Propuestas enogastronómicas

Propuestas enogastronómicas

Disfrutar del enoturismo en Mendoza es uno de los mejores planes para vacacionar o simplemente pasar un buen día. Cómo es y cuanto sale una recorrida por bodegas.

Las vacaciones de verano son ideales para planificar eventos al aire libre en una provincia caracterizada por sus majestuosos paisajes de montaña y su oferta enogastronómica.

Las bodegas, uno de los principales atractivos turísticos que tiene Mendoza, ofrecen paquetes para aprovechar este plan con tours por sus instalaciones, degustaciones, menús de pasos, entre otras actividades.

Por eso te mostramos dos opciones que pueden convencer desde su propuesta gastronómica y la degustación de su porfolio de vinos y servicios.

 

Finca Savina

Finca Savina, la bodega fundada por Aberlardo Savina e impulsada por tres generaciones, está ubicada entre Lunlunta y Barrancas, en Maipú. Posee una experiencia gastronómica de la mano de Margalila Restó, un restaurante en el que se puede pedir un menú de tres pasos dirigidos por los chefs Javier González y Sergio Guardia.

Consiste en entrada, principal y postre; todo a elección entre tres opciones acompañadas por sus vinos insignia. Para la entrada, Finca Savina Chardonnay, para el plato principal Finca Savina Malbec o Petit Verdot y el postre se acompaña con un espumante Brut Nature.

Este servicio tiene un valor de 4.490 pesos por persona y en caso de abonar en efectivo se descuenta el 10%.

También hay un menú que se brinda en formato picnic para dos personas y consiste en una tabla de quesos y fiambres con empanadas y pinchos de carne y vegetales a las brasas. También hay una opción vegetariana en este formato. El servicio tiene un valor de 4.990 pesos.

Por último, la bodega ofrece visitas y degustaciones de martes a sábados en distintos horarios. Incluye un recorrido por las fincas y las instalaciones de la bodega, degustación directa desde los tanques y explicación sobre las distintas etapas de la producción. El precio por persona de este servicio tiene un costo de $800 y en caso de que el cliente incluya una tabla de fiambres, cuesta 1.500 pesos.

 

Lamadrid Estate Wines

La bodega Lamadrid nació en 2004 y desde su ubicación en Las Compuertas, Luján, consolida su estrategia comercial de exportación de vinos premium. Más allá de su visión hacia el exterior y según palabras de su manager comercial, Ricardo Arrambide, desde hace un tiempo la bodega comenzó a fortalecer su oferta enoturística pensando en el cliente local y turistas que recorran la provincia.

La bodega está próxima a abrir su restaurante entre las fincas lujaninas. Sin embargo, a la espera de la inauguración, en la actualidad ofrece visitas, degustaciones y picnics; de lunes a sábados y los domingos con reserva previa.

Para sus degustaciones, la bodega tiene cuatro modalidades conforme a la línea de vinos que se ofrecen, cada una con tarifas diferentes.

En el caso de “Los Elegidos” se puede degustar cuatro vinos, incluido uno directamente del tanque. El valor es de 1.500 pesos por persona. En el caso de “Los Famosos”, los vinos son cinco y su precio es de 2.500 pesos por persona. Después hay una degustación llamada “Los Gran”, que tiene cinco degustaciones y se acompaña con una tabla de quesos y frutos secos. El precio es de 4.500 pesos por persona. Por último, una degustación llamada “Los Ultra”, que también tiene cinco vinos y se acompaña con una tabla de frutos secos y quesos. Su tarifa es de $5.500 por persona.

La bodega también ofrece picnic en sus jardines. Estos son para dos personas e incluyen sándwich con opciones vegetarianas, tabla de quesos y frutos secos, ensalada de frutas, un alfajor de maicena o de miel, una botella de vino a elección y una botella de agua mineral. Este servicio cuesta 5.000 pesos para dos personas.

Según disponibilidad del lugar, que debe consultarse, la bodega también ofrece otros servicios turísticos como Blending Session, cata a ciegas o Cooking & Tasting.

Cualquiera sea la opción, lo importante es explotar al máximo la temporada alta de una provincia de tradición vitivinícola y altos estándares de calidad, para que cada mendocino o turista aproveche las experiencias.

 

Fuente: Guarda 14, Los Andes, por Fabrizio Pizzolatto