El grueso de la deuda del Hotel Intercontinental es de tipo financiera e impositiva. Se espera que la Justicia avale el concurso de acreedores para regularizarla. La Provincia debe decidir si es causal de quita de la licencia.

Presionada por un pasivo cercano a los $ 400 millones, KLP, la sociedad responsable del Hotel Intercontinental, inició a fines de noviembre el pedido para avanzar en el concurso de acreedores.

Si bien la Justicia aún debe expedirse, todo podría derivar en la parálisis del casino Cóndor de los Andes (ex Winland) si la Provincia evalúa que su situación legal es causal de quita de la licencia como operador. Y disparar una batalla judicial entre el Gobierno y la firma concesionaria de la sala y del Hotel Internacional, que abrió el paraguas al interponer una medida cautelar para impedirlo.

Hoy el área jurídica del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJC) elevará un informe en base a un análisis del artículo del decreto 225 del 2001 que plantea el concurso preventivo como traba para operar casino. Desde la firma concesionaria del casino y del Hotel Intercontinental asumen que la cautelar es “ante la duda de una interpretación administrativa del Gobierno, para que sea inaplicable”.

De por sí, la magnitud del pasivo de KLP habla de una acumulación de compromisos impagos y de la complejidad del proceso, según como se resuelva.

Con una deuda global que supera los $ 19 millones solamente por impuestos provinciales y municipales, de prosperar la quita en paralelo al concurso tanto desde la gerenciadora del hotel Intercontinental como desde el IPJC consideran que la prioridad estará en el futuro de alrededor de 350 puestos de trabajo.

“La operación es lo más normal y transparente posible”, remarcó el gerente general del Intercontinental , Pablo Curtosi. En el registro de la Administración Tributaria Mendoza (ATM), la compañía que hasta hace dos meses era presidida por Rafael Garfunkel figura entre los principales deudores del Impuesto Inmobiliario, con $ 3.664.192,29 al tercer trimestre.

Pero la deuda se engrosa notoriamente con más de $ 15 millones en concepto de los períodos impagos de Ingresos Brutos. En tal sentido, cabe recordar que las salas de juego que operan en Mendoza dejaron de tributar un canon para abonar una tasa equivalente actualmente al 20% del gravamen más el 1,5% (antes era el 15%, y previamente el 3,5%).

Al monto parcial se suman otros $ 560.944 pendientes con el municipio de Guaymallén.

A la espera de un informe de los abogados del organismo, para el presidente del Instituto, Carlos Bianchinelli “más allá de lo que dispone la ley 5.775, existe la resolución 225 que fija que ninguna persona jurídica o física concursada puede acceder a una licencia estando en concurso. Lo que debe determinarse si resulta causal para la quita de concesión o pérdida de licencia. Si se le debe al Estado, el Estado es el acreedor y el que debe decidir”.

La postura discurre entre ese criterio, y también el que indica que no debería ser causal por ser contrario a la naturaleza de una convocatoria de acreedores: es decir, si se prohíbe operar al casino, al dejar de percibir ingresos difícilmente KLP podría hacer frente a los créditos que disponga la Justicia de concursos y quiebras. Precisamente, lo que planteó la firma a través de la cautelar.

La deuda y lo que viene

Como sea, la realidad golpea al Hotel Intercontinental, uno de los complejos hoteleros 5 estrellas y de entretenimientos con un historial de postergaciones, que durante la gestión del gobernador Francisco Pérez se había convertido en punto de encuentro de actos políticos de envergadura para el justicialismo nacional y provincial. Y también escenario de grandes eventos de los que Mendoza fue sede, como la última Cumbre del Mercosur en 2012.

“Nos presentaremos a verificar los créditos ante el juez, más allá de que la empresa había suscripto un plan de pago de Ingresos Brutos e Inmobiliario, y el impuesto Solidario Educativo, que registra un atraso de 50 días. Si caduca, se procederá a intimar y en definitiva a anular los planes a partir del 30 de diciembre, y luego informar al Instituto, que tiene el poder de policía, para que decida”, precisó el titular de ATM, Claudio Gil.

Ahora, es el 3er Juzgado de Procesos Concursales, a cargo de Pablo González Masanes, el que debe dictar el auto de apertura o rechazo del concurso.

“Del monto total (casi $ 400 millones), la mayor parte es de índole financiera. Luego sigue la deuda tributaria y también la comercial, es decir, con los proveedores. Es esperable que la resolución se conozca en las próximas semanas”, detalló Ignacio Urrutigoity, miembro del directorio de KLP y abogado patrocinante por la sociedad.-

En cuanto al propósito de la medida cautelar sobre la que el mismo magistrado debe resolver, según Urrutigoity se activaría ante una “interpretación administrativa” de Gobierno del decreto 225, “que violaría la pirámide normativa” si se inclina por quitar la concesión del casino.

Asimismo, según Bianchinelli la situación en torno al casino Cóndor de los Andes “no es fácil”, pero “ha mejorado mucho” desde que la Justicia ordenó la intervención por los problemas con los empleados por distintos problemas que terminaron con la sociedad que había entre KLP y sus socios rusos de Zulú.

La historia reciente

Los problemas financieros de KLP Emprendimientos empezaron a mostrar la punta del iceberg a principios de octubre, con la salida del empresario Rafael Augusto Garfunkel como número 1 de KLP.

Si bien desde el seno de la firma en un principio lo negaron (“es un cambio de autoridades normal en un directorio”), el relevo de Garfunkel ya era toda una señal que anticipaba la situación. Junto a Garfunkel y Goldzier, al frente desde que se ejecutó el proyecto y se puso en marcha el Intercontinental, también dejaron su lugar como directores clase A Jorge Daniel Grispo y Diego Peisajovich; en nombre de los accionistas Clase B, Claudio Stauber, y el síndico titular Marcelo Camerini.

A principios de julio, mientras se preparaba la salida de Garfunkel y su socio Pablo Goldsier al frente del directorio, aún se confirmaba que el sillón para los accionistas Clase B seguiría ocupado por Serhiy Dolhanov y que Alexandre Tchaly actuaría en nombre de los socios rusos.

Frases destacadas

“La resolución 225 fija que ninguna persona jurídica o física concursada puede acceder a una licencia.” Carlos Bianchinelli – Presidente del IPJC

“Verificaremos los créditos ante el juez, más allá de que la empresa había suscripto un plan de pagos.” Claudio Gil – titular de ATM

“La mayor parte de la deuda es financiera. Luego sigue la tributaria y también la comercial con proveedores.” Ignacio Urrutigoity – miembro del directorio de KLP

Fuente: Diario Los Andes
18/12/2014

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.