Conociendo Bodega Domaine Bousquet

Conociendo Bodega Domaine Bousquet

La bodega orgánica pionera de Gualtallary expandió su propuesta turística con un lodge boutique de 7 habitaciones que se suma a su exclusiva propuesta gastronómica y actividades para el turismo en Mendoza.

Domaine Bousquet, la bodega orgánica de Gualtallary, ofrece una experiencia completa para disfrutar de un entorno majestuoso en medio de los viñedos, rodeado por la Cordillera y “viviendo” el mundo del vino desde su cuna. Con una importante inversión, Domaine Bousquet inauguró su GAIA Lodge, una nueva opción de hospedaje para el enoturismo en Mendoza. El nuevo emprendimiento de la bodega de Gualtallary se suma al bistró del mismo nombre y a la propuesta de actividades para disfrutar de y en la naturaleza.

 

Habitar la Madre Tierra

GAIA Lodge es un pequeño lodge dedicado al vino. Se encuentra emplazado en el terruño de la bodega y cuenta con 7 habitaciones para un total de 18 plazas – 5 dobles y 2 cuádruples-, cada una con balcón con vista a la montaña o al valle y sus viñedos. La hostería brinda servicio de conserjería personalizado, traslados, bar y restaurante.

El edificio, de diseño arquitectónico en el que predominan las líneas rectas, construido con materiales simples como ladrillo visto y hormigón, está integrado por tres plantas: la recepción y dos departamentos ideales para familias en la planta baja; los espacios donde se realizan las actividades sociales como el restaurante, livings y zona de lectura en el primer piso; y, por último, en el segundo piso, 5 suites para las que se priorizaron las vistas hacia la montaña mediante balcones orientados hacia el oeste, todas con baño privado.

La integración del lodge con la Bodega está dada por el rol fundamental del proyecto de interiorismo, desarrollado por el estudio Alejandra Reta & Arquitectos Asociados. La premisa principal con la que se trabajó el diseño de interiores fue la de recrear y reflejar la filosofía orgánica de Domaine Bousquet que le da nombre a GAIA Lodge y rinde tributo a la diosa griega que representa a la Madre Tierra.

El estilo de los espacios comunes es “kitsch”, alegre y colorido. Se combinan texturas, estampados y objetos llamativos, antiguos y modernos. La decoración se trabajó con un papel hecho exclusivamente para el lugar, con los motivos de las etiquetas de los vinos de la bodega, especialmente de la línea GAIA: flores y mariposas en una escala importante. Estos espacios son el restaurante – donde la cocina está integrada al espacio, pero separada virtualmente por una barra de bar con banquetas, que permite una situación más informal y relacionada con el personal-, dos livings para relajarse y una zona tranquila para lectura.

Las suites son de un estilo más tranquilo y cálido, que permiten el descanso. Muebles de madera y elementos con tonos “tierra” como base. Los nombres de las suites recorren las ciudades representativas en la historia de la bodega -Carcassonne, Madrid, Bruxelles, Miami, Vancouver, Buenos Aires, São Paulo, New York y Stockholm- y cada una lleva un color que lo representa según la flor nacional del país o de cada ciudad.

Como parte del proyecto, se diseñó una estructura metálica, externa al edificio, para alojar un ascensor panorámico desde el cual se disfruta de las deslumbrantes vistas del paisaje durante el recorrido. Además cuenta con una escalera que permite llegar a los viñedos directamente desde las habitaciones.

 

Turismo y Gastronomía

Durante las vacaciones, quienes visiten la bodega podrán disfrutar de una experiencia original y atractiva, con actividades al aire libre pensadas para compartir entre amigos, en pareja o en familia; hospedarse y dejarse seducir con la exclusiva gastronomía. Debido a las medidas adoptadas por la pandemia de COVID-19, se requiere reserva previa para el ingreso a la bodega, uso de barbijo durante todo el tiempo que resulte posible y el establecimiento cuenta con puntos sanitizantes.

La totalidad del servicio de las Visitas Guiadas se desarrollan en 4 estaciones:

Lago: Una breve explicación sobre la historia de Domaine Bousquet rodeados de una imponente vista al lago, la cordillera y el viñedo. Explicación de las características de la zona, suelo, clima y riego.

Huerta y Viñedo: desarrollo del proceso de un viñedo orgánico y las características que lo diferencian de un viñedo convencional y breve descripción ampelográfica.

Bodega: explicación sobre el proceso de elaboración y diferentes líneas de la bodega.

Sala de degustación: el recorrido finaliza la sala de barricas subterránea y posterior degustación.

 

Cuánto cuesta

Domaine Bousquet tiene 3 propuestas de Degustación, todas incluyen la visita guiada:

Tres Estilos: 1 Premium + 1 Reserva + 1 Gran Reserva $ 1.850.-

Experiencia Bousquet: 1 Reserva + 1 Gaia + 1 Gran Reserva $ 2.650.-

Iconos: 3 íconos de la bodega $ 3.350.-

Juego del Blend: hacé tu blend y llévate la botella $2.650.-

Todos los días Domaine Bousquet abre sus puertas para quienes quieran deleitarse con los diferentes Menús de su GAIA Bistró, almorzando rodeados por el paisaje de viñedos y el Cordón del Plata. De estilo Bistró, GAIA (Diosa griega que personifica a la Tierra) propone una cocina de autor, de la mano del chef Adrián Baggio, quien hace honor a la filosofía de la bodega: combinar los productos de la tierra en platos que reflejan la gastronomía europea fusionada con la cocina tradicional argentina.

GAIA Bistró ofrece diferentes propuestas para sus almuerzos:

Almuerzo de 4 pasos (incluye maridaje) $5.200

Menú infantil de 3 pasos (incluye bebida) $ 1.900

Picnic en el parque $ 4.700

Además, el nuevo restaurante del GAIA Lodge está abierto para cualquier persona que quiera desayunar, almorzar o merendar, ofreciendo un menú de pasos o a la carta con opciones ligeras y sencillas. En el horario de la cena está disponible únicamente para que los huéspedes puedan relajarse en un entorno rodeado de naturaleza. Cuenta con un sector interior y otro al aire libre.

 

Fuente: ámbito.com/lifestyle

 

Artículos Relacionados