El Aconcagua convocó a casi 400 andinistas más que el año pasado