La reapertura del hotel de Potrerillos, fue anunciada para mediados de 2014 pero los plazos de entrega de la obra se dilataron por el aumento de la inversión. Ya está listo el 80% y el objetivo es reinaugurarlo en verano. Está ubicado en una superficie de 18 hectáreas.

Quince años cerrado ya cumplió el Gran Hotel Potrerillos y aunque varias veces se anunció su reapertura, la fecha todavía no está. La obra está lista en el 80% y avanza, pero ante la imposibilidad de abrirlo para la temporada de invierno, la concesionaria apunta a que llegue en condiciones para el verano.

El primer anuncio fallido fue para la Vendimia de 2014, luego para la Semana Santa de ese mismo año y al ver que los tiempos no daban, prometieron la reapertura del hotel de Potrerillos para el verano. Nada de eso se concretó y nuevamente se puso como fecha tope la Vendimia, en este caso de 2015. Casi tres meses pasaron ya de la fiesta nacional y en el hotel continúan los trabajos.

La licitación de la obra estuvo a cargo del Ministerio de Turismo, comandado por Javier Espina, en 2011. Allí fue adjudicada a la empresa Nell-Joy Industries Mendoza SA, que forma parte del Gruppo Benenati y que invertiría más de $7 millones.

Lo que viene

El petit hotel de cuatro estrellas, ubicado dentro de un extenso predio de 18 hectáreas, está entrando ahora en la etapa final de su remodelación. La obra gruesa está lista y ya comenzaron la colocación del mobiliario.

Las demoras, asegura Espina, “no corresponden a ninguna razón extraña”.

Desde el ministerio permitieron extender los plazos de entrega ya que la inversión realizada por la empresa casi triplica la pactada en la licitación, alcanzando casi los $20 millones, lo que entienden como una “causa más que justificada”.

La estructura original del hotel de Potrerillos, es de estilo arquitectónico español no sufrirá modificaciones, aunque sí se realizarán ampliaciones y se están construyendo nuevas instalaciones.

Tendrá un salón de eventos, una nueva piscina, un espacio gastronómico reconstruido con tecnología de punta, un spa con gimnasio, más camas y cada habitación tendrá un baño privado.

“Estimamos que en los próximos meses va a estar inaugurado y será la recuperación de un espacio turístico emblemático para la provincia. Creo que la espera vale la pena porque tendremos un gran lugar para el turismo”, expresó entusiasmado Espina.

Otro de los aspectos innovadores es la recuperación de una casa, que en su momento era de servicio, que contará con treinta camas que se agregarán al resto de la capacidad de alojamiento.

Aunque no será un hostel, tendrá ese concepto y estará dirigido a un público más joven.

La empresa concesionaria deberá otorgar beneficios en cuanto a la asociación con empresas locales y también con relación a la educación. Para ello, en el pliego licitatorio se previó la realización de pasantías al estilo de hotel-escuela y la generación de nuevos puestos de trabajo para mendocinos.

Pura historia y patrimonio mendocinos

El Gran Hotel Potrerillos fue construido por el Estado provincial y abrió sus puertas el 25 de enero de 1942.

Este prestigioso hotel contaba con equipamiento de gran jerarquía para la época y era considerado de cinco estrellas, entre otras cosas por contar con un sistema de calefacción central.

En comparación con otros hoteles de mediados del siglo pasado, el de Potrerillos tenía mayor capacidad que el Termas de Villavicencio aunque no alcanzaba el nivel del Termas de Cacheuta.

De todas formas, logró convertirse en una atracción tanto para turistas locales como nacionales y extranjeros.

El objetivo actual del Ministerio de Turismo es que retome ese valor turístico y cultural que supo tener, para contar así con una nueva oferta que seguramente atraerá públicos de lo más diversos.

Mundialista

En el ’78. La selección de Holanda, en ese entonces apodada la Naranja Mecánica, eligió el hotel Potrerillos para alojarse. Para eso pidieron la construcción de una cancha de entrenamiento.

Será recuperada. Esa cancha estuvo abandonada durante muchos años pero forma parte de la remodelación y será renovada para que los turistas puedan practicar deportes.

Aportará el 4% de sus ganancias al Estado provincial

A pesar de ser una obra privada que por licitación fue adjudicada a la empresa Nell-Joy Industries Mendoza SA (integrante del Gruppo Benenati), el alojamiento le aportará importantes ingresos a la provincia de dos maneras diferentes.

Todos los turistas que lleguen a Mendoza dejarán dinero producto de sus visitas externas a la estadía, que incluyen paseos, compras y alimentación.

La otra forma es que la concesión le entrega a la firma la conducción del hotel durante los próximos 20 años, lapso en el que deberá entregarle al Estado provincial el cuatro por ciento de su facturación.

Fuente: Diario Uno
22/05/2015