Una serie de propuestas de paseos por Mendoza. Vos armás el viaje a tu medida.

Sabemos que el paseante, turista, visitante o buscador de nuevos destinos ya no quiere quedarse en la mera observación y se lanza a la pesca de experiencias. Dícese “al conocimiento de las cosas adquirido por la práctica” qué hermosa definición. Un, “no quiero que me cuenten cómo es, quiero hacerlo”. Entonces hemos seleccionado varias experiencias cercanas, para realizar cuando el calendario propone 3 o 4 días feriados. La idea es que lea las posibilidades y las lleve a la práctica.

  1. Un sendero. Trekking en Las Veguitas, Vallecitos

Las montañas son protagonistas de la geografía de Mendoza. De eso no hay dudas.

En otoño, antes de que los días se hagan más cortos y el frío gane terreno, es perfecta para adentrarse en algunos de sus senderos. Esos que nos hacen sentir el cielo más cerca a medida que se sube la montaña.

Llegar al campamento de altura en Veguitas (3.200 msnm) es un trekking que permite penetrar en la montaña mendocina, sin la necesidad de contar con un gran estado físico. El recorrido supone unos 40 minutos de ascenso y cada paso tiene su recompensa. La caminata se realiza a orillas de un río de aguas cristalinas que oficia de banda sonora. Suena bien ¿no?

Los que se queden con gusto a poco pueden continuar hasta Piedra Grande, parada prácticamente obligada para quienes ascienden al cerro El Plata. Es aproximadamente una hora más de caminata y ofrece la posibilidad casi segura de ver guanacos y sentir que -verdadera y literalmente- se pasea por las nubes.

  1. Un lugar único: caminar por un campo volcánico

Malargüe está atestado de sitios de incalculable belleza y cuenta con uno que realmente es único por sus características geográfica, por su por su valor universal excepcional, no hay otro territorio con tantos volcanes en el orbe: La Payunia. Recorrerla es una experiencia impactante. El paisaje desolado remite a los orígenes de la tierra, un encuentro con lo más prístino. Recordemos que ha sido propuesta por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Transitar por los diferentes estilos eruptivos, campos de bombas y lapilli, las coladas de lava individual más largas de la tierra, es sentir la grandeza de natura. Además durante el recorrido se aprecian las más representativas especies de fauna autóctona.

  1. Una copa, todas las burbujas: maridaje Chandon 

Visitar Chandon es un viaje al mundo de las burbujas y a la excelencia. El terruño de características excepcionales situado en Agrelo, cautivó a Renaud Poirier, enólogo prestigioso y muy respetado de la región de la Champagne en 1958. Es aquí, en Luján, donde en 1960 Moët&Chandon, con espíritu pionero, decidió fundar su primera filial fuera de Francia.

Para poder vivirlo hay visitas con degustación de tres espumantes. A su vez, el Bistró Chandon ideó un menú especial que cuenta con 4 pasos maridado con distintos espumantes. 

Consta de sugerente appetizer; luego entrada con Chandon Extra Brut, Risotto negro de sepia, con mejillones y langostinos al perejil. Principal: Baron B Brut Rosé con Salmón a la manteca negra, puré ratte con aromas a jengibre y hongos, vegetales ácidos y chimi de jarilla. Postre: Chandon Délice con Crema de chocolate blanco perfumada con romero, pera pochada y panal de miel con aromas a chañar y algarroba.

  1. Una actividad: kayak en el Dique Potrerillos 

Otoño funciona muchas veces como una despedida tardía de los veranos y sus días de sol. Por esta razón ¿qué mejor manera que decir hasta la próxima, con remo en mano?

La cita es en el Dique Potrerillos, el espejo de agua a 60 kilómetros de la ciudad. El plan: hacer kayak de travesía. 

Se ofrecen excursiones de 3 horas de duración. Se parte desde el Club Náutico y se sigue la silueta del Dique a lo largo de 6 kilómetros. Hay una pausa con refrigerios para recargar pilas y disfrutar de las vistas. Además, se ofrecen excursiones de medio día y día completo. Todas incluyen refrigerio, guía y equipamiento de seguridad.

