Abril fue el 13° mes consecutivo en el cual disminuyó el ingreso de viajeros extranjeros al país. En el mismo período, el emisivo no ha dejado de tener crecimientos interanuales de dos dígitos.

Cambio de Gobierno mediante, en el último año nada ha cambiado en las estadísticas gruesas del turismo internacional para Argentina: el receptivo sigue perdiendo terreno respecto a los records de 2014, mientras que el emisivo continúa creciendo de a dos dígitos.

PANORAMA RECEPTIVO

Según los datos difundidos la semana pasada por el Indec, abril fue el 13° mes consecutivo (después de un 2014 récord) en el cual disminuyó el ingreso de viajeros extranjeros al país a través de Ezeiza y Aeroparque, acumulando una retracción del 7,4% en el primer cuatrimestre de 2016. Eso significa aproximadamente 61 mil visitantes menos.

La reducción interanual no está afectando a todos los mercados por igual. De hecho, los arribos desde Estados Unidos y Canadá crecieron en abril un 14,2%, los de Europa lo hicieron un 2,9% y los de larga distancia (categoría Resto del Mundo, que incluye a China y Oceanía, por ejemplo) pegaron un salto del 24,5%.

Lo que explica el opaco momento del receptivo son los marcados descensos en el flujo proveniente de la región, que habitualmente generaba 6 de cada 10 arribos. Por ejemplo, la merma de brasileños en el primer trimestre superó el 40% (en abril fue del -22,4%). De hecho, en los tres primeros meses llegaron por Ezeiza y Aeroparque menos de 84 mil turistas del país vecino. En 2014 en ese mismo período habían arribado 150 mil, casi el doble que en la actualidad.

Tampoco es menor el repliegue del mercado chileno que cayó un 11% en lo que va del año, una cifra similar al descenso en el arribo de uruguayos y de los países del resto de América.

Por ahora no se puede saber cuánto impacta este repliegue en la generación de divisas para el país, ya que desde que se volvieron a editar los informes bajo la nueva conducción del Indec no se incluyen datos referidos al gasto total ni al diario promedio. “Se está analizando su imputación”, explicaron desde el organismo.

MÁS QUE RECUPERADOS

La contracara fue el emisivo, que en el primer cuatrimestre tuvo un repunte del 25% en las salidas de argentinos al exterior, contra un 2015 en el cual ya había equilibrado las bajas de 2014.

Además se trata del 14° mes consecutivo en que el emisivo tiene crecimientos interanuales de a dos dígitos desde que se inició la recuperación del pésimo 2014.

El trabajo del Indec no sólo ya no considera los gastos, sino que hasta enero de 2017 “por mejora metodológica” no contará con variaciones interanuales según los mercados.

Así y todo, de la comparación con los informes de 2015, se desprende un panorama heterogéneo. La mejor parte se la llevan los viajes a Europa, que se habrían duplicado en el primer trimestre, y las salidas hacia Estados Unidos y Canadá, que crecieron un 60%. Los viajes a Brasil también aumentaron un 22%. El resto de los mercados se mantuvieron relativamente estables, salvo un descenso de casi el 7% de las salidas de Ezeiza y Aeroparque hacia Chile.

BALANCE ROJO

Así las cosas, como balance del primer cuatrimestre de 2016, el saldo entre receptivo y emisivo fue desfavorable en 338 mil arribos a Ezeiza y Aeroparque.

Fuente: Ladevi
22/07/2016

Artículos Relacionados