Después de dos años de obras, el viernes 22 de noviembre reabrirá sus puertas el ECA.

 

Desde el viernes 22, se podrá recorrer nuevamente el Espacio Contemporáneo de Arte, en el emblemático edificio de 9 de Julio y Gutiérrez de la Ciudad de Mendoza.

Recordemos que desde que se incendió, el 18 de enero de 2017, el museo permaneció cerrado. El fuego desatado en aquel momento afectó sobre todo la cúpula de grandes dimensiones dejándola visiblemente destruida.

 

Ahora, además de ser un espacio de excelencia para las artes visuales de Mendoza, brindará un homenaje a la gran artista Eliana Molinelli y con los nombres de cada una de sus salas, a 12 referentes locales. 

 

El Espacio Contemporáneo de Arte Eliana Molinelli contará con 12 salas que recibirán los nombres de los artistas plásticos Luis Quesada, José Scacco, Marcelo Santangelo, Roberto Azzoni, Orlando Pardo, Sara Rosales, Selva Vega, José Bermúdez, Antonio Sarelli, Raúl Castromán, Dardo Retamozza y Ángel Gil.

 

Nombre ilustre para el Espacio

Eliana Molinelli nació en Mendoza, en 1943. Fue una de las escultoras más reconocidas a nivel provincial y nacional, con una gran proyección internacional y desde su reapertura el ECA llevará su nombre.

Su obra se encontró estrechamente vinculada a las grandes transformaciones producidas en la escena artística de los años 60 y 70. En 1968, egresó de la Escuela Superior de Artes Plásticas, de la UNCuyo, como profesora de Bellas Artes. Durante su formación, tomó contacto con escultores de la talla de Lorenzo Domínguez, Mario Pagés, Héctor Nieto y Carlos de la Mota.

Se destacó por ser la artista impulsora del plan de desarme, que la ONU organizó conjuntamente con la provincia de Mendoza, siendo esta la primera comunidad en el mundo en organizar dicho plan, sin haber estado en un conflicto bélico previamente. Pese a que Molinelli falleció el 13 de junio de 2004, la causa sigue vigente en manos de sus amigos, otros afamados artistas argentinos, quienes, en su homenaje, decidieron continuar con la empresa.

 

Antonio Sarelli será distinguido por su trayectoria

Una sala del Espacio Contemporáneo de Arte llevará el nombre del artista plástico, ciudadano ilustre de Maipú.

El artista plástico maipucino Antonio Sarelli será reconocido con una sala en el ECA que llevará su nombre.

Con la particular serenidad y humildad que lo caracteriza, el reconocido artista plástico logró una inconfundible trayectoria en el mundo del arte. Su vocación comienza en su hogar familiar de Maipú.

Sarelli se formó en la Academia de Bellas Artes y su carrera fue motivo de numerosos reconocimientos y uno de los más importantes es la declaratoria como ciudadano ilustre de Maipú y la colocación de su nombre a una escuela ubicada en el distrito Luzuriaga.

 

Sus obras llevan un sello inconfundible, la de figuras y objetos que evaden la cotidianidad para presentar un mundo de paz en una atmósfera poética. 

 

Un repaso por la vida de Antonio Sarelli

Antonio Sarelli nació en Maipú en 1936. En 1960, egresó de la Academia Provincial de Bellas Artes, con el título de profesor de Dibujo. En 1975 fue designado director organizador del taller de pintura Rafael Mauleón, en el Castillo del Instituto Cuyano de Cultura Hispánica y de la Biblioteca Mariano Moreno, de San Rafael.

Ejerció la docencia y fue vicedirector de la Escuela Provincial de Bellas Artes y vicepresidente de la Sociedad de Artistas Plásticos de Mendoza. Fueron sus maestros José Casucci, Domingo Santarone y Hernán Abal, entre otros. A la largo de su trayectoria, ejerció una amplia actividad como jurado en salones de artes visuales.

