Paisajes imperdibles de Malargüe

Paisajes imperdibles de Malargüe

El Pozo de las Ánimas es una formación geológica cónicas en la zona de Malargüe. Llegar en auto es muy sencillo y la visual desde un balcón permite observar por completo ambas depresiones

Es un atractivo increíble que generalmente se visita en dirección al Valle de las Leñas, en el sur de Mendoza. El Pozo de las Animas se ubica en el Valle de los Molles y asombra por lo curioso de su formación. Se trata dos grandes depresiones llamadas dolinas, que fueron erosionadas por ríos subterráneos dando origen a dos espejos de agua verde-turquesa.

A la vista, se observan dos enormes huecos circulares de 300 y 265 metros de diámetro, con laderas de aproximadamente 90 metros de altura.Una pared delgada separa ambos espejos de agua y todo el complejo se puede observar fácilmente desde un balcón en unos de los costados al que se llega por asfalto.

Este fenómeno natural ha sido catalogado como un “ojo de mar” originado por la transformación de los depósitos subterráneos de terrenos blandos tales como el yeso que, por efecto de las filtraciones de las napas, producen una disolución del suelo formando derrumbes y depresiones del terreno.

En el Pozo de las Animas generalmente el viento sopla permanentemente, y posiblemente por este motivo exista la leyenda de voces de almas en pena que escucharon pueblos de antepasados en épocas de batallas territoriales.

El Pozo de las Ánimas está ubicado cerca del arroyo Las Amarillas, sobre la ruta provincial 222, a 56 kilómetros de la localidad de Malargüe. El lugar no posee costo de ingreso y puede contemplarse desde un balcón natural en el lugar.

 

Para combinar, una laguna de aguas azules

Muy cerca del Pozo de las Animas es posible visitar la Laguna de la Niña Encantada, que se suma a los atractivos de esta región mendocina regalando una postal natural de singular belleza.

Este espejo azulino se forma con aguas provenientes de ríos subterráneos, y aparece rodeada por un cordón de rocas volcánicas. El reflejo de las formaciones rocosas, regalan figuras misteriosas que han alimentado numerosos mitos y leyendas.

Aquí es posible realizar caminatas por los senderos de la costa, respirar aire puro y hacer las mejores fotografías de la zona.

 

Fuente: Descubri.com