Atractivos de El Challao

Atractivos de El Challao

El distrito lasherino es elegido por mendocinos y turistas que buscan tranquilidad y contacto con la naturaleza.

Las Heras es un departamento que hay que recorrer mucho para disfrutar de sus bellos paisajes. El Challao es uno de los distritos lasherinos que los turistas tienen que descubrir. Una localidad que tuvo distintas épocas de esplendor por diferentes atractivos (el autocine, el parque de diversiones “Challaolandia”, los boliches y la popular “Alfombra Mágika”, entre otros), y, en el último tiempo, se ha vuelto una de las preferidas por quienes disfrutan de los deportes al aire libre.

Así, El Challao se mantiene vigente y ofrece propuestas para disfrutar de la naturaleza, el bienestar, el descanso y la diversión. El sitio posee un microclima especial y diferentes miradores que permiten ver casi todo el Gran Mendoza. También es un punto residencial en crecimiento con aproximadamente 15 mil habitantes.

“Podés tener una hermosa experiencia turística a pocos kilómetros de tu casa un día cualquiera. Podés realizar una caminata bajo la luna llena y, al finalizar, comer unas empanadas hechas en horno de barro con una cerveza artesanal al pie del Cerro Arco.  Mientras disfrutas del folclore, bailas tango o escuchas anécdotas de andinistas. Una experiencia completa para todos los sentidos”, expresó Rodrigo Pérez Esquembre, director de Turismo de Las Heras, quien señaló que vienen trabajando con la Cámara de Turismo y Comercio de El Challao para “brindar más y mejores servicios a los cientos de visitantes que pasan por allí cada semana y, también, para concientizarlos del cuidado ambiental que conlleva la actividad turística”.

 

Propuestas para pasar el día

En la zona se realizan diferentes deportes como senderismo, trail running, mountain bike, parapente y trekking nocturnos, entre otros. También hay quienes lo eligen para ir a tomar unos mates o simplemente mirar las luces de la Ciudad desde los diferentes miradores.

Entre los principales atractivos se encuentran: el Cerro Arco, la famosa Piedra de Isidris y el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, perteneciente a los misioneros claretianos.

Está iglesia habría surgido por iniciativa de una devota, quien colocó una imagen de Lourdes sobre el cerro Bonete. Con el tiempo, los misioneros claretianos se hicieron cargo del lugar y se levantó una pequeña capilla y posteriormente se construyó un santuario en dos etapas, de 1933 a 1941 y de 1941 a 1978. Las obras del actual templo finalizaron en 2010. Cada 11 de febrero, miles de fieles se acercan al Santuario de la Virgen de Lourdes, en El Challao.

Hay misas todos los días: lunes a sábados a las 18.30 (de abril a octubre) y a las 19.30 (de noviembre a marzo). Sábados, a las 10. Domingos: a las 10 y a las 11.30 y, de abril a octubre hay dos horarios a las 17.30 y a las 19. Mientras que los domingos de noviembre a marzo, las misas son a las 18.30 y a las 20.

Sin embargo, el centro religioso se puede visitar todos los días: hay un espacio que dispone de mesas y bancos de hormigón para comer o merendar. Las dos capillas se pueden recorrer permanentemente y hay surtidores para que los devotos se lleven el “agua de la Virgen de El Challao” para bendecir sus hogares.

Otro de los lugares para visitar por el día es la mística Piedra de Isidris, que está ubicada en un terreno que es propiedad privada, sin embargo, las caminatas pueden hacerse de forma gratuita ingresando por el puesto Puerta de la Quebrada.

El lugar fue descubierto hace muchos años por Verónica Lizana C., también conocida con el seudónimo de Kervher, quien escribió un libro sobre la zona, que se terminó popularizando como un centro energético. En la actualidad, la Piedra de Isidris es visitada por muchos mendocinos que recorren el sitio haciendo deportes, también por decenas de curiosos interesados en su historia y por contingentes de turistas que se acercan a realizar meditación e intentar conectarse con “los seres de luz la Ciudad Dorada Intraterrena”.

Y a pasitos de Isidris está el Cerro Arco con una altura de 1.668 msm, desde la base son 543 metros de desnivel y 4,5 km de recorrido. Es el cerro más emblemático e icónico para las personas que se inician en deportes de montaña.

“Para ascender al cerro es necesario contar con una previa preparación física (caminata). No es un cerro difícil, pero necesitas mínimo estar en forma y llevar dos litros de agua por persona. La llegada a la cumbre y retorno son entre tres y cuatro horas”, indicaron desde la Municipalidad de Las Heras y solicitaron a quienes circulen por el Arco y sus alrededores ser cuidadosos y respetuosos tanto de la flora como de la fauna: hay presencia de ejemplares típicos de planicies como zorro gris, jotes y martinetas. Especies propias de la precordillera como los yales, piquito de oros, zorros colorados, águila mora y aguiluchos, que son las de mayor avistamiento. Con respecto a la flora, pueden apreciarse algarrobos, chañares brea y una gran variedad de cactáceas. Y, por supuesto, disfrutar del exquisito aroma de la jarilla.

 

Para pernoctar y relajarse

Domingo Álvarez, presidente de la Cámara de Turismo y Comercio de El Challao, señaló que la zona cuenta con 400 camas. Hay cabañas, hostería y campings que ofrecen opciones de alojamiento.

Entre ellos se encuentra el complejo turístico Termas del Challao, que puede alojar hasta 69 personas, distribuidas en 26 habitaciones con todas las comodidades. Cuenta con piscina, jardines, sector de parrilla, restaurante y salón de eventos, según señalan en su sitio web.

Pero además hay una serie de “casas de fines de semana”, que se pueden alquilar por sitios como Trivago, Airbnb y Booking o directamente a sus dueños, como es el caso de Mi Querencia, una bella posada enmarcada por los cerros e ideal para que se aloje una familia. La casa es amplia y cómoda, tiene pileta, horno de barro y una gran parrilla para hacer un exquisito asado.

En verano, las mañanas son ideales para salir a hacer deportes, las tardes para piletear y, por las noches, la temperatura baja lo suficiente como para relajarse y dormir tranquilo. Mientras que muchas jornadas de inviernos suelen verse algunos copos de nieve. Para los turistas, la particularidad de alojarse en esta zona de Las Heras es que está lejos del ruido de la ciudad, pero cerca para hacerse una escapada.

Las casas en alquiler ofrecen varias comodidades. Mi Querencia cuenta con churrasquera y horno de barro, entes otras cosas.

 

Propuestas gastronómicas

El Challao cuenta con restaurantes y bares que conforman la propuesta gastronómica fusionando parrilladas, lomiterías y platos típicos con música y otras actividades culturales que elevan la experiencia.

Uno de los lugares donde se puede disfrutar de exquisitas comidas es la Puerta de la Quebrada a los pies del Cerro Arco, donde los fines de semana también se pueden presenciar espectáculos artísticos.

 

Fuente: EL Sol, por Gema Gallardo

Artículos Relacionados