Seis de las ocho páginas del trabajo de la CAT ilustran la importancia del turismo para Argentina, la región y el mundo. Sólo las dos restantes plantean 16 propuestas sobre inversión, fortalecimiento institucional y política fiscal. Ni amaga a problematizar la cuestión cambiaria ni se abordan otras alteraciones de la macro. Si bien respaldaron formalmente el escrito, por lo bajo las entidades se quejaron de la falta de tiempo y debate.

Seis pedidos de “continuar”, tres de “profundizar”, dos de “mantener” y un “afianzar” vertebran el documento elaborado por el Comité Ejecutivo de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) para ser entregado a los tres candidatos con mayores aspiraciones a ser el próximo presidente de la Nación. Resulta inexplicable el secretismo con el que se lo pretendió envolver, buscando explícitamente que no se diera a conocer algo que debería ser público para los actores representados por las entidades miembro.

O MAIS GRANDE.

El informe (que ya fue acercado a los equipos que trabajan con Sergio Massa y Mauricio Macri) consta de ocho páginas y tres párrafos, de las cuales las seis primeras están destinadas a anoticiar a los candidatos sobre la importancia económica del turismo en el mundo, la región y en Argentina; de qué consta el rol de la CAT; y cuál fue el aporte de la Ley Nacional de Turismo sancionada en 2004. De hecho, el trabajo elaborado por economistas contratados por la entidad no duda en subtitular que “Argentina continuará siendo uno de los países que lidere el crecimiento”.

Ni amaga a problematizar la cuestión cambiaria cuando señala que el turismo desempeña un rol estratégico en la superación de la escasez de divisas. Cuando basta con recorrer las páginas de este semanario para encontrar visiones encontradas al respecto, en el marco de una coyuntura especial como la generada por el llamado cepo (un alto porcentaje de los dólares que ingresan se liquidan en el mercado informal, mientras que el emisivo sufre embates de varios sectores por “llevarse las reservas de los argentinos a Miami”).

En ese marco, no es sorprendente que en la mirada del pasado inmediato tampoco se aborden otros estrangulamientos de la macro, como la inflación, la guerra de divisas que afecta al país por vía de las devaluaciones de sus vecinos, los problemas de competitividad o la informalidad.

 SR. CANDIDATO:

“Para continuar el crecimiento” el trabajo de la CAT plantea unas 16 propuestas agrupadas en tres ejes estratégicos: inversión, fortalecimiento institucional y política fiscal turística.

En materia de inversiones el planteo es continuar con las acciones llevadas a cabo por el Ministerio de Turismo de la Nación en cuanto a captación de inversión privada, ejecución de préstamos internacionales y estudios técnicos para el direccionamiento de la misma a los destinos. Lo más osado es el pedido de profundizar la política de transporte, tanto terrestre como aérea (única referencia testimonial en todo el documento). En media carilla a doble espacio queda entonces planteada la visión sectorial en materia de inversiones. No se menciona el anhelo de ninguna obra puntual.

Respecto al fortalecimiento institucional se promueve mantener el rango ministerio del turismo, fortalecer el Inprotur, afianzar el Consejo Federal de Turismo, mantener Parques Nacionales dentro de la esfera del MinTur y continuar con la política de ordenamiento de feriados. El único pedido hacia adelante es el de instar a los gobernadores provinciales a elevar al máximo rango institucional sus carteras de turismo.

LO MÁS AMBICIOSO.

Hay que esperar hasta la última página para encontrar palabras como “avanzar”, “añadir” o “modificar”. Se trata (no casualmente donde las entidades miembros de la CAT reconocen sus aportes) del capítulo dedicado a la política fiscal para “lograr un mayor grado de competitividad dentro del sector”. En este sentido, la Cámara promueve extender la exención del IVA a los visitantes extranjeros, permitir la deducción de los gastos en turismo interno del Impuesto a las Ganancias, “modificar la política de percepciones tributarias que impactan sobre el turista foráneo” (léase, que no se le cobre el 35% cuando compran en Argentina servicios en países vecinos), igualar la carga tributaria entre empresas nacionales y extranjeras para alentar “la equidad, la legalidad y promocionar el trabajo argentino”.

CARA

El documento es sólo un disparador que sirve para tener un contexto de análisis. Después hay un montón de inquietudes de cada una de las entidades, como planteó la Faevyt con el 35% y los hoteleros con el alojamiento informal. Pero la idea es ver cuáles son los grandes lineamientos que creemos que tenemos que defender o consolidar para lo que viene. En la charla se lo explicaríamos bien a los candidatos”, explicó el vicepresidente 1° de la CAT, Fernando Gorbarán. A la hora de teorizar por qué aun no fueron recibidos por los postulantes a la presidencia, el dirigente respondió: “Lo que entiendo es que ven en la actividad turística a un sector que le ha ido bien en este período de Gobierno. Entonces, no creen que sea una bomba que les va a explotar, sino que la cosa está ordenada. No es por justificarlos, pero creo que están enfocados en los temas que tienen más relevancia en lo que hace a la opinión pública”.

CONTRACARA.

Lo cierto es que el documento hace poco por esgrimir situaciones que los propios miembros de la CAT plantean como acuciantes una vez que salen de su paraguas. Sin ir más lejos, la semana pasada la Fehgra en su coloquio tributario señaló que “el sector está padeciendo la mayor presión impositiva de la historia, habiéndose superado los límites en materia de costo impositivo. A su vez se hace imposible cumplir con las múltiples obligaciones de tipo formal, a pesar de haberse incrementado el personal con su consecuente costo administrativo, situación que no todas las pymes del sector pueden afrontar”. La propia Faevyt alertó la semana pasada sobre la inédita concentración de mercado que está llevando a que algunas agencias crezcan mucho, mientras que otras que no ac- ceden a las mismas condicio- nes de financiamiento estén cerrando.

Sin ir más lejos, hay que te- ner en cuenta el acuerdo ce- lebrado la semana pasada por la Faevyt y las entidades hote- leras (la Fehgra y la AHT) para buscar la manera de comba- tir la informalidad. La entente es leída por algunos como un gesto de hastío hacia la falta de avance en la resolución de losproblemasqueseplantean vía la CAT.

De todos modos, a grabador abierto los presidentes de las entidades consultadas salie- ron a respaldar el documento de la Cámara. A grabador ce- rrado se quejan de la falta de tiempo con la que les fue im- puesto su análisis, supuesta- mente por una reunión con Scioli que finalmente no se concretó. El único que ven- tiló públicamente su incomo- didad fue el presidente de la AHT, Aldo Elías, que lo definió como un traba.

Fuente: Ladevi
08/10/2015

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.