Su inquietud por las problemáticas teórico-artísticas lo acercó a las reuniones que sistemáticamente se realizaron en un café, con la presencia de Roberto Azzoni, Dardo Retamoza, Ricardo Tudela, Alberto Cirigliano, Jorge E. Ramponi y Vicente Nacarato, entre otros intelectuales del medio local.

En 1962, participó en la Segunda Bienal de Artes Plásticas de la Provincia y es cofundador del Grupo Numen. Al año siguiente integra el XVIII Salón de Cuyo de la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos de Mendoza.

Expuso en muestras individuales y colectivas de carácter provincial, nacional e internacional, como Galerías D’Elia, Spilimbergo, Patiño Correa, Genesy, Zulema Zoireff, Taller Nuestro Teatro, Cilol, Praxis, Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazu-Casa de Fader; Nanini, Jaimes y Deck y La Gran Vía, España.

Obtuvo importantes premios en salones provinciales y nacionales, entre ellos el primer premio del Salón Vendimia y el premio Cecilia Grierson, Salón Nacional. En 1995, la Cámara de Diputados de Mendoza lo distinguió por su destacada trayectoria artística y la Presidencia de la Nación Argentina le otorgó un reconocimiento a su labor artística.

Su obra integra las colecciones del museo provincial de bellas artes Emiliano Guiñazu- Casa de Fader, Museo Municipal de Arte Moderno, Museo de Bellas Artes Omar Reina San Rafael, Museo Municipal de Bellas Artes Manuel Belgrano, en Buenos Aires, y Palacio de Bellas Artes de Viña del Mar, Chile.

 

Una de las salas del ECA llevará el nombre de Ángel Gil, un reconocido artista plástico que dejó un invaluable legado.

 

Ángel Gil es, sin dudas, uno de los artistas plásticos más reconocidos de nuestra provincia. Su larga y fértil carrera se nos presenta llena de vivencias, plena de producciones. Integrante de una generación de artistas vinculados por su labor e intereses comunes, Gil se afianza como creador, docente y gestor.

Egresó de la Academia Provincial de Bellas Artes y sus esfuerzos y energía dieron como resultado una trayectoria sembrada de obras, exposiciones, reconocimientos y discípulos. Aún hoy mantiene su vocación docente, dirigiendo un taller de artistas.

En los paisajes de su última producción hay una búsqueda plástica y sensible, en la que Gil indaga con una mirada escrupulosa la potencialidad de los secretos de la naturaleza en sus aspectos más característicos. De esta mirada surge la magia de las formas y de una paleta cromática que ha madurado bajo el sol mendocino.

 

Un repaso por la vida de Ángel Gil

 

Nació en Godoy Cruz, en 1937. Egresó de la Academia Provincial de Bellas Artes, donde se desempeñó, desde 1968, como Profesor de Dibujo y Pintura y Regente, desde 1991.

Sus maestros fueron Mario Vicente, Juan José Gómez, Hernán Abal y Vicente Lahir Estrella.

Integra el Grupo Numen y es cofundador, junto a Alfredo Ceverino, Antonio Sarelli y José Scacco, de las Galerías Taller Alfa y Zulema Zoireff. Obtuvo numerosas Distinciones en Salones Nacionales, Bienales Provinciales y Salones Vendimia de Artes Plásticas, Mendoza.

Ha participado en numerosas exposiciones provinciales, nacionales e internacionales, como Galerías Numen, Galería de Arte Taller Nuestro Teatro, Zulema Zoireff, Alfa, Museo Provincial de Bellas Artes “Emiliano Guiñazu-Casa de Fader”, Museo Municipal de Arte Moderno, Mendoza; Galerías Witcomb, Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires; Museo de la Marina de Vilassar y Galerías Dek y Jaimez, Barcelona, España.

Falleció un 2 de septiembre de 2017, una de las figuras emblemáticas de la pintura mendocina, dejando un invaluable legado artístico y más de 50 años de docencia, inspirando a numerosas generaciones.

 

Fuentes: Los Andes y MendoVoz

Artículos Relacionados