  1. Una pedaleada: por Maipú y los caminos del vino
    Varias empresas sobre la calle Ozamis, cerca de Bodega López y sobre Tropero Sosa y Ozamis, también en la calle Urquiza de ese departamento, ofrecen alquiler de bicis. Cada una tiene su mapa- folleto bilingüe para guiar a los ciclistas por los sitios de su interés.

Propuestas enológicas, gastronómicas, olivícolas y recreativas se abren al paso al que va en dos ruedas. Lo lindo es que es un paseo para toda la familia en la que se ven cosas lindas, se prueban delicias y se comparten momentos únicos.

  1. Un cañón: paleta de colores en el Atuel 

Aguas arriba de Valle Grande el camino conduce directo al Cañón del Atuel, un trayecto en ascenso en altura y belleza; un viaje a los orígenes del mundo, a tiempos en los que el viento y la lluvia como escultores dieron forma a la zona.

La tallaron, conformando las más variadas esculturas naturales, que se pueden identificar en el camino como el Museo de Cera, Sillón de Rivadavia, El Lagarto, Los Viejos, Los Monstruos, la Ciudad Encantada, El Mendigo, Los Jardines Colgantes, Los Monjes, etc, entre tantos otros que se pueden seguir con un mapa.

Dos lagos artificiales contribuyen a realzar la belleza dentro del Cañón: Aisol y Tierras Blancas. Emergiendo del Cañón a través de una sinuosa cuesta aparece la inmensidad del lago que conforma el dique El Nihuil, de 9.600 has. En la margen izquierda se encuentra el Club de Pescadores San Rafael con camping, cabañas, restaurante, pileta de natación y residencias de fin de semana.

  1. Una ruta: unir Potrerillos con Las Carreras

El paisaje mendocino también se puede apreciar en clave road trip aunque sea por un día. El plan es cargar el termo, llevar el mate, abastecerse de tortitas -mejor si son recién hechas- y empaparse con ese escenario que aparece del otro lado de la ventanilla.

La Ruta Nacional 7 conduce hasta Potrerillos y desde allí se sigue camino a Las Vegas, para empalmar con la ruta 89 que lleva hasta Tupungato por Las Carreras.

Aquí, más que nunca, lo que importa no es el destino sino el camino. Dejarse atrapar por esa estampa de montañas, pampas, estancias ganaderas, campos sembrados y alamedas que ya anuncian el otoño. Hay miradores naturales que merecen apagar el auto, hacer una pausa e inmortalizar el momento en una foto.

  1. Una semana: la del Malbec

Bodega Trapiche tiene un magnífico plan desde el 17 hasta el 23 de abril para celebrar con buenos vinos y experiencias a la cepa insignia de Mendoza. Visita y degustación de 3 vinos Reserva y Gran Reserva. Visita y degustación superior con 4 vinos Gran Reserva. Visita y degustación de 4 espumantes. Degustación de Malbec: visita guiada y degustación de 4 vinos Premium Malbec. Visita guiada y degustación de 4 vinos premiados por las más prestigiosas revistas internacionales.

Y para maridar en su Espacio Trapiche: Espuma de remolachas, queso Brie y frutos secos, Trapiche Extra Brut Rosé. Bife angosto curado con aceite de oliva y jarabe de Malbec, Trapiche Extra Brut Rosé, Osobuco braseado en Malbec, Trapiche Gran Medalla Malbec. Medallón de filete ahumado con ciruelas pasas y cebollas rojas, Terroir Series Malbec Orellana 2012. Arrope de uvas Malbec, Fond de Cave Encabezado de Malbec.

Armá, con estas sugerencias, tu finde inolvidable, presentanos tu viaje ideal y nosotros te lo preparamos a medida!

Fuente: Los Andes, Josefina Cornejo Stewart y Tania Abraham

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.