A 20 días de haber sido aprobado por el Congreso de la Nación, el Ejecutivo promulgó el Presupuesto 2017. Y aunque increíblemente haya pasado prácticamente desapercibido en la agenda sectorial, la “ley de leyes” (como se la conoce) implicará, ni más ni menos, que una modificación de la Ley Nacional de Turismo. Es que el artículo 24 del Presupuesto prevé un aumento del 40% en el impuesto que grava los pasajes aéreos, marítimos y fluviales al exterior, con el cual se fondea la totalidad de la caja propia que financia las acciones del Ministerio de Turismo y el Inprotur. O sea, el famoso DNT aumentará del 5% al 7% el precio de los tickets emitidos al exterior. Lo cual, de mínima, implica ingresos adicionales a las arcas del Estado de $ 800 millones al año.

HOY NO SE GASTAN.

Lo curioso es que al 18 de diciembre, el Inprotur apenas había ejecutado el 43,31% de los fondos previstos para 2016 y el MinTur no más del 70%. Siendo ambos organismos de los tres que menor ejecución presupuestaria tuvieron a lo largo del año.

El Ministerio de Turismo de la Nación tuvo un presupuesto en 2016 de $ 2.037 millones, de los cuales $ 755 millones correspondieron al Inprotur. Como ambos organismos se financian de lo producido del DNT (el 40% tiene asignación específica para las acciones de promoción internacional) son de los pocos que terminan recibiendo más recursos de los originalmente previstos. Es decir, si bien se calculaba que ingresarían $ 1.740 millones, los recursos recaudados fueron un 17% más.

Sin embargo, en 2017 Turismo recibirá un 40% de aumento en los recursos, que deberá ser aportado por los turistas argentinos que viajen al exterior.

Fuente: Ladevi
31/12/2016

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.