La prueba piloto, si todo marcha bien, iniciará el 6 de septiembre. Córdoba, Salta y Mendoza pidieron autorización para abrir sus aeropuertos.

Luego de que el Gobierno nacional confirmara que tres provincias solicitaron transformarse en “corredores seguros” para recibir a turistas chilenos y uruguayos, de acuerdo con lo establecido por la resolución vigente, se comenzó a trabajar en los protocolos para darles el visto bueno.

En un contexto de contagios de coronavirus a la baja, y mientras la variante Delta demora su impacto en la Argentina pese a haber superado el umbral de la circulación comunitaria, el Ejecutivo sigue avanzando en la flexibilización de las restricciones.

En ese sentido, tal como indica la Decisión Administrativa 793/2021, oficializada el 6 de agosto, un mes después, de mantenerse estable la situación sanitaria, se implementaría una “experiencia piloto de turismo limítrofe”.

Es decir que los gobernadores pueden proponer a la Jefatura de Gabinete, con la previa intervención del Ministerio de Turismo y Deportes transformarse en “corredores seguros” para autorizar el ingreso de extranjeros provenientes de esos países vecinos. Si la experiencia resulta convincente y la evolución de la pandemia lo permite, la perspectiva es continuar con pasajeros de otros países latinoamericanos, norteamericanos y europeos.

En las últimas horas, Córdoba, Salta y Mendoza realizaron el pedido formal de apertura de sus aeropuertos internacionales y algunos de sus pasos fronterizos. A partir de entonces, fuentes de la Dirección Nacional de Migraciones confirmaron a TN.com.ar que comenzaron a trabajar en los protocolos y el viernes se realizó un “Zoom de consultas” por el tema.

Al no ser provincia fronteriza, Córdoba solicitó abrir únicamente su aeropuerto. Mendoza, además de su terminal aérea internacional, pidió por el paso fronterizo del Cristo Redentor. Salta, por su lado, gestionó la recepción de pasajeros internacionales por la vía aérea, y de chilenos y argentinos desde el Paso de Sico.

Una vez hayan recibido la aprobación del Ministerio de Salud y de Migraciones, podrán comenzar a hacer las pruebas pilotos. “Hasta el momento hay tres provincias interesadas en establecerse como corredores seguros. Se están estudiando las posibilidades y los protocolos necesarios para su implantación”, indicaron.

De ser autorizados, los tres distritos se sumarán al cupo de 2300 pasajeros internacionales por día desde el lunes 6 de septiembre, según consta en la disposición de Migraciones.

Las fronteras argentinas están cerradas desde marzo de 2020, aunque hay una cuarta provincia que desde junio trabaja en protocolos para la recepción, a partir de octubre, del turismo internacional: Tierra del Fuego, a través de los cruceros procedentes el exterior.

Aún con la amenaza latente de la cepa Delta (que es hasta un 60% más contagiosa que el virus original), la proyección de las autoridades sanitarias es que la cantidad de vacunados que tiene el país permita mantener a salvo el sistema sanitario independientemente de un factible crecimiento de la curva de positivos.

Fuente: TN
02/09/2021