Bodega Terrazas del Andes

Bodega Terrazas del Andes

La exclusiva bodega abre sus puertas y programó atractivas propuestas enoturísticas y gastronómicas para disfrutar de lo mejor de Mendoza.

Recorrer la bodega y los viñedos, degustar clásicos argentinos o realizar experiencias privadas para degustar productos de alta gama y aprender sobre los diversos terroirs de Mendoza y su influencia en los vinos, pueden ser parte de unas vacaciones distintas en suelo mendocino.

Terrazas de los Andes tiene una propuesta gastronómica de la mano de la chef Noelia Scquizziatto, ofrece un menú de cuatro pasos maridado con cuatro copas de diferentes vinos.

Pero, además, tiene un alojamiento en la Casa Terrazas: la casa de huéspedes tiene seis habitaciones en suite y está ubicada en el corazón de la bodega, por lo que los huéspedes pueden disfrutar de una experiencia única, en un entorno natural exquisito.

Volviendo al menú, se pueden elegir tres alternativas diferentes por cada paso, y hay alternativas vegetarianas y aptas para celíacos. Entre las entradas se puede disfrutar de un brie crocante con chutney de peras y manzanas, una sopa picante de lentejas turcas y pesto de rúcula o capelettis de salmón ahumado con salsa de eneldo.

Para los principales, las propuestas incluyen Lomo marinado con manteca de ajo negro, cuscús de remolacha y crema de coliflor, bondiola braseada con curry de berenjenas, arroz basmati y chutney de damascos, o un risotto de quinoa con hongos de pino. Los postres, especialidad de la chef, son Bombón de mousse de dulce de leche con crocante de chocolate y maní, una dacquoise de coco, crema de café y avellanas, o un maravilloso cremoso de mascarpone y frutos rojos.

También existe la posibilidad de acceder a un upgrade en los vinos para maridar este menú con las gamas más altas de la bodega.

 

En los jardines

Terrazas también ofrece opciones para los jardines de la bodega: famosas tablas de quesos y chacinados artesanales, acompañada de empanadas caseras, panes de masa madre y vinos de la línea Terrazas Reserva a elección.

Otra de las posibilidades es disfrutar de un picnic durante los soleados mediodías mendocinos, con sándwich de vegetales al rescoldo con mayonesa de chimichurri en focaccia de masa madre, empañadas de carne y veggie, papas cuña al horno de barro con crema y verdeo sándwich de cerdo, cebollas caramelizadas y crema de berenjenas en pan de Viena; y de postre una pavlova con crema cítrica y frutas frescas y unas cookies con chips de chocolate. Esto viene acompañado de una botella de Terrazas Reserva 375 y una botella de agua.

Otra opción que es muy elegida por los visitantes es el brunch, que muchos deciden disfrutar en la galería que da a los jardines, de 10 a 12.30. Esta propuesta incluye café Nespresso o infusiones, agua saborizada natural, ensalada de frutas, roll de manzana y canela, muffin de batata y nueces, tosta caprese con berenjenas asadas, quiche de queso azul y puerros; y tortilla de maíz con huevos y mayonesa de cilantro, todo ello acompañado de una copa de vino Terrazas Reserva a elección.

Para los amantes de la hora del té, se ofrece una experiencia que incluye café Nespresso o infusiones, cupcake de calabaza y glaseado de canela, alfajor de la costa, canelé, caras sucias (tortitas con azúcar negra, galette de frutas con aroma a lavanda, sándwich de lomito de cerdo y queso feta en pan de papa y semillas, tosta de muzzarella, tomate confitado y bondiola de cerdo.

La bodega abre de lunes a domingos y feriados de 9 a 18, con reserva previa.

 

Fuente: Por Redacción Voy de Viaje