Hola Amigos: Ocurrió lo que temíamos y que nadie quería que ocurriera. Empezaron los derrames de Cianuro en Veladero, en la alta montaña de San Juan. Nos enteramos, gracias a la moderna tecnología de los celulares, que el fin de semana del 12 al 14 de Setiembre, una cañería de gran porte para la circulación del agua con cianuro se rompió y estuvo muchas horas derramando ese veneno en el límpido suelo cordillerano.

Tanto la empresa como los benévolos funcionarios del Gobierno de Gioja, salieron a minimizar lo ocurrido, pero no se pueden tapar esas cosas y la preocupada Sociedad Jachallera, empezó a pedir explicaciones en la puerta misma de la Municipalidad.

Pasaron los días y poco a poco se cuantifica la gravedad del daño, que podemos resumir así:

Desde que empezó a funcionar Veladero en el año 2005, venimos advirtiendo que los miles de kg de Cianuro que suben cada mes para lixiviar el Oro y la Plata, son una Espada de Damocles sobre las cabezas de los Sanjuaninos y de los Argentinos, ya que el método de extracción de esos minerales, implica “lavar” con agua cianurada millones de toneladas de roca y, como no la pueden estrujar luego de lavarla, esas millones de toneladas quedan embebidas con cianuro, cubiertas con débiles membranas y expuestas a la acción del clima por toda la eternidad.

Eso implica que algún día futuro, por las lluvias; o por las nieves o por los sismos, ese cianuro aparecerá en los arroyos cordilleranos cercanos al yacimiento e iniciará su lento descenso hacia los valles cultivados del oasis sanjuanino, significando la muerte de toda actividad agrícola, ganadera, e incluso humana en las áreas afectadas.

Como el tiempo estimado para agotar el yacimiento es de 14 años y esta Tragedia Anunciada empezó en el 2005, para el año 2019 la empresa Barrick armará sus valijas, les dirá adiós a los Jachalleros y, con 11 millones de Oz de Oro (más la plata asociada) en sus cuentas bancarias, les dejará ese Caballo de Troya por los siglos de los siglos.

No tenían previsto que una falla mecánica pusiera al descubierto la nocividad del método utilizado y el cianuro, uno de los venenos más letales conocidos por el hombre, se les disparó, e inició un vertiginoso descenso por los cauces de los arroyos que bajan de la montaña.

El Río Las Taguas; el Río Blanco y el Río Jáchal son su destino y esos ríos, que durante milenios significaron vida para personas, ganados y cultivos, están con tal grado de riesgo, que el mismo Gobierno, que tanto hizo para que la Barrick se asentara en Veladero, ahora ha salido a prohibir que se consuma agua de esos cauces.

Y como el escándalo por el daño infligido incluso afectó el valor de las acciones de Barrick en Toronto, un Juez dictaminó que se investigue el hecho y que la empresa minera provea agua potable a los pobladores afectados.

Resumiendo: una empresa extranjera, tratada con mano de seda por los gobernantes sanjuaninos para que se radicara y se llevara por monedas la riqueza atesorada en la cordillera de Jachall, ha producido un daño tan grande, que los pobladores originales de la zona hoy ni siquiera pueden tomar el agua que naturalmente les brinda la montaña, pues la empresa la ha contaminado con el temido Cianuro.

Por supuesto, el Gobernador Gioja, con su total apoyo a la empresa dice que no es grave; que esto puede pasar, pero nosotros, mendocinos que salimos a las calles para que nuestros DOS últimos Gobernadores no hicieran lo mismo que Gioja, le preguntamos:

Puede pasar que para favorecer a una empresa extranjera, miles de personas vean afectado irremediablemente su modo de vida?

Puede pasar que por ganar algunos millones, esa empresa pueda arrasar con ecosistemas milenarios? Puede pasar que desde el Gobernador para abajo, todos cierran filas defendiendo a esa empresa, en lugar de salir en defensa de los pobres afectados que nunca vieron un peso de sus beneficios?

Puede ser que el Poder Judicial, tan veloz para meterse en algunos temas políticos, se tome su tiempo para actuar de oficio y ayudar a la Sociedad de Jachal?

Puede ser que ningún funcionario se ponga la camiseta del pueblo afectado y en lugar de inventar explicaciones, salgan a aclarar a fondo el hecho?

Puede ser que la Universidad de San Juan no se involucre directamente y aporte su inteligencia para evaluar la magnitud del daño ocasionado?

Puede ser que las entidades gremiales, laborales y empresarias de San Juan, guarden un silencio que aturde, ante éste hecho que afectará para siempre la economía de Jachal?

Nosotros, mendocinos que supimos luchar para que esto no nos ocurriera, les decimos a los sanjuaninos: DIGAN BASTA !!!

QUE ESTAS EMPRESAS SE VAYAN Y NO VUELVAN !!

Urgente dicten una Ley como la sabia Ley 7722, para evitar que en Veladero, en Casposo, en Gualcamayo y en todos los lugares en los que les queda algo de Oro, pueda ocurrirles lo mismo en el futuro.

Y, mientras tratamos de ayudar con agua a nuestros hermanos afectados, sugerimos entrar en cualquier buscador, como el Google y escribir:

CIANURO EN VELADERO.

Mas de 130 mil paginas, para entender porqué decimos lo que decimos.-

Fuente: Ing. Alberto Lucero
02/10/2015

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.