El Gobierno reconoce atrasos en la organización de Vendimia

Gobierno - Atrasos en vendimia

El director de Producción General y Vendimia, Alejandro Pelegrina, reconoció que hay atrasos. Muchos se deben a inconvenientes surgidos por la transición del gobierno.

El director de Producción General y Vendimia, Alejandro Pelegrina, reconoció a Los Andes que hay atrasos en diferentes áreas de cara a la Vendimia 2016. Muchos se deben a inconvenientes surgidos por la transición gubernamental.

Más precisamente hay problemas en lo que respecta al vestuario, el escenario, los efectos especiales y el sonido necesario para que puedan ensayar los músicos.

Empezando por el vestuario, Pelegrina explicó que el mayor obstáculo con el que se encontraron tiene que ver con la falta de inventario actualizado. “Si el gobierno anterior lo hubiese hecho, probablemente no nos hubiéramos demorado tanto. Por ejemplo, necesito saber cuántos rollos de tela tenemos disponibles para saber si vamos a tener que comprar más”, precisó.

Esta tarea tomó un tiempo extra que repercutió en el llamado a licitación para poder comprar los elementos necesarios para arreglar y/o confeccionar los trajes que utilizarán los artistas que darán vida a “Vendimia de la Identidad”. “La semana que viene empiezan a salir entre 10 y 12 licitaciones”, adelantó Pelegrina. Esto marca una diferencia notable con fiestas anteriores, en las que las mismas iban saliendo en forma gradual.

Volviendo al vestuario, se espera que los trabajos comiencen la próxima semana. Entre otros aspectos, se tiene que resolver la contratación del personal que va a tener a cargo esta tarea. “El año pasado fueron unas 90 personas, pero el staff de este año ha solicitado sólo 41”, detalló Pelegrina.

No obstante, reconoció que el número podría incrementarse “a unas 60 personas, para poder llegar a tiempo” lo que llevaría a que “algunos costos se vayan a aumentar un poco”.

Músicos sin sonido

Otro de los contratiempos tiene que ver con la falta de sonido en el Espacio Julio Le Parc, luego de que terminara el contrato con la la empresa que prestaba el servicio. “Los músicos están ensayando igual gracias a que el propio staff de la fiesta ha facilitado el equipo de sonido”, explicó Pelegrina.

Es importante tener en cuenta que hasta hace una semana se estaban pagando $ 465 mil de alquiler por mes, cuando comprar el equipamiento nuevo hubiese costado $ 1,5 millón. “Hoy, esta es una de las cosas más preocupantes, porque el tema del sonido se está resolviendo por la buena voluntad del equipo, pero es una responsabilidad del Estado hacerlo”, remarcó el funcionario de Cultura.

A la par, también hay demoras con las obras en el Teatro Griego. “En áreas técnicas como el escenario y los efectos especiales también hemos tenido atrasos”, reconoció Pelegrina.

En este caso, porque debieron hacer una adecuación especial dadas las características del espectáculo que dirigirá Alejandro Grigor. Es que para los actores aéreos se va a utilizar una grúa especial, que permitirá mantener en escena a 15 de ellos en forma simultánea, y es necesaria para ello una plancha de cemento.

“Es algo que va a quedar para las próximas Vendimias y el alquiler va a salir más barato sin esa planchada”, indicó. No obstante, la idea es comenzar con las obras en el Frank Romero Day a fines de enero.

A pesar de los inconvenientes mencionados, el funcionario se encargó de aclarar que el panorama no es tan negativo y que se está trabajando para llegar a tiempo y en forma, evitando llegar “a los costos que se manejaron en la fiesta del año pasado, en la que la vara de presupuesto era muy alta”.

Y agregó Pelegrina: “Cuando chequeamos encontramos que en áreas específicas había proveedores de la fiesta 2015 que aún no han cobrado”.

Esto hará aún más complicadas las licitaciones, ya que el número de empresas que pueden prestar esos servicios son muy reducidos. “Si hiciste un trabajo y no te pagaron, es lógico que no quieras volver a trabajar para ellos”, concluyó.

A todo esto hay que sumar un conflicto más: según trascendió, la relación entre el director del Acto central, Alejandro Grigor, y algunos funcionarios de la Secretaría de Cultura no está pasando por el mejor momento. Sin embargo, se trabaja para superar esas diferencias en pos de que la Fiesta Nacional 2016 no se encuentre con complicaciones innecesarias, explicaron las fuentes.

Fuente: Diario Los Andes
22/01/2016