Fue anunciada en 2016. Está adjudicada desde marzo pero los trabajos no arrancan y Vialidad Nacional no confirmó si se realizará en 2019.

En lo que será el último año de gestión de Alfredo Cornejo, la provincia encara varias obras viales en rutas nacionales y provinciales, como también ambiciosos proyectos energéticos.

 

Hablamos, entre otros, del llamado a licitación de Portezuelo del Viento, la variante de la ruta 7 en Palmira y sus tramos en Alta Montaña con el Corredor Bioceánico, y la ruta 82 hacia Cacheuta.

Sin embargo, en tres años de gestión del presidente Mauricio Macri, aún no hay certezas respecto a la primera obra vial que se prometió, que es la ruta 40 y la doble vía que comunica Mendoza con la vecina San Juan.

La obra fue prometida y anunciada el 6 de enero del 2016, justo en los albores de la gestión macrista, en una reunión en Casa Rosada a la que asistieron Cornejo y su par Sergio Uñac.

Sin embargo, si bien se licitó en marzo y se adjudicó la obra a las empresas Chediack y Construcciones Electromecánicas del Oeste (Ceosa), todavía no se inicia el primer tramo, que son 17,5 kilómetros y que van desde el aeropuerto Francisco Gabrielli hasta Jocolí.

Si bien el presupuesto de la obra es de 1.400 millones de pesos y con un plazo de ejecución de 24 meses, tal como indicó Vialidad Nacional, en el Presupuesto 2019 solamente aparece con una inversión de 200 millones de pesos (y 600 millones en 2020).

No obstante, la regional Cuyo de Vialidad Nacional, se limitó a informar que la obra está licitada y adjudicada, pero no dieron más información sobre si hay alguna certeza que en 2019 avance el tramo con los trabajos necesarios.

En tanto, desde el grupo Ceosa indicaron a Los Andes que aún no tienen fecha de inicio, por lo que la incertidumbre se engrandece.

El propio ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, expresó que la obra se encontraba demorada por los problemas económicos que transita el país, que se ha visto obligado a ajustar trabajos con el objetivo de llegar al equilibrio fiscal en el 2019.

Asimismo, el funcionario, cuando se realizó la cumbre de líderes del G20, prefirió priorizar las obras de la ruta 7, tanto en la Variante Palmira (financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo), como los que se encuentran en Alta Montaña y que llegarán incluso a la remodelación del túnel Caracoles y del Cristo Redentor, que comunican a la provincia con Chile.

Recordemos que la doble vía se planeó con dos calzadas separadas de doble trocha con 7,3 metros de ancho cada una, con pavimento de hormigón, intercambiadores, calles colectores pavimentadas y enripiadas según los distintos caudales de tránsito, banquinas externas con un ancho de 3 metros y pasarelas en sectores específicos, entre otros detalles propios de la seguridad vial.

También tendrá dos rotondas, una en la zona del Aeropuerto y otra a la altura de la calle Álvarez Condarco y el parque industrial de Las Heras.

 

También la ruta tendrá un peaje, que seguramente estará ubicado en el límite entre las dos provincias.

En San Juan, en marcha

En contraparte, la obra que recorrerá en total 160 kilómetros está en pleno trabajo en la parte que va desde San Juan a nuestra provincia.

De hecho, la semana pasada Dietrich recorrió la 40 hacia el sur junto al gobernador Uñac y funcionarios, y destacó los avances que está realizando la empresa adjudicataria, Green SA.

“Recorrimos la parte de la Ruta 40 que conecta con Mendoza y vimos que lo correspondiente a San Juan está con mucho movimiento. Se convertirá en casi una autopista con una infraestructura de alta calidad”, sostuvo a los medios de comunicación sanjuaninos el funcionario nacional.

Fuente: Diario Los Andes
31/12/2018

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.