La Fiesta de la Vendimia trasciende y reafirma la identidad mendocina. En su edición número 80, Mendoza celebró su tradicional Fiesta Nacional de la Vendimia, alcanzando una vez más el éxito acostumbrado, llenando de color y alegría sus calles.

Festejos

Los festejos comenzaron el 28 de febrero con la bendición de los frutos en una ceremonia artística y que por primera vez tuvo un carácter inter-religioso, reuniendo a distintos credos que forman parte de la mesa de diálogo de religiones que tienen representación en Mendoza.

Durante la tarde del miércoles 2, se realizó en los viñedos -únicos en el mundo- ubicados dentro del predio del Aeropuerto Internacional Mendoza El Plumerillo, la 14° edición de la Fiesta de la Cosecha. Este viñedo de Malbec fue el escenario del concierto “Clásicos argentinos”, que contó con la presencia de Ricardo Mollo y Jaime Torres junto a la Orquesta Filarmónica de Mendoza, y reconocidos artistas locales.

Vía Blanca, el paseo de las reinas

El jueves por la tarde, la población mendocina local y provincial, comenzó desde temprano a colmar las calles del centro de la capital para no perderse el paso de las carrozas pertenecientes a cada uno de los departamentos de la provincia con sus respectivas reinas, en la llamada “Vía Blanca”.

En las diferentes veredas se observaban personas instaladas en bares y confiterías y variadas promociones y actividades de organizaciones públicas y privadas que tenían como destinatarios a los concurrentes. El recorrido que se realizaron los carros de la Vía Blanca fue desde la esquina de Avenida San Martín y José Vicente Zapata, con dirección hacia el norte por San Martín. Frente al Ente Autárquico de Turismo estaba ubicado el Palco Oficial que de a poco fue recibiendo a personalidades de la provincia, el país y el extranjero.

El Carrusel, coloridos desfiles populares

Luego de una torrencial lluvia que cayó sobre Mendoza el viernes por la madrugada, el sol se hizo presente para recibir uno de los desfiles más esperados por todo el público: “El Carrusel”. Por el frontis del Hotel Hyatt de Mendoza, desfilaron diferentes agrupaciones sociales, sindicales, campesinas, gauchas, bailarines de colectividades de países extranjeros radicadas en la provincia, más las carrozas departamentales con sus reinas, dándole color y brillo a esta fiesta única, reconocida como la 2° Fiesta de Cosecha más importante del Mundo, según la revista National Geographic, e incluida entre las 300 mejores fiestas del mundo, según el importante sitio Fest300.

Magia y color de un espectáculo único

Al caer la tarde el Anfiteatro Frank Romero Day, se llenó de público para presenciar el acto final que ponía fin a la Vendimia de la Identidad que llenó de música y danza el escenario. El espectáculo subió a escena 1.050 bailarines, actores y acróbatas, que narraron a través de una fusión de folclore, danzas autóctonas, bailes típicos españoles e italianos y música contemporánea, el nacimiento de la identidad de la región, una mezcla entre los huarpes, pueblos originarios de la zona, con los inmigrantes que llegaron principalmente de Europa en el siglo XIX.

La “Vendimia por la Identidad” sorprendió a todos los espectadores con la perfección y calidad de sus protagonistas, que mostraron su profesionalismo sobre un gigantesco escenario que representaba una gran bodega en donde los músicos, que tocaron en vivo, estaban ubicados en una “cava”.

La Fiesta Central de los mendocinos 2016 recibió el nombre de Vendimia de la Identidad dado que se celebran los 80 años desde el primer acto inaugural. Además de sumar el festejo del Bicentenario de la Independencia de Argentina.

El palco oficial colmado de visitas distinguidas de nivel nacional sumó un detalle más para una noche, que aunque fresca, fue el escenario ideal para disfrutar de lo mejor del arte y la cultura mendocina.

La Reina Nacional 2015, Rocio Tonini dirigió la palabra a los asistentes, despidiéndose de los mendocinos, agradeciendo el año de experiencias y dando inicio al espectáculo artístico y entregó la corona a Giuliana Lucoski, de Luján de Cuyo.

Buenos números para la Vendimia

En materia turística se estima en 38.000 turistas entre los asistentes a los actos centrales, en su gran mayoría y también en las repeticiones. Este número lo componen los turistas que se hospedan en alojamientos y en casa de parientes y amigos, una situación que en Vendimia se ve multiplicada por la costumbre mendocina de invitarlos a disfrutar esta época especial en la provincia.

El día de mayor demanda hotelera fue el sábado 5, jornada cargada de actividades que incluye el Carrusel y el Acto Central, día en que  todas las plazas alcanzan su más alta ocupación. De toda la oferta de alojamientos, los establecimientos de nivel superior  estuvieron con su capacidad casi a pleno.

En cuanto a la procedencia de los visitantes, un 65% fue de turistas son nacionales, provenientes de, provincia de Buenos Aires y CABA, Córdoba, Santa Fe y las provincias limítrofes, y el restante 35%, de extranjeros, donde se destacan Chile y en menor proporción brasileños y visitantes del resto del mundo.

