestres y petroglifos con más de mil años. Se trata de un antiguo refugio de las culturas huarpes en el que realizaban ceremonias religiosas. Por el mismo camino que conduce al cerro, el viajero llega a una reserva de araucarias petrificadas, las cuales fueron descubiertas por el naturalista inglés Charles Darwin.

Otros atractivos imperdibles de la zona son el Puente del Inca, una formación geomorfológica única de llamativo color ocre; la localidad fronteriza de Las Cuevas, edificada bajo un estilo europeo; y el Cristo Redentor, a más de 4 mil metros de altura, una escultura elaborada con el bronce de los cañones del Ejército de los Andes que simboliza la unión entre Argentina y Chile.

Termas y aventura

Para cerrar el Circuito Norte de Mendoza se recomienda una visita al departamento de Luján de Cuyo, ubicado también sobre la Cordillera y al oeste de la ciudad Capital. La primera zona turística que el viajero encuentra es Cacheuta, donde existe un valioso complejo termal; y Las Compuertas, una zona residencial y agrícola.

En segundo lugar, están las denominadas Chacras de Coria, una zona de tradiciones aún pueblerinas con posadas, hoteles de campo, paseos de artesanos y oasis de relax. Más adelante, se encuentra El Carrizal, sobre la costa del río Tunuyán, una zona rural de fincas, montes y arboledas. Finalmente, se destaca el Valle de Potrerillos que cobija el dique homónimo, en el que se practica rafting, canotaje, kayak, pesca y windsurf. En la ciudad cabecera, de estilo montañés, los pobladores ofrecen artesanías, comidas típicas, cabalgatas y actividades de aventura.

Apartado vitivinícola

Uno de los apartados que se adicionan en los departamentos de Lavalle, Las Heras y Luján de Cuyo son las bodegas y viñedos que se posicionan sobre la mítica Ruta Nacional 40, rumbo a la vecina provincia de San Juan. El circuito descubre los procesos productivos, a través de los cuales las uvas son transformadas en algunas de las etiquetas de vino más conocidas de la Argentina.

Aromas y sabores

En la zona Norte de Mendoza la cocina tradicional cuyana invita a la degustación de chivitos a las llamas, chanfaina y quirquincho a las brasas, siempre todo regado con buen vino.

Datos útiles, sugerencias y recomendaciones

• En avión, el principal acceso a la ciudad de Mendoza es el Aeropuerto Internacional El Plumerillo (Aeroestación Francisco Gabrielli), a 7 kilómetros del casco urbano.

• Vía terrestre, las rutas más importantes son las Nacionales 40 y 7, que conectan a Mendoza con todas las provincias argentinas y también con el vecino país de Chile.

• Cuánto tiempo ir: 7 días

• Cuándo ir: Todo el año

• Con quién ir: Con amigos, en familia, en pareja o también solo

• Ideal para: Aventura, Cultural, Ecoturismo, Fotografía, Gastronomía, Turismo Rural.

Nuestros paquetes turísticos de 7 días te van a permitir conocer todos los atractivos que leiste en la nota, si la propuesta te interesa podés consultar aquí.

 

Fuente: Turismo Perfil

Artículos Relacionados