Pasan los meses y Argentina mantiene restricciones aéreas que contrastan con lo que sucede en otras regiones, como Europa. En vuelos internacionales, el país está a un nivel de sólo 10% de la actividad prepandemia. Un tema que excede la cuestión sanitaria y se explica por la falta de dólares.

Mientras el Gobierno nacional sigue administrando, mediante cupos diarios, el ingreso de argentinos al país, limita la cantidad de vuelos al exterior y continúan cerradas las fronteras para el turismo extranjero, todos los sectores económicos que dependen del movimiento aéreo acumulan pérdidas cada vez más difíciles de enfrentar.

 

En agosto se realizaron 8.385 vuelos de cabotaje en el país, con 539.000 pasajeros. En el mismo mes del 2019, el número fue de 16.467, con 1.474.000 pasajeros, según datos de la ANAC. Es decir, en la actualidad, hay el 50% de los vuelos que se realizaban antes del covid.

En cuanto a los vuelos al exterior, en agosto hubo 2.655 servicios, con 99.000 pasajeros, mientras que dos años atrás se habían realizado 8.550, con 1.182.000. En este caso, la actividad es de sólo el 30% de los niveles del 2019, en cuanto a vuelos, pero de 8% sobre pasajeros.

Además, de las cuestiones sanitarias, estos números muestran que la decisión oficial de limitar las salidas al exterior tendría un sustento económico, como la de evitar la salida de dólares a través de la compra de pasajes. El sector turístico tuvo, tradicionalmente, un déficit en la balanza de divisas.

Estos datos se contraponen con los que sucede fuera de la frontera. Un ejemplo claro es el nivel de actividad que se registró en Europa durante agosto, mes tradicional de vacaciones de verano en ese continente.

En Italia, por ejemplo, las operaciones de cabotaje estuvieron por arriba de lo registrado en agosto del 2019. Según datos del organismo europeo que maneja las estadísticas aéreas, los vuelos internos en ese país representaron el 107% del total computado hace dos años.

Turquía también está por arriba de los registros de 2019, con 101%. Francia, Grecia, Noruega o España se ubican con un volumen de operaciones de cabotaje de entre el 90% y 96% respecto a los vuelos realizados dos años atrás. En un escalón más abajo aparecen Alemania y Reino Unido, con 56% y 68% contra agosto de 2019.

En cuanto a los vuelos internacionales, Grecia se ubica en los primeros puestos de recuperación de actividad con 95% de entrada y salida de vuelos respecto a la prepandemia. El resto de los países mencionados estuvieron operando entre 45% y 70% del nivel de hace dos años.

Hay que tener en cuenta que por los nuevos controles y protocolos en aviones y aeropuertos, muchos turistas que utilizan este modo de transporte, en Europa, optaron por la vía terrestre para trasladarse de un país a otro cuando las distancias lo permitían. De esta manera, el flujo turístico real debe mostrar niveles más altos de recuperación.

En promedio, la actividad aérea, en Europa, tanto dentro de los países como internacional, está en el 70% de los registros de dos años atrás.

Uno de los factores claves que permitieron esta mayor apertura es el alto nivel de población con esquema completo de vacunación, que permitió la implementación del pasaporte sanitaria y la reducción de las restricciones.

 

Desde distintos sectores turísticos argentinos vienen reclamando que se flexibilice la política sobre el ingreso de turistas, algo que viene demorado y sigue provocando cierres de empresas.

El Gobierno nacional tiene limitada la autorizaciones de frecuencias para viajar al exterior, sumado a medidas de restricciones de ingresos para quienes salen del país, lo que desalienta a los viajeros.

Sin embargo, estiman que hay una demanda reprimida que, en caso de liberarse los vuelos, podría llevar a las aerolíneas que operan internacionalmente a estar por arriba del 50% del nivel de la prepandemia.

Recuperar la totalidad de lo permitido, comparado con 2019, no será tan fácil, ya que el sobre cargo que genera el impuesto PAIS, más el anticipo de Ganancias, hace que mucha gente retraiga el consumo en este sector.

Fuente: Mdz Online – por Horacio Alonso
20/09/2021