Según los informes provisorios realizados por la DEIE el gasto promedio diario es de $1.026. El mismo organismo ha calculado una estadía promedio para la Vendimia 2016 es de 6,1 días.

Los cuadros del Acto Central de la Fiesta

La fiesta comenzó con un homenaje a los 80 años de Vendimia, en el que, el personaje principal fue su historia, trayectoria, la Fiesta y su evolución, dando un lugar destacado a las Reinas Nacionales.

El cuadro obertura mostró un diálogo entre San Martín y Tomás Godoy Cruz, a través de las cartas escritas por ambos para forjar la Independencia de nuestro País. En la Independencia se asoma, se presentó a los reconocidos pregoneros que, por las calles coloniales, contaban las últimas noticias.

Los Huarpes fueron protagonistas del cuarto cuadro en el que se observaron sus costumbres, idioma, sabiduría, el rito del riego, el agua hecha cauce.

Por otro lado, los inmigrantes representados en cuatro grandes frisos móviles compusieron en su totalidad esa Europa, que nos trajo la otra herencia, el otro gen. Latinoamérica también contribuyó a la confirmación de nuestra identidad y a través de atuendos característicos de cada país, se revivieron, en un doble homenaje, los vestuarios históricos que se usaron en las fiestas de la vendimia de las décadas del 70 y 80.

El séptimo cuadro, presentó a Mendoza con su tradición, con sus códigos y formas únicas de trabajar la tierra, sembrar la vida en semilla, cosechar la esperanza, encausar y cuidar el preciado oro cristalino, el agua. En esta parte del espectáculo participaron un gran número de bailarines con discapacidad quienes interpretaron temas tradicionales cuyanos.

La sorpresa de la noche fue la participación en vivo de Nito Mestre y su banda que revivió grandes clásicos del rock nacional. El tango tuvo su espacio a través de coreografías con técnica clásica en puntas (mujeres), flying low (varones) y parejas de tango, en escenario fantasía, apoyados con actores aéreos.

La Revolución industrial enfatizó el trabajo que se fue fortaleciendo y encadenando a nuestra producción, creando un símbolo que representa los 454 años de esfuerzo y trasformación de los viticultores de nuestra provincia.

Para finalizar, el cuadro La independencia hecha Vendimia, hecha identidad cerró la fiesta que mostró a Mendoza como eslabón fundamental de la construcción, hacia la Independencia de Nuestra Patria.

National Geographic ubicó a la Vendimia segunda en el ranking Harvest Festivals

La National Geographic menciona a la Fiesta de la Vendimia como segunda en el top 10 de los mejores festivales de cosecha del mundo (Harvest festivals). Así lo muestra en su página oficial. Se trata del ranking de los más recomendados festivales de cosecha del mundo, donde también menciona a la cosecha de arroz en Bali, Indonesia, y el Sucot, Jerusalén, Israel.

La fiesta de los mendocinos aparece, además, como la única en su rubro recomendada en América Latina, dejando afuera a su rival, la Fiesta del Sol de San Juan, y a las demás celebraciones latinas relacionadas con la cosecha.

El Top 10 de National Geografic
1Thanksgiving, Plymouth Plantation, Massachusetts
2 Fiesta de la Vendimia, Mendoza, Argentina
3 Cosecha de arroz, en Bali, Indonesia
4 Chanthaburi feria Fruit, en Chanthaburi, Tailandia
5 El Sucot o fiesta de la alegría, Jerusalén, Israel
6 Bendición del Mar, Grecia
7 Olivagando, recolección de la aceituna , en Magione, Italia
8 Lammas Festival, en el Reino Unido
9 Fiesta de la Flor, en Madeira, Portugal
10 Incwala, en Suazilandia

FEST300

El sitio digital Fest300, dedicado a promover las mejores fiestas y festivales alrededor del mundo, incluyó a la Fiesta Nacional de la Vendimia entre una de las 300 más importantes.

La fiesta más importante de Mendoza, comparte el listado con el Carnaval de Venecia (Italia), el Año Nuevo Chino (China), el Ocktoberfest (Alemania), la Fiesta de San Fermín (España), el Año Nuevo en Rio (Brasil) e incluso la compara con un “Mardi Gras” (Estados Unidos).

Respecto de la Fiesta de la Vendimia, el sitio invita a imaginar fuegos artificiales, reinas, bailes y mucho vino, a los pies de los Andes.(Imagine fireworks, wine queens, dancing, and lots and lots of wine, set against the foothills of the Andes, and you’ve got the National Grape Harvest Festival). El sitio describe las diversas actividades que se realizan los días previos y posteriores al acto central, destacando que los eventos principales duran 10 días y que el cierre, es una gran producción teatral al mejor estilo de Las Vegas con mil artistas en escena danzando con música en vivo “un espectáculo argentino, realizado con pasión, que eleva las emociones”.

En el mencionado sitio, la Vendimia se encuentra representada con una importante colección de fotos de los desfiles del Carrousel y Vía Blanca e incluso videos sobre el acto final de la Vendimia.

 

Fuente: Pulso Turístico, Diario UNO