La AFIP y la Justicia avanzan contra usuarios que a través de MercadoLibre vendían mercadería de contrabando. En turismo, después de años de venta ilegal a través de la plataforma, hoy la situación está controlada.

En los últimos días la AFIP dio profusa difusión pública al procesamiento por contrabando de cuatro comerciantes que vendían artículos tecnológicos ingresados al país de manera fraudulenta y comercializados a través de diversos usuarios en Mercado Libre. La investigación, en la cual el organismo es querellante ante la Justicia, es por el delito de contrabando de $ 5,2 millones en mercaderías. El caso sirve de puntapié para repasar qué ha pasado con la venta de turismo, tanto paquetes, pasajes y terrestres, a través de la plataforma de clasificados online más grande de Latinoamérica. Un ejercicio nada casual si se tiene en cuenta que hace un año y medio la Faevyt había denunciado a través del Ministerio de Turismo de la Nación a tres docenas de agencias “truchas” y free lance (enmascaradas como perfumerías o como risueños vendedores como Sebas_piojoso) que ofrecían desde escapadas a San Clemente hasta cruceros por Europa vía MercadoLibre, con la que tiempo atrás había firmado un convenio de colaboración para cerrar el acceso a dichas publicaciones en el portal. En realidad, el avance frontal había arrancado cuando a mediados de 2012 una investigación de Aerolíneas Argentinas comprobó que un tercio de las operaciones fraudulentas de compra de pasajes vía web eran originadas a través de MercadoLibre. Tras lo cual el Ministerio de Turismo inspeccionó la central de la plataforma y le abrió un expediente administrativo para verificar irregularidades.

DOS AÑOS DESPUÉS.

Dicho esto, hoy el panorama es radicalmente otro, al menos en lo que hace a paquetes y venta de aéreos. Salvo un par de casos (donde no figura ni el número de legajo, ni la designación comercial está registrada en el MinTur), todas las ofertas están correctamente identificadas. Es más, hay varias herramientas para sacarse las dudas respecto de quién es el intermediario. Por un lado, en las publicaciones hay destacadas una serie de consejos de seguridad de MercadoLibre: “Verifica que la agencia de viajes esté habilitada por el Ministerio de Turismo. Antes de comprar, confirma que los precios sean finales y refieran a los servicios que quieres contratar. Exige factura y confirma que esté a nombre de la agencia de viajes”, para cerrar con “¿Crees que este no es un anunciante seguro? Denúncialo”. De hecho, las publicidades vienen con un link a la página del MinTur desde donde verificar si la empresa está legalmente habilitada. Incluso, muchos de los oferentes sugieren en sus mensajes los beneficios de comprar en una agencia legal e incrustan el link directo que lleva a su legajo. “Hace tiempo que no recibimos reclamos. Diría que desde aquella vez que se denunció a más de 30 usuarios de MercadoLibre no volvió a haber problemas”, explicó Gabriel Fojo, asesor en Asuntos Turísticos de la Faevyt

Hoy el panorama es radicalmente otro, al menos en lo que hace a paquetes y venta de aéreos. Salvo un par de caso (donde no figura ni el número de legajo) todas las ofertas están correctamente identificadas.

Fuente: Ladevi
07/08/2015