En medio de una cuarentena prolongada que lo convierte en el sector más golpeado, el sector turístico completa un “combo” de ayuda financiera para sobrevivir. A la línea de créditos blandos que el Fondo de Transformación de Mendoza habilitó en junio con 1 año de gracia, se suman subsidios nacionales del FACT (Fondo de Auxilio y Capacitación al Turismo) para que pymes hoteleras, restaurantes y agencias de viajes puedan pagar 50% de los salarios o solventar gastos corrientes y de promoción al menos hasta marzo del 2021.

Hasta el momento, $50 millones ya están comprometidos en préstamos sobre alrededor de 320 solicitudes, según datos del Emetur (Ente Mendoza Turismo) y el Fondo. Al menos 50 empresas firmaron contrato y empezaron a recibir los desembolsos, en tanto otras 270 carpetas están en evaluación todavía: aunque la línea arranca en $150 mil (hasta 5 empleados) tiene un tope de $2,5 millones (para firmas con más de 25) los montos otorgados promedian los $400 mil.

Frente a un horizonte incierto para volver a la actividad, los beneficiarios saben que recién deberán empezar a devolverlos en el segundo semestre del 2021 y hasta en 24 cuotas, con una tasa subsidiada equivalente al 50% de la TNA del Banco Nación.

“Se está logrando una distribución bastante federal, con asistencia a operadores de casi todos los departamentos de la provincia. Y si bien la mayor demanda proviene de gastronomía y hotelería, e incluso agencias de viajes, llega también a servicios conexos como iluminación y chocolaterías”, detalla Aldana Pizarro, del Emetur (Ente Mendoza Turismo).

El alcance de la ayuda mixta

Para Ariel Pérez, presidente de la AHT (Asociación de Hoteles y Turismo) “es importante porque toda medida que apunta a la recuperación es bienvenida, pero no alcanza a todo el mundo pensando, optimista, en una recuperación a dos años. Lamentablemente la crisis que atraviesa el sector no discrimina entre pequeñas empresas y hoteles cinco estrellas”.

Pérez, al frente de una entidad donde más del 50% no son pymes, observa que se le planteó al ministro de Turismo nacional, Matías Lammens esa situación, a través de un escrito de 6 puntos. “Hubo entendimiento, pero todavía falta traducirlo en medidas”.

Con el formulario de inscripción para el FACT a la vista, Pablo García de Amavyt  (Asociación Mendocina de Agencias de Viajes y Turismo) coincide aunque no sin rescatar la importancia del “combo”. La cámara agrupa a 160 agencias, sobre unas 400 inscriptas en Mendoza según el registro del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación.

“Peor es nada. Lo de Nación es bueno por ser subsidio, pero habrá que ver cómo y a quién se lo dan. Recién llegan los formularios de inscripción, pero es un combo bueno porque el problema de las agencias es que la mayor parte de la ayuda son préstamos, que habrá que devolver y se sumará a las deudas de alquileres, formulario 931 y sueldos, y demás”, analiza García.

La buena nueva para los operadores del rubro es que, aunque algunos ya recibieron ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción), que fueron reduciéndose en los dos últimos meses, y también créditos de la Provincia, las ayudas no son excluyentes. Los FACT, que se otorgan a razón de 1 salario mínimo por empleado, son una especie de ATP “a medida” del turismo: provienen de un préstamo del BID que canaliza como aportes no reintegrables el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación a cambio de capacitar al personal para la “pos-pandemia”.

“Los FACT son exclusivamente para mipymes del sector turístico, que se reintegran sobre la nomina de empleados. A su vez, lo del Fondo son prestamos, y se puede  acceder paralelamente a ambos”, aclaran al respecto desde el Emetur.

Fuente: Sitio Andino Digital
24/08/2020

Artículos Relacionados