En los últimos 12 meses el 22% de los estadounidenses utilizó agencias para organizar sus viajes. Además, los millennials son los que más valoran la intermediación.

En el país donde nació el fantasma de la obsolescencia de la intermediación turística nuevos datos señalan que, lejos del final del cuento, el canal de las agencias parece haberse revitalizado.

Un reciente informe de la Asociación Americana de Agencias de Viajes (ASTA, por sus siglas en inglés) revela que en el último año el 22% de los estadounidenses utilizó el canal de la intermediación para realizar sus reservas. Un dato que implica un rebote del 14% acumulado en los últimos tres años.

Pero hay datos más esperanzadores. Uno de ellos es que quienes más utilizan un agente de viajes –sobre todo aquellos que tienen presencia online– para sus vacaciones son los llamados millennials (rango etario que va desde los 18 hasta los 35 años), donde el 30% recurrió a ese canal.

El estudio, realizado en 14 mil hogares con ingresos superiores a los US$ 50 mil anuales, revela que además dos tercios de quienes utilizaron una agencia considera que eso mejoró la experiencia del viaje. Y, nuevamente, los millennials son el rango etario que más valora ese rol, ya que un 45% de ellos dijo que lo recomendaría a un amigo o familiar.

“A esta altura los consumidores ya probaron todo. Reservaron online, contrataron en forma directa y apelaron a una agencia”, comentó el presidente de la ASTA, Zane Kerby, quien agregó: “En este estudio se disipa de una vez por todas el mito de que la reserva directa con proveedores o pasar horas online para hacerlo uno mismo reditúa en un mejor precio o da una experiencia de viaje más feliz”.

De todos modos, hay que tener en cuenta el dato de que quienes mejor están aprovechando estas condiciones son las que tienen una sólida presencia online: “La mayoría de los millennials están muy conectados y recurren a la web o a las redes sociales cuando buscan un organizador del viaje”, señaló Kerby. El titular de la ASTA reconoció que en general el espacio todavía se enfrenta a una crisis de identidad: “Los consumidores no tienen una imagen en la cabeza de a qué se parece una agencia de viajes. Por eso es importante para nosotros y otros jugadores relevantes de la industria para mantener a las agencias en la conciencia pública”.

Fuente: LAdevi
09/11/2016

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.