Cayeron un 35% los egresos de divisas del Central para atender pagos en el exterior de operadores, aerolíneas y tarjetas de crédito. Y si bien se redujo un 40% el déficit, los ingresos de dólares por los gastos de turistas extranjeros también bajaron un 20%. Así y todo, la semana pasada algunos medios volvieron a poner los reflectores en la actividad como grifo por el cual se escapan los dólares que el Gobierno pretende cuidar.

La misma semana en que se volvieron a leer titulares de la talla de “Se van cada vez más dólares por turismo y las compras con tarjetas suben 55% en un mes” (ver recuadro) y una semana después de que las transferencias estuvieran pisadas durantes tres días, el Banco Central dio a conocer el informe anual 2014 del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC). Un trabajo que debiera ser tenido en cuenta antes de agitar el dejá vù de la actividad como gran responsable de la presión sobre las arcas del BCRA.

PALABRA DEL CENTRAL.

“La cuenta corriente cambiaria registró un déficit de US$ 2.350 millones, lo que implicó una mejora de unos US$ 11.000 millones respecto del déficit del año anterior, básicamente como consecuencia de menores pagos netos por mercancías y menores egresos netos por servicios (principalmente los vinculados con el rubro turismo)”, comienza reconociendo la autoridad monetaria.

Es que, efectivamente, en el acumulado de 2014 las operaciones registradas en la cuenta de servicios (donde Turismo es determinante) tuvieron una caída interanual del déficit de casi el 40%. Básicamente explicado por el hecho de que las compras brutas en el mercado de cambios para la realización de viajes al exterior pasaron de US$ 10.333 millones en 2013 a alrededor de US$ 6.700 millones en 2014. O sea, un 35% menos. Más gráfico aun, el promedio trimestral demandado en 2013 fue de US$ 2.600 millones, mientras que en 2014 fue 1.000 millones menor.

“La caída interanual de los egresos brutos por turismo y viajes, y pasajes, refleja, entre otros factores, el aumento en los costos a partir de las subas de la tasa de percepción impositiva aplicada a los gastos en el exterior (el famoso 35%) y del tipo de cambio nominal (la devaluación de enero pasado), y el posible uso de billetes de libre disponibilidad”, se encarga de explicar el propio Central.

EN DETALLE.

Vale aclarar que cuando el BCRA habla de la cuenta Turismo se refiere a los dólares que vende a los operadores para el pago de servicios en el exterior, los que les da a las aerolíneas y los polémicos gastos con tarjeta en el exterior (donde están metidas las compras online). Si de ellos consideramos lo demandado por los operadores turísticos para sus transferencia tenemos una retracción del 31,15%: de US$ 1.544 millones a US$ 1.063 millones en todo 2014. Un desplome similar a la reducción del 32,18% del gasto con tarjeta en el exterior (60% del total de la cuenta Turismo): de US$ 6.174 millones a US$ 4.187 millones. Así y todo, incomparablemente más leve que el desplome de los dólares demandados por las aerolíneas para pasajes al exterior, que tuvieron un retroceso interanual del 55,78%, pasando de US$ 2.121 millones a apenas US$ 938 millones.

Hay que irse hasta 2012 para encontrar números similares a los del trimestre pasado. Lo único que creció levemente (5%) fueron las ventas de dólar turista, que rondaron los US$ 520 millones.

LOS QUE ENTRAN.

Pese al notable acortamiento del déficit cambiario por turismo, valga aclarar que fue nula la incidencia del récord de viajeros extranjeros cosechado el año pasado en las arcas del Central. Es más, los ingresos de dólares por los gastos de turistas no residentes en el país continuaron cayendo y alcanzaron apenas los US$ 1.300 millones en el año, una cifra un 20% menor a la registrada en 2013. O sea, no se refleja en un mayor ingreso de divisas por receptivo pese al aumento del 14% de turistas extranjeros que llegaron al país –según datos del MinTur/Indec–. Lo cual no es nuevo y suele explicarse en función de la liquidación de los dólares en el mercado informal para aprovechar la brecha entre el oficial y el blue.

EN NUMEROS

-35% cayó la demanda de dólares por turismo al exterior en 2014 respecto de 2013.

-31% fue la retracción de lo demandado por los operadores turísticos (de US$ 1.544 millones a US$ 1.063 millones).

-56% fueron los egresos de dólares por pasajes: de US$ 2.121 millones a US$ 938 millones.

-20% fue la cifra de dólares ingresados a las arcas del Central en 2014, pese a haberse batido el récord histórico de arribos.

Fuente: Ladevi
18/02/2015

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.