El saldo negativo en julio entre ingresos y egresos de divisas computadas a Turismo tuvo un aumento del 18% y acumuló en lo que va del año un déficit de US$ 6,5 mil millones (+32% interanual). El uso de tarjetas para cancelar deudas en divisas -que se computa en la cuenta Viajes, aunque no siempre lo sea- sigue en niveles récord.

La demanda de divisas por “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” sigue creciendo a tasas altísimas, batiendo todos los records.

En julio los egresos brutos computados a la actividad (un problema que no se está resolviendo y merece un párrafo aparte) fueron de US$ 1.007 millones, un 30,6% más que en el mismo mes de 2016, marcando un récord para el período en los últimos 15 años medidos por el Banco Central.

GOLIAT.

Si la mirada se posa sobre el acumulado de los primeros siete meses del año los datos son más abrumadores. Según el BCRA, los viajes al exterior demandaron la friolera de US$ 7.626 millones. O sea, cerca de US$ 2.000 millones más que en el mismo período del año pasado, lo que implica un 32,5% de incremento.

Tasas que ni el sector con más brotes verdes es capaz de mostrar en la actualidad. Ni siquiera el mismísimo turismo emisivo muestra semejante evolución, de hecho, en el primer semestre la salida de argentinos al exterior creció sólo un 12%.

 DAVID.

Del otro lado, la buena noticia es que los ingresos de dólares por turismo receptivo también crecen, pero a un ritmo mucho más lento. En julio los ingresos brutos fueron de US$ 111 millones, un 18% más que en el mismo mes de 2016. O sea, no sólo se incrementaron a tasas que son la mitad del emisivo, sino que apenas representan el 11% de los dólares que salen por viajes, turismo y consumo con tarjeta en el exterior.

De enero a julio ingresaron US$ 1.123 millones por turismo receptivo (+35% interanual), una cifra similar a la que se va en divisas mes a mes por turismo y gasto con tarjeta computadas al exterior.

 GANA GOLIAT.

El problema cantado es que en términos relativos la brecha es tan abismal (ver gráfico), que el déficit de la cuenta no para de aumentar y batir records. Es decir, en julio la diferencia entre ingresos y egresos se agudizó en US$ 200 millones y en lo que va del año se acumula un déficit cercano a los US$ 6,5 mil millones. Un rojo que es un 32% mayor al de 2016 y casi un 50% peor al de 2015.

Así las cosas, en 2017 se superará largamente no sólo el rojo de 2016, sino cómodamente la barrera psicológica de los US$ 10 mil millones de déficit.

Fuente: Ladevi
28/08/